Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

sábado, 11 de febrero de 2017

TOMMY AL BAT
AZULES DEL VERACRUZ Y TIGRES






JORGE PASQUEL Y SUS AZULES
LO recuerdo como si hubiera sido ayer. El veloz jugador Felipe “Muñeca” Iturralde anotó en pisa y corre con una barrida elegante muy a su estilo con la carrera que le dio a los Azules del Veracruz el campeonato de 1951. Fue una serie de final de campaña que los Azules le ganaron a los Tuneros de San Luis Potosí en cinco juegos y el que produjo la carrera del título con un elevado  lo fue el jardinero panameño Archie Brathwaite. Recuerdo bien como Jorge Pasquel brincó de su palco al lado de la caseta del Azules para ir a felicitar a sus jugadores y todavía estaban festejando cuando apagaron por completo las luces del Parque Delta. En aquella ocasión no hubo una gran entrada en el parque ya que Diablos Rojos era desde entonces el más taquillero pero si los suficientes aficionados que vimos, sin saberlo todavía, la desaparición de los Azules del Veracruz.

PASQUEL Y BABE RUTH EN EL DELTA EN 1946

Durante esa serie final y en juego celebrado en San Luis Potosí hubo una tremenda trifulca cuando el jonronero cubano René González fue declarado out en primera y en señal de protesta arremetió a golpes contra el ampáyer Joaqupin Cano. Esa decisión provocó una protesta gigantesca de los aficionados que llenaban el parque tunero y comenzaron a arrojar toda clase de proyectiles al terreno de juego. El partido ya no pudo seguir y cuando salía del parque en busca de su coche el famoso magnate Jorge Pasquel recibió una pedrada en la cabeza. Fue posiblemente esa pedrada la que decidió a don Jorge marcharse del Beisbol una vez que la serie se reanudó y terminó con juegos solamente en el Parque Delta. Fueron por cierto juegos muy apretados así que los Tuneros pusieron el cien por ciento para ganar. Fue ese un año inolvidable porque nuestro famoso bateador Angel Castro ganó la triple corona jugando y manejando (cuando lo dejaba Pasquel)  a los Azules. Un año después solo hubo un equipo en la capital, el Diablos Rojos y que había comenzado esa temporada  en San Luis Potosí ya que el nuevo presidente de la Liga Mexicana, Eduardo Quijano Pitman, no había  conseguido todavía el alquiler del Parque Delta, mismo que Pasquel le vendió al gobierno del DF. Curiosamente el mismo Angel Castro fue el manager y jugador de los Diablos en aquel 1952.
ANGEL CASTRO
A pesar de    que Jorge Pasquel se marchó para siempre del Beisbol estaba resultando la de 1952 una gran temporada con llenos en el Delta para ver a unos Diablos que estaban en la pelea por el título. Desgraciadamente un domingo trágico, parte de las tribunas del Delta se cayeron y la que iba a ser gran campaña terminó siendo en una de horribles recuerdos.
Con la caída de las gradas, en que murieron dos personas, un joven y un niño, terminó la era del Parque Delta remozado hasta un par de veces por Pasquel. Unas semanas más tarde las autoridades permitieron que nuevamente funcionara el Delta pero ya con la mitad de las gradas que llegó a tener. En las gradas de sol pusieron provisionalmente una de esas gradas metálicas que colocan en los desfiles el 16 de septiembre.

RENE GONZALEZ

Así, achicado a la mitad pór lo menos, el Parque Delta fue la casa de los Diablos Rojos hasta que en 1955 el Seguro Social construyó el formidable estadio como nunca lo habíamos tenido en todo México.

Los Azules del Veracruz desaparecieron en 1951 y Tigres, equipo que tomó su lugar desde 1955,  llegaron hasta 2002 en que curiosamente también se despídieron del DF con un campeonato. Y ahora dicen adiós en Cancún. 

2 comentarios: