Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

viernes, 31 de marzo de 2017


FALLECIO RUBEN AMARO

PRIMER GUANTE DE ORO MEXICANO

 Rubén Amaro, quien fue el primer jugador mexicano en ganar un Guante de Oro en las Ligas Mayores, falleció según informaron los Filis de Filadelfia el  viernes en la ciudad de Miami, Amarito tenía  81 años de edad y su padre fue el formidable Santos “Canguro” Amaro que hizo historia al jugar en la pelota mexicana y en la de su nativa Cuba por muchos años. Santos Amaro, nacido en el pueblo de Aguacate, provincia de La Habana en Cuba,  se quedó a vivir en la ciudad de Veracruz y su hijo Rubén nació en la ciudad de Nuevo Laredo, Tamaulipas, hace 81 años. Santos y Rubén fue la primera combinación de padre e hijo en ser elegido al Salón de La Fama del Beisbol mexicano, lo cual luego se repitió con los directivos Chara y Roberto  Mansur así como Juan Manel Ley y su padre.

SANTOS AMARO

Rubén creció jugando al Beisbol en el puerto de Veracruz y fue parte de la Selección Mexicana que peleó por la medalla de oro con Venezuela hasta el último juego en los Juegos Centroamericanos de 1954 celebrados en la ciudad de México. Después de eso se hizo profesional con la organización de los Cardenales de San Luis con los que debutó en las Ligas Mayores.

AL LLEGAR A LOS FILIS

Fue sin embargo al ser cambiado a los Filis de Filadelfia en donde se hizo de un lugar en las Grandes Ligas y se convirtió en el mejor shortstop defensivo de la Liga Nacional en 1964 cuando fue premiado con Guante de Oro. En aquel 1964 los Filis estaban en primer lugar con muy buena ventaja ya al final de la campaña pero se desplomaron para ser rebasados por los Cardenales que ganaron la corona, Sin embargo más adelante  y como coach de tercera base de los Filis de Filadelfia manejados por Dallas Green que tuvo  Rubén su triunfo en la Serie Mundial de 1980 cuando le ganaron a los Reales de Kansas City.

CON LOS YANQUIS

Rubén Amaro fue parte de los Yanquis de Nueva York en par de temporadas y vino con ese famoso equipo a la ciudad de México cuando jugaron en 1968 partidos de exhibición contra los Diablos Rojos y Tigres en el Parque del Seguro Social. Siempre fue famoso por su gran defensiva y el gran brazo que tenía, aunque nunca pudo llegar  ser un buen bateador como lo fue su padre.
Muchas veces platiqué con Rubén Amaro y me llegó a comentar que el coach de bateo de los Cardenales, Harry Walker, quien había sido campeón de bateo un año en la Liga Nacional, le cambió su manera de batear y eso lo perjudicó bastante a la ofensiva,
Su carrera en el Beisbol fue tan larga como su vida ya que después de ser jugador estuvo muchos años en diferentes empleos beisboleros como el de buscador, instructor y manager de los equipos sucursales. En la Liga Mexicana llegó a manejar en una temporada a los Petroleros de Minatitlán.


Al quedarse a vivir en Venezuela allí se casó y manejó  con éxito en la liga invernal de ese país, ganando en una ocasión una Serie del Caribe. Fue igualmente directivo de equipos venezolanos.  Curiosamente el que fuera su jefe por varios años, el manager Dallas Green, falleció hace solamente unos cuantos días a la edad de 82 años.
En la vieja Liga de la Costa del Pacífico llegó a jugar con los Venados de Mazatlán manejados por Memo Garibay y recuerdo que fue la primera vez que lo vi jugar durante la serie final por el campeonato invernal de 1955 contra los Petroleros de Poza Rica que con George Genovese de manager habían ganado la corona de la Liga Veracruzana,
Con los Yanquis fue compañero de Mickey Mantle y Roger Maris, pasando luego a los Angelinos de California. Nació el seis de enero de 1936 y pasó un total de 58 años en el Beisbol. Uno de sus cuatro hijos Rubén Junior fue jugador y luego gerente de los Filis. Actualmente está como coach de primera base de los Medias Rojas de Boston después de haber sido cesado por los Filis.
Todo el mundo elogió siempre su gran trabajo defensivo y llegó a los Cardenales durante la temporada de 1958. Con ese equipo y cuando era apenas un joven pelotero viajó al Japón para una jira de juegos de exhibición.

SANTOS AMARO CON ALMENDARES

Amaro tuvo precisamente en 1964 su mejor año bateador en Ligas Mayores con un promedio de .264 pero se le negó la Serie Mundial con el desplome del club manejado por el famoso manager Gene Mauch. En 1969 tuvo su último año en la gran carpa con los Angelinos a donde había llegado un joven mexicano llamado Aurelio Rodríguez. Fueron compañeros de cuarto según me platicó.

Como buscador llegó a firmar entre otros a Julio Franco y Georg Bell. También trabajó on Cachorros, Medias Blancas y Tigres en diferentes empleos. Le sobreviven su esposa Lilia, cuatro hijos y siete nietos. Descanse en paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario