Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

jueves, 23 de febrero de 2017

TOMMY AL BAT

1968. ¡SI SE PUEDE!

AHORA que los Diablos Rojos van a jugar con solamente peloteros mexicanos le estuvimos dando un vistazo al equipo escarlata de 1968 que con exclusivamente jugadores nacionales conquistó el campeonato con dos juegos y medio de ventaja sobre un Aguila de Veracruz que peleó hasta el final. Recuerdo que el muy destacado gerente Arnulfo Rodríguez me dijo que ese campeonato significaba el mejor momento de su carrera en el Beisbol y no hay duda que los movimientos de oficina tuvieron  mucho que ver en ese título así como los jóvenes que llegaron de las sucursales y habían sido firmados por Ramón “Chita” García. Un año que ha quedado grabado en un molde de oro a través de la rica historia del México Rojos en sus  77 años  de existencia.


DIABLO MONTOYA

Tuvimos grandes llenos en una serie crucial contra el Aguila en el Parque del Seguro Social ya al final de campaña en días que fueron muy difíciles para la ciudad de México debido a los disturbios estudiantiles y sus protestas por las calles. En aquellas noches de grandes asistencias los Diablos lograron triunfos super dramáticos sobre el Aguila para barrer en la serie y llegar a la corona en un tiempo en que todavía no había play offs. Aunque usted no lo crea los líderes del Diablos en jonrones lo fueron los formidables “Diablo” Montoya y Paquín Estrada con siete cuadrangulares cada uno. Fue un año formidable para el “Diablo” Montoya, el jugador Más Valioso, y quien fue igualmente el mejor bateador con .337 y el primero en carreras empujadas con 78. Además logrando sus atrapadas colosales en la pradera central.

RAMON ARANO

Para el último día de la temporada los Diablos tuvieron un doble juego contra Broncos de Reynosa  en el Parque del Seguro y necesitaban ganar uno  de los dos partidos para coronarse. Y lo lograron de la manera difícil, ganando el primer encuentro 1-0 con gran pitcheo de Ramón Arano que superó a Alejo  Ahunada y con un cuadrangular de Paquín Estrada para la única carrera.
En el intermedio del doble juego tuvimos entonces la gran celebración con todo y mariachis y con los aficionados rojos festejando la ocasión con sus jugadores.


TOMAS HERRERA

En aquel equipo estuvo Paquín (.247) detrás del home, el zurdo Arturo Alvarez (.319) en la primera base, con los ilustres veteranos Moi Camacho (.278) en la segunda y “Yaqu”i Ríos (.282) en tercera, ocupando el joven Abulón Hernández (.292) las paradas cortas. Roberto “Tawa” Lizárraga (.326) y Nicolás Vázquez (.318) compartieron el jardín con Diablo Montoya. El joven infielder Héctor Treviño (.271) estuvo bastante en la tercera base, aportando  igualmente el infielder Abelardo Balderas (.247) y los jardineros Arturo Rubio (.220), y Luis Peralta (.186), con el catcher Rafael Mendivil en (.138).

ARNULFO RODRIGUEZ

Arano, que en marzo le había ganado al Yanquis de Nueva York, fue el máximo ganador con 17 triunfos, mientras Felipe Leal ganó 12, siguiendo Alfredo Ortz y Víctor García con 11 cada uno, Aurelio López con 10, Manuel “Pajarito” Velázquez con ocho, Heriberto Ruelas con siete y Raúl Cano con record perfecto de 4-0.   

Eso fue hace 49 años y me parece que fue ayer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario