Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

lunes, 1 de mayo de 2017

TOMMY AL BAT

LUIS RODRIGUEZ OLMO FUE EL DIMAGGIO BORICUA

DE todos los jugadores que firmó Jorge Pasquel para la Liga Mexicana en sus “temporadas de oro” de 1946 y 1947 cuando el magnate veracruzano le declaró la guerra a las Ligas Mayores no me cabe la menor duda que el que nos mostró más clase que ninguno lo fue el jardinero boricua Luis Rpdríguez Olmo. Estuvo primero con los Diablos Rojos del México de Ernesto Carmona para hacer una pareja impresionante con el jardinero cubano Roberto Ortiz que fue líder de la liga en jonrones por cuatro años seguidos pero en ese mismo primer año de 1946 los Diablos necesitaban con desesperación de un buen catcher y Pasquel cambió a Olmo que se lo llevó a sus Azules del Veracruz por el receptor cubano Salvador “Chico” Hernández.

LUIS OLMO DERECHA CON JORGE PASQUEL Y DANNY GARDELLA

Olmo jugó luego todo 1947 con los Azules y nos dejó una profunda huella de gran Beisbol. Era un jardinero completo que brillaba intensamente a la defensiva y con un brazo al estilo de Roberto Clemente. Recuerdo haberle visto tiros largos y potentes para eliminar a corredores enemigos que querían anotar y con el bat este número  21 en la espalda del uniforme dio sus buenos batazos, varios de ellos sobre la barda izquierda en el Parque Delta de gratos recuerdos en que varios de los jonrones a la izquierda llegaban a aterrizar en el Panteón Francés.

OLMO CON LOS DODGERS

Cuando Pasquel le arrebató a Olmo a los Dodgers de Brooklyn era uno de los jardineros titulares en el famoso equipo y en 1945, el último de los años de las llamadas temporadas de guerra, bateó para .313 en las Mayores con 10 jonrones y fue campeón de la Liga Nacional en triples con 13, empujando hasta 110 carreras. Se convirtió en el primer jugador nativo de Puerto Rico en ser titular en un equipo de Grandes Ligas.
Sin embargo para 1946 y cuando muchos de los estrellas del Beisbol regresaban a la gran carpa después de haber servido en la armada durante la segunda guerra mundial, Olmo aceptó un gran contrato que le dio Jorge Pasquel ´para venir a jugar en la Liga Mexicana y nos dio dos años inolvidables a los aficionados mexicanos.

OLMO BATEA EN EL PARQUE DELTA

Lo califico como el Joe DiMaggio boricua porque además de ser un gran jugador tenía una inmensa categoría para  moverse en el diamante. Hace unos días llegó la noticia procedente de Puerto Rico sobre el fallecimiento del que fuera gran jugador y el gran Dios le dio una larga vida a Luis Olmo que tenía ya los 97 años de edad. Nunca olvidaré la Serie del Caribe de 1995 en San Juan, Puerto Rico, cuando los boricuas armaron su célebre “Dream Team” y le dedicaron el torneo a Luis Rodríguez Olmo, en cuyo honor hay uno de los estadios en la isla del encanto. En esa ocasión y antes de la ceremonia inaugural tuve la dicha de charlar con él en el terreno de juego por un buen rato y me dijo que estaba muy satisfecho de su carrera y que Pasquel lo había tratado maravillosamente. No se arrepentía de haber dejado las Ligas Mayores  que suspendió a los jugadores que se habían ido hasta que un juez los quitó el castigo. Olmo regresó con los Dodgers en 1949 a tiempo para tomar parte en la Serie Mundial en que le bateó un jonrón al famoso relevista Joe Page de los Yanquis.
OLMO CON BROKLYN


Gran estrella en muchos torneos invernales de Puerto Rico fue el Más Valioso en una Serie del Caribe y en una ocasión llegó a jugar en la fuerte pelota cubana con los Rojos del Habana. Descanse en paz Luis Olmo y muchas gracias por haber venido a jugar a México.      

No hay comentarios:

Publicar un comentario