Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

viernes, 10 de febrero de 2017


SUESPENSO POR LA SALIDA DEL TIGRES 
CAN CUN



Trascendió que Carlos Peralta, aun propietario de los Tigres de Quintana Roo, no tuvo más remedio que vender al equipo, luego de que el actual gobierno del “cambio”, encabezado por Carlos Joaquín González, eludió los recursos que anteriormente se destinaban para los equipos profesionales que de alguna forma representan en materia deportiva al estado a nivel internacional, luego de pasar de 100 mdp a 36, de los cuales según se sabe se iban a destinar 15 mdp al conjunto felino, algo que implicaba que el dueño de esta novena tuviera que “apoquinar” más recursos, después de que el Gobierno del Estado cerró la llave de los mismos un mes antes de que se dieran las elecciones en esta entidad.


Fue así que la fractura dentro de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB), provocada por el número de peloteros de doble nacionalidad que podrían jugar en la temporada 2017, se convirtió en el pretexto perfecto para no dañar aun más la de por sí deteriorada imagen del gobierno del “cambio”, que se encuentra en jaque en materia de seguridad pública, después de los dos “atentados” armados que se perpetraron en Quintana Roo; el primero en el club nocturno Blue Parrot de Playa del Carmen, y el segundo en la sede de la Visefiscalía de la Zona Norte que se encuentra en Cancún.



Cabe señalar que Carlos Peralta no puede vender al equipo así nada más, pues existe una cláusula en el testamento de su padre que le prohíbe desprenderse del nombre e imagen de los Tigres, de ahí que sólo ha puesto en oferta, al mejor postor, el mayor activo de esta organización, que son los más de 60 jugadores que a final de cuentas entrarán en un draft, ya que los sueldos de varios de ellos excede por mucho el presupuesto de los posibles compradores, quienes tendrán que basar sus ofertas en el valor de este conjunto que actualmente se encuentra entre los 2.5 millones de dólares, poco más de 52.5 millones de pesos.



Cabe recordar que Alejo Peralta y Díaz Ceballos (qepd) fue fundador de este equipo que nació campeón en el lejano 1955, el cual jugó hasta el 2002 en la Ciudad de México, para después emigrar a Puebla, donde se mantuvo unos años después de que se mudó a Cancún en el 2007. Carlos se hizo cargo a su muerte en 1997.
Es de todos conocido, que el béisbol no es muy del agrado de Carlos Peralta, la pasión por este deporte la tenían su hermano Ernesto Peralta Quintero, quién falleció en un accidente, al desplomarse el helicóptero en el que viajaba, por lo que Carlos se hizo cargo de la organización a su muerte en 1997.



Tigres siempre ha confiado en el pelotero mexicano, varias temporadas jugó únicamente con peloteros nacionales. Además, beisbolistas como Ismael “Rocket” Valdez, Antonio “Cañón” Osuna, Jorge “Bronco” Cantú, Juan Gabriel Castro y Daniel Garibay fueron descubiertos por la organización felina.
Tigres fue el único 
 equipo mexicano en realizar una gira de partidos de exhibición a Japón donde perdieron todos los encuentros, además de que varios años realizaron sus entrenamientos en la Florida, donde también sostuvieron partidos contra equipos de Grandes Ligas. También jugaron en Arlington, Texas, ante los Rangers.


Al mudarse de la Ciudad de México recibió el apoyo de los diversos gobernadores de Puebla y Quintana Roo.
Es el segundo equipo con más títulos en la Liga Mexicana, con un total de catorce, uno de ellos en Puebla, cinco en Quintana Roo y el resto en la Ciudad de México. Simplemente se va un grande de los diamantes en México que sin duda marcó un precedente en la historia de la pelota.
Extrañaremos los partidos contra sus más odiados rivales, los Diablos Rojos del México, cuyos duelos fueron conocidos como la “Guerra Civil”, que abarrotó el desaparecido Parque del Seguro Social, el Foro Sol, el Beto Ávila y la campaña pasada el pequeño escenario del Fray Nano.


Por su parte el presidente de la LMB, Plinio Escalante, comentó en torno a la decisión de Carlos Peralta, después de que dio a conocer la separación de Tigres de este máximo circuito; “él ya tomó la decisión y ya la ratificó, la asamblea no va a ratificar esa decisión, la asamblea lo que va a hacer es analizar la situación, si el equipo está en venta, qué posibilidades tiene de venderse pues rápido porque la temporada está a la vuelta de la esquina, si no se va a vender que analicemos la posibilidad de jugar con 15 equipos, eso es lo que la Asamblea va a discutir, la decisión es de su propietario, es una decisión firme. Está ratificando inclusive algo que ya había manifestado desde el mes de septiembre de su decisión de separarse al béisbol y vender al equipo Tigres, pero no es que se vaya a ratificar, en esa asamblea que viene es para analizar la situación que se presenta con la salida de Tigres”.


.
Con respecto la manifestación programada para este sábado 11 de febrero por parte de los fans de Tigres desde el Angel de la Independencia hasta el Zócalo capitalino, Plinio Escalante señaló; “es bueno saber que sigamos teniendo buenos aficionados como son esos para el béisbol, es la parte positiva, que eso sirva para rescatar a Tigres, pues no depende de nadie más que del propietario de Tigres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario