Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

lunes, 27 de marzo de 2017

TOMMY AL BAT

FARO DE LUZ QUE ILUMINA






MARCO ESTRADA

LA designación de Marco Estrada como pitcher abridor para el juego inaugural de los Azulejos de Toronto en la temporada que está por iniciarse aparece como un faro de luz que ilumina entre los problemas que han tenido los jugadores mexicanos que entrenan en Las Ligas Mayores y después de las malas actuaciones de nuestros jugadores de la gran carpa en el pasado Mundial. El que un pitcher mexicano sea elegido para inaugurar la campaña de un equipo hace recordar naturalmente los años formidables que tuvieron Fernando Valenzuela y Teodoro Higuera en el mejor Beisbol del mundo y que también vivieron sus partidos en que comenzaban lanzado el primer juego de la temporada para su equipo.


Nunca se olvidará aquella inauguración de 1981 en Los Angeles cuando sorpresivamente el manager Tom Lasorda, en un toque de una audacia suprema como manager, decidió reemplazar por lesión a su abridor del juego inaugural, Jerry Reuss, por el novato zurdo Fernando Valenzuela que había tenido un gran entrenamiento primaveral pero que iba a realizar apenas su primera apertura en las Grandes Ligas. Nunca en la historia  de Ligas Mayores ha habido un caso parecido en que un manager le brinde la oportunidad a un novato como pitcher en sustitución al abridor que había  nombrado. Lo demás es historia. Allí mismo, en aquella inauguración de 1981 en que Valenzuela ganó el juego inaugural angelino por 2-0 se inició la “Fernadomanía” que acompañó al lanzador mexicano y a todo el  Beisbol a través de bastante tiempo.

EL TORO

Igualmente Teodoro Higuera, convertido en el mejor pitcher de su equipo Cerveceros de Milwaukee, llegó a ser elegido para comenzar la temporada lanzando para su equipo y lo cual es todo un honor.
Aquel fabuloso pitcher Bob Feller, el de la bola de humo, siempre abría la campaña lanzando por los Indios de Cleveland y en una ocasión logró un juego sin hit y sin carrera para ser única ocasión en la historia que se lanza un  juego de esa naturaleza en un juego de apertura. Nunca se ha repetido esa historia a través de tantísimas inauguraciones que se han vivido en la hIstoria de las Ligas Mayores.

TEODORO HIGUERA


Ahora es Marco Estrada el que recibe la distinción de abrir la campaña por su equipo para una buena gran noticia dentro de otras malas como la de Luis Cessa siendo regresado a Ligas Menores por Yanquis y el manager Dave Roberts sin darle al joven Julio Urías  la misma confianza que Tom Lasorda con Fernando Valenzuela en aquel chispazo genial del manager de los Dodgers. Acabamos de vivir un Mundial en que el pitcher mexicano Roberto Osuna y el veterano Oliver Pérez dejaron escapar una ventaja de cuatro carreras en el juego contra Italia mientras que Adrián  González le quedó a deber al compilador por lo mal que bateó y es por ello que el anuncio del manager de los Azulejos al nombrar a Marco Estrada como su pitcher abridor para la inauguración es un faro de luz que ilumina en unos momentos en que el mar de Grandes Ligas está mostrando una oleaje adverso para nuestros jugadores.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario