Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

jueves, 25 de mayo de 2017

TOMMY AL BAT

EL AGUILA HA SORPRENDIDO

CUANDO la Liga Mexicana no sabía si iba a poder tener los mismos 16 equipos que ha tenido en los últimos años surgió la idea de invitar al Aguila de Veracruz para que se tomara un año de vacaciones y de esa manera jugar el circuito con 14 equipos. Se hacían conjeturas de que el Aguila, ya sin la ayuda del gobernador que ahora está detenido en Guatemala, iba a poder parar su equipo para la temporada de 2017. Sin embargo no llegó afortunadamente el año sabático para el Aguila que se las arregló para armar su equipo y actualmente está dando la sorpresa en la temporada que vivimos. 


Ha sido el equipo más  enrachado en las últimas series y lo tenemos colocado en el cuarto lugar de la zona sur con record de 22-24 y a solo medio juego del segundo sitio que comparten Tigres de Quintana Roo y Pericos de Puebla. El Aguila tuvo un mal inicio como se podía esperar en un equipo de la transición política a la deportiva pero se han podido recuperar para estar, por ahora, en la zona de confort que les daría un lugar en el play off. Ya son varias veces en su historia que el Aguila es exactamente como el ave Fénix de la mitología que se recupera de sus cenizas para volver pujante. Varias veces se ha ido de la Liga Mexicana para regresar y es uno de los equipos que en el 2012 puso final a su sequía de campeonatos al conquistar la final en la serie por la corona contra Rieleros de Aguascalientes. Aguila ganó los dos últimos juegos en su casa y logró su primer cetro desde 1970 cuando el muy recordado don Pablo Machado fue el gran jefe del club. El mismo magnate azucarero cubano se cansó por la poca asistencia al Parque Deportivo Veracruzano y vendio la franquicia a Aguascalientes en 1975.
JOSE ANTONIO MANSUR

Pero el Aguila es de esos equipos que no aceptan el no por respuesta y estuvo de regreso a la Liga Mexicana, habiendo estado ya por varios años el estimado José Antonio Mansur al frente del equipo.
Al hacer los pronósticos para la temporada y muy de acuerdo al carnaval que se vive cada año en el puerto se pensó que era un equipo “comparsa” para el año beisbolero. Ser “comparsa” es un equipo que no va a ninguna parte, pero resulta que el Aguila puede vivir sin el señor Duarte y lo tenemos por ahora apuntado para el play off.



No hay que olvidar que fue el llamado glorioso Aguila el que puso a vestir de frac a la Liga Mexicana con la espectacular contratación de Martín Dihigo, el fenómeno de su tiempo en el Beisbol hispano y en el de color sepia. Ninguna contratación  de Jorge Pasquel en su guerra a Ligas Mayores se pudo comparar a la contratación del maravilloso don Martín que hizo historia de oro en nuestro circuito y aparece en varios de los records monumentales que se encuentran cada año en ese gran libro que edita la Liga Mexicana y que se llama el “Quién es Quién”. Fue precisamente Martín Dihigo el que le dio al Aguila sus dos primeros campeonatos en 1937 y 38. Y tan solo el que tuviera en sus filas a Dihigo hace bueno el nombre de guerra de glorioso que ha acompañado al equipo rojo por años y años.      

No hay comentarios:

Publicar un comentario