Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

lunes, 13 de febrero de 2017

TOMMY AL BAT

EL SABIO DEL BEISBOL





BETO AVILA
Nunca había escrito sobre lo que voy a platicar pero al cumplir los 65 años de cronista de Beisbol y debido a mi avanzada edad y de no contar con la salud que deseo, pensé que estos temas se podrían quedar en el tintero para siempre. El tema es sobre la formidable inteligencia que tuvo el gran Beto Avila sobre nuestro  querido deporte. Fue la voz de la sabiduría del Beisbol mexicano y tuve la dicha de que Beto jugara tres temporadas con un equipo de la capital, una con el Aztecas en la Liga invernal cuando fue campeón de bateo, otra con aquel Diablos Rojos inolvidable de la misma liga invernal en 1955-56 y en su despedida con Tigres en 1960.
Esas temporadas me dieron la dicha de platicar infinidad de veces con Beto y de escuchar varios de los consejos que le daba a sus compañeros. De una manera me ayudó en mi trabajo ya que en una  ocasión cuando lo veía en la caseta antes de los juegos me llegó a comentar: “Hoy te leí y no me enseñaste nada.” Esas palabras me ayudaron por el resto de mi vida a ponerle aún más  empeño en mi trabajo y tratar de mejorar mis escritos. Hasta la fecha antes de escribir vuelvo a escuchar en mi mente aquellas palabras de Beto Avila como sinodal.

ANGEL FERNANDEZ

Me contaba Angel Fernández, mi maestro y un gran cronista de Beisbol por muchos años antes de irse al Futbol donde se hizo inmortal, que al escribir una columna el redactor debe ser como el torero en una faena. Debe de tener unos primeros párrafos muy interesantes para que el lector siga leyéndote, así como el torero debe comenzar bien con el capote. La parte medular de la columna es como la faena con la muleta y el final del escrito debe tener algo parecido a una estocada perfecta en la parte suprema de la lidia. Todos los días pienso en Beto Avila y Angel Fernández antes de comenzar una columna.
Y es que una real columna es cuando tratas de un tema o de algo derivado del mismo de cabo a rabo ya que una escrito de muchos párrafos diferentes no deja ser simplemente una cascada de noticias.


TED WILLIAMS Y JOE DIMAGGIO

No creo que haya hablado con un hombre que supiera tanto de Beisbol como Beto Avila, aunque el deporte tiene varias facetas: el directivo, el manager y son los ampayers como Ismael Ruiz antes y el “Exclusivo” Ramírez hoy los que se saben el librito de reglas al dedillo.
Nadie ha sabido tanto de la ofensiva en el Beisbol como Ted Williams, quien convirtió el bateo en un arte y en 1966 vino como instructor del Tigres, pero el gran bateador era abajo de average en el jardín izquierdo y corriendo las bases.

Beto fue el jugador que bateaba de acuerdo a los lanzamientos, que añadía hits con un toque sorpresivo o con una rola al cuadro y era formidable para el bateo y corrido, por eso estaba como segundo en el orden. Fildeando dejó un record en el Indios entre los segundas bases y corriendo era un meteoro. Una vez en las Mayores y otra vez en México, nos regaló con un pisa y corre de segunda base al home en elevados al jardín. Beto compartió sus grandes experiencias en su paso por nuestro Beisbol mexicano. Fue la voz de la sabiduría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario