Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

martes, 21 de febrero de 2017

TOMMY AL BAT

URIAS CONTINUA TRADICION

A través de su rica historia los Diablos Rojos han sido pródigos en contar con muy buenos segundas bases que son una parte tan importante en un equipo de Beisbol y en la época que vivimos el joven Ramón Urías  continúa en la lista de los grandes camareros escarlatas. Con gran versatilidad, Urías puede hacer igualmente muy buen trabajo en las paradas cortas que es donde jugó en el invierno con Los Mochis, pero Roberto Mansur me manifestó que los Diablos lo quieren en la segunda colchoneta.


RAMON URIAS

A través de los tiempos y tomando en cuenta bastantes años con el equipo podemos colocar a Vicente Verdugo, Ramón “Abulón” Hernández y Armando Sánchez formando la trilogía como los mejores segundas bases que han pasado por el equipo a través del tiempo.


ABULON HERNANDEZ

Abulón Hernández tuvo una carrera de 15 años con los Diablos siempre, en que bateó para .293,  seis jonrones y 570 carreras empujadas. Vicente Verdugo pasó 19 años en Liga Mexicana para batear .299 con 37 cuadrangulares y 712 carreras empujadas, estando los primeros 10 años con los Diablos. Armando Sánchez terminó con .307 de porcentaje en 19 años también de Liga Mexicana, 10 de ellos con los Diablos, conectando 30 jonrones y empujando 631 carreras. Precisamente llegó Armando Sánchez cuando el “Abulón” se acababa de ir y procedió a tener una formidable carrera que pudo haber sido todavía mejor si no sufre aquella fractura en una pierna por una barrida asesina de Mike Cole en la segunda base.

VICENTE VERDUGO

Vicente Verdugo estuvo en la segunda etapa de Cananea Reyes como manager de los Diablos y al igual que el Abulón comenzó jugando las paradas cortas, también la tercera base, antes de ser colocado en la segunda base donde nos dio años fantásticos de gran defensa y un bateo mucho más que aceptable. El entonces compañero del periódico donde trabajábamos, Alejandro León, le puso el apodo de “manos mágicas” y recuerdo que en una ocasión en el Parque del Seguro Social el que fue muy buen pelotero defensivo, Abelardo Balderas, me llegó a comentar: “Lo que le he visto a Verdugo fildeando  no se lo había  visto a ningún segunda base en toda mi vida”.


ARMANDO SANCHEZ

Día tras día nos daba Verdugo un recital de buena defensa con la franela escarlata y fue parte muy importante en aquel inovidable campeonato ganado en 1994 sobre los Sultanes de Monterrey ya cuando Marco Antonio Vázquez fue el manager del equipo.
Más adelante los Rojos tuvieron en Carlos Valencia a un extraordinario segunda base también, aunque duró menos tiempo con la franela capitalina.
Ahora el turno es de Ramón Urías, quien tiene las facultades necesarias para unirse a la lista que acabamos de recordar, aunque necesita superar las lesiones que desgraciadamente lo han acompañado desde su llegada a los diamantes profesionales.

Hace un par de años el manager Miguel Ojeda se atrevió a calificarlo como el próximo diablo rojo que iba a llegar a Ligas Mayores. Su hermano Luis Urías también fue firmado por los Diablos y actualmente está en las sucursales del Padres de San Diego jugando igualmente el infield. Lo consideran el sexto mejor prospecto de la organización. Un “padre” muy padre.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario