Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

miércoles, 24 de mayo de 2017

TOMMY AL BAT

LA GRAN RIVALIDAD EN CANCUN

La gran rivalidad de Diablos Rojos y Tigres se trasladó a Cancún en donde el Parque Beto Avila estuvo de ambiente festivo con bastante público para que se pudiera palpar a través de la televisión que la pasión por estos juegos ha atrapado también al paraíso tropical. Aunque el martes es considerado por los expertos en Liga Mexicana como el peor día para poner un juego de Beisbol tuvimos bastantes aficionados en el graderío  y, sobre todo, mucha animación. Los Diablos Rojos dejaron escapar ventajas en el marcador y las dos  veces que tomaron la delantera vieron a un Tigres venir de atrás para no solo empatar sino ganar el primero juego de la serie por 7-6  con un ex diablo siendo el factor ofensivo más importante de los felinos ya que el venezolano René Reyes bateó  de 4-3 y produjo tres carreras.

EMANUEL AVILA

Un cuadrangular de tres carreras de Emanuel Avila le había dado una buena ventaja de 4-0 a los Diablos en la primera parte de la batalla pero el zurdo Efrén Delgado no salió en una buena noche y pronto los Tigres empataron a cuatro con un cuadrangular de René Reyes empujando las tres carreras de la igualada. Nuevamente los Rojos  tomaron ventaja de 6-4 con un hit de Ramón Urías pero nuevamente los felinos los alcanzaron.
Con el juego igualado a seis carreras los Tigres anotaron en la séptima entrada la carrera que sería del gane con un doblete de Christian Marrero sobre el relevista Carlos Vázquez y un wild de Ulises López para que entrara la anotación que iba a ser de la diferencia. Es curioso como al igual que aquel tango famoso, “la historia vuelve a repetirse” en juegos de Beisbol. El viernes pasado los Diablos dejaron escapar una ventaja de cuatro carreras para perder con Puebla con malos relevos de Vázquez y de López, quienes volvieron a fallar en el juego del martes. Carlos Vázquez se enfrentó a Marrero, un pelotero cubano nacido en Miami, quien le conectó un doblete por la banda contraria para dejar corredores en tercera y segunda. Relevó entonces Ulises López que está peleado con su control y en un wild entró la carrera que sería mortal.  

EFREN DELGADO

Todavía en la octava entrada los Diablos tuvieron su última gran oportunidad cuando llenaron la casa con dos outs para que trajeran al zurdo José Meraz para ponchar a Iván Terrazas. Algo similar sucedió en el juego del viernes pasado y tal parece que nos estaban poniendo el martes la misma película que ya se había visto. Mismas situaciones y mismos resultados.
Ya en la novena entrada con dos outs vino el cuarto hit en la noche para Emanuel Avila pero Hans Wilson, que reapareció con los Diablos, dio un batazo candente que atrapó el primera base  Sergio Contreras para de esa manera terminar el emocionante partido. Los Diablos no han podido resolver sus problemas en el catcheo y Hans Wilson viene por otra oportunidad.

Ahora la confrontación anual entre Diablos y Tigres está empatada a dos triunfos por bando cuando quedan dos juegos por celebrarse en Cancún. Los Rojos quedaron con un record de 25-24 por un 21-22 que muestran los Tigres.    

No hay comentarios:

Publicar un comentario