Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

sábado, 8 de julio de 2017


TOMMY EL BAT

 
EL JUEGO CLASICO DEL BEISBOL
DAVID REYES

Pocas veces se ve un juego de 1-0 como el que se dio en  Monterrey el viernes ante más de 10,000 aficionados reunidos en la hermosa casa de los Sultanes  y  los Diablos Rojos lograron frenar de esta manera su mala racha que los llevó a tres derrotas seguidas en Monclova. David Reyes fue el pitcher ganador para llegar a ocho victorias en otro buen año para el una vez tan prometedor novato que se ha establecido  como un pitcher destacado de nuestro Beisbol. No hay que olvidar que hace  un año logró Reyes 12 victorias para darle una gran temporada a los Diablos. En esta ocasión lanzó  Reyes por seis entradas y entonces vino el zurdo Carlos Vázquez con el mejor trabajo que le hemos visto en su paso por los Rojos  ya que retiró la septima entrada con tres bateadores y tres ponches. Estamos  hablando que le puso el cascabel a un gran gato ya que Sultanes  es el llder de la zona norte y el mejor equipo ofensivo de toda la Liga Mexicana. Vázquez trabajó una entrada y dos tercios en que a ceptó un hit y fue relevado por el cerrador Nathanael  Santiago que trabajó  una entrada y un tercio para anotarse su juego salvado 16 de la temporada.
 
 

La solitaria carrera del clásico duelo se dio en  la quinta entrada  cuando Emanuel Avila bateó un doblete, avanzó a tercera en un toque de Yousamat Cota en el que también hubo un error y anotó  en elevado de sacrificio del catcher Hans Wilson al jardín izquierdo. Fue la única carrera de este duelo que le tocó perder al derecho  César Carrillo aunque tuvo un juego de nueve ponches en seis entradas de trabajo.
David Reyes ha sido un pitcher confiable en un cuerpo de abridores incierto que han tenido este año los Diablos con a muy malas temporadas de los zurdos Juan Pablo Oramas y Efrén Delgado. Y   al mismo Arturo López le ha faltado consistencia que es el mejor atributo de David Reyes. Con sus cuatro días de descanso está listo para un buen esfuerzo del ciento por  ciento y  no me cabe la menor duda que  rinde  mejores  dividendos de pitcher abridor que de relevista en donde lo  han tenido  en las últimas temporadas en la pelota de invierno. Fue precisamente en un relevo  en qu la Serie del Caribe en el entonces nuevo estadio de Hermosillo tuvo Reyes su trabajo más recordado cuando estuvo sensacional contra los poderosos bateadores de la República Dominicana. Fue en aquel inolvidable certamen en que a fin de cuenta los Yaquis de Ciudad Obregón ganaron la gran serie ganando el juego decisivo  a los Dominicanos con un cuadrangular de Doouglas Clark decidiendo el partido en la entrada número 18 de una batalla que terminó  ya en horas de la madrugada. Ahora en invierno vamos a tener al mismo  Miguel Ojeda como nuevo manager de los Yaquis de Ciudad Obegón por lo que va a contar igualmente con los servicios de un David Reyes que de ser considerado  un muchacho maravilla no pudo alcanzar las altas expectativas  que había generado pero  logró hacer ajustes para establecerse como un brazo confiable para su maneador. Ya son 20 victorias las que ha sumado en sus dos últimos años y todavía le quedan varias salidas más para el  derecho nativo de Los Mochis.         

No hay comentarios:

Publicar un comentario