Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

domingo, 2 de abril de 2017

TOMMY AL BAT

EL ARTE DE BATEAR

TED WILLIAMS Y JOE DIMAGGIO


Ted Williams, el último bateador de .400 en una temporada de Ligas Mayores, llegaba a comentar seguidamente que batear bien es un arte y que batear era lo más difícil que había en todos los deportes que existen. Grandes atletas de otros deportes como el basquetbolista Michael Jordan y el jugador de Futbol  Americano, Tim Tebow últimamente, han tratado de triunfar igualmente en el Beisbol pero se han encontrado con que lo que decía Williams era totalmente verdad: batear es lo más complicado de todo.
Yogi Berra llegó a hacer aquel famoso comentario que no se puede pensar y batear al mismo tiempo pero en realidad el poder llegar a batear bien es el resultado del estudio de las habilidades deportivas de cada persona. Hemos visto como en el principio de esta campaña el joven veterano, Iván Terrazas, ha llegado a perfeccionar su swing ya que parece poder manejar el bat como los grandes espadachines movían sus sables en las historias de aventura que nos relató Alejandro Dumas y sus Tres Mosqueteros.


IVAN TERRAZAS
La experiencia y el estudio de la ciencia de batear le han dado a Iván un conocimiento muy completo de lo que puede esperarse de si mismo a la hora de hacer el swing. Es un bateador zurdo que tiene poder por lo que los pitchers contrarios tratan de dominarlo en la mayoría de las veces con pitcheos hacia afuera del plato pero Terrazas ha logrado manejar el bat de tal manera que puede producir un gran número  de batazos de hit por la banda contraria y si el pitcher le viene por la parte de adentro todavía tiene tiempo para jalar la pelota. El domingo dio un total de tres hits y está bateando para .571 en los tres primeros encuentros de la campaña. Sus hits cayeron por todos los espacios de hit que hay en el terreno de juego y bien dijo  aquel gran bateador  Wee Willie Keeler que hay que poner el batazo en donde no hay ningún enemigo.
Y como explicaba Ted Williams: es tan difícil  batear que si en 10 turnos se conectan tres hits es que se está bateando por los mágicos .300 y con ello se es un buen bateador.
El domingo el segundo hit de Terrazas fue un doble por el terreno corto del jardín central que produjo las dos carreras con que los Diablos Rojos quedaron a punto de ganar pero los Acereros de Monclova empataron ya con dos outs en la octava y luego anotaron en la novena la carrera del gane para llevarse la primera serie de la campaña.



Terrazas es un bateador de .336 en 11 años que lleva de Liga Mexicana, habiendo comenzado con Acereros precisamente su carrera mexicana para luego ser obtenido por los Diablos en aquel famoso cambio por Saúl Soto. Iván se repuso de aquella fractura en tobillo en el 2013 para convertirse todavía en mejor bateador en esta nueva etapa en que ha podido juntar la experiencia con todavía el vigor de la juventud. Igualmente se ha hecho jun buen primera base defensivo además de ser un guante dorado en el jardín izquierdo. Vale la pena que usted como aficionado siga de cerca cada paso de Terrazas al consumir cada uno de sus  turnos para convencerse que Ted Williams tenía toda la razón del mundo al decir que batear era todo un arte.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario