Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

jueves, 22 de junio de 2017

TOMMY AL BAT

ACOSTA ES EL BRAZO DE ORO

El joven Octavo Acosta se ha convertido en su segundo año de Liga Mexicana en el brazo de oro de los Diablos Rojos que tanto necesita un manager para poder tener todavía  aspiraciones al play off. El miércoles aprovechó su estancia en el puerto de Veracruz, un paraíso  para los pitchers, y lanzó un formidable juego de solamente ceros por siete entradas en que aceptó tres hits y ponchó a 10 para que los Diablos vencieran al Aguila de Veracruz por 3-1. Su record en la actual campaña es un formidable 8-1 y su promedio de efectividad lo bajó a 3.03.
OCTAVIO ACOSTA

El miércoles se trenzó Acosta en un duelo de pitcheo con el  “iitaliano” Maestri que estuvo con el equipo de ese país en el pasado Mundial y logró mantener la ventaja que les dio un cuadrangular de Ramón Urías en la primera  entrada. El puerto de Veracruz siempre ha sido uno de los mejores escenarios para los pitchers  y siempre recordaré las tremendas curvas que lanzaba en ese puesto aquel pitcher zurdo Jesús Robles que comenzó su carrera con los Diablos para luego ser cambiado a los Tigres. En el puerto jarocho la gran curva le crecía al doble de la que enseñaba en los juegos en la capital. Y Octavio Acosta tiene un muy buen “gancho” que combina con la velocidad que tiene y que es suficente. Para los Diablos ha sido Octavio Acosta por mucho su pitcher abridor del año y no hay que olvidar que en invierno tuvo sus salidas con los Charros de Jalisco antes de venir a reforzar a los Diablos Rojos para hacerlos bicampeones en la Liga Invernal Mexicana.

ACOSTA ÚSO SOLAMENTE CEROS

Fue por cierto en un Juego de Estrellas en el Parque Deportivo Veracruzano allá por 1964 cuando el pitcher cubano Mike Cuellar de los Sultanes de Monterrey tuvo aquella salida impresionante en que se enfrentó por única vez a su compañero en el equipo regio, el gran Héctor Espino y en una batalla espectacular en el marco del juego de Mexicanos contra Extranjeros logró poncharlo. Ese año fue cuando Espino puso su record  de 46 jonrones en una temporada de la Liga Mexicana. Mientras tanto Mike Cuellar dio el brinco a Ligas Mayores para luego hacerse de gran fama como estrella de los Orioles de Baltimore en donde ganó un Trofeo Cy Young. Luis Tiant y Cuellar son dos pitchers antillanos que de la Liga Mexicana fueron luego a la gran carpa para ganar títulos  de pitcheo y demostrarle a los más incrédulos en Estados Unidos que en la Liga Mexicana se jugaba muy buena pelota.
MIKE CUELLAR


Los Diablos jugarán este fin de semana en Oaxaca contra el hermano Guerreros en batallas tricolores y en que los dos equipos están muy necesitados de triunfos para poder seguir aspirando a un lugar en la post temporada. Los Rojos volverán al Parque “Fray Nano” el martes próximo para tener series contra los mismos equipos que visitaron esta semana, Aguila y Guerreros. Y como decía aquel cubano de los buenos tiempos, hay que aprovecharse ahora que hay chance. Y ya llevan 57 años sufriendo de las penurias del comunismo a ritmo de rumba fatal.           

No hay comentarios:

Publicar un comentario