Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

miércoles, 15 de febrero de 2017



PERO CON OTRO NOMBRE

TIGRES SE QUEDARA EN CANCUN

CANCUN, Quintana Roo.- Trascendió de manera extra oficial que el equipo Tigres de Quintana Roo ya fue adquirido por un grupo de empresarial con sede en Cancún, dejando ver que el equipo seguiría jugando en ese Estado, con otro nombre e imagen, y alguno que otro cambio en su administración, luego de que corrió el rumor que Cuauhtemoc “Chito” Rodríguez dejó el cargo de presidente ejecutivo de esta novena, por lo que las negociaciones de compra y venta quedaron a cargo de Francisco Villanueva, vicepresidente del equipo.


Añadir leyenda

En entrevista con, Cuauhtemoc “Chito” Rodríguez, desmintió el rumor entorno su posible renuncia, aclarando que todo el personal administrativo del la organización Tigres de Quintana Roo sigue ocupando su cargo, por lo que señaló que esto son meras especulaciones, aunque indicó que el no puede dar ninguna información oficial en torno al equipo, ya que no se encuentra en Cancún.
Explicó que la negociación de compra y venta del equipo Tigres de Quintana Roo se encuentran en trámite, por lo que hasta el 24 de febrero se dará a conocer la información oficial de esta transacción.
Es por ello que señaló que hasta que no se oficialice la venta del equipo todo permanecerá igual, tal como el ingeniero Carlos Peralta lo dejó, luego de que tomó decisión de sacar esta novena de la Liga Mexicana de Béisbol.

CHITO RODRIGUEZ

Mencionó que el se encuentra coordinado la venta del equipo auque dejó entre ver que el vicepresidente de esta organización, Francisco Villanueva, podría ocupar su cargo con la nueva directiva que se estaría conformando en torno a los nuevos dueños de este conjunto que finalmente dejaría de llevar el nombre y la imagen de Tigres.
Por su parte el vicepresidente del equipo, Francisco Villanueva, comentó a este medio a través de un mensaje de “Whats App”; “Honestamente, lo mismo que saben los aficionados se también. Gracias por el interés”.
Entre los posibles compradores que estarían dispuestos a adquirir este equipo sin nombre y sin imagen se mencionó al Grupo Xcaret, Ocean Leader, Cerveza Tulúm y al Grupo Sunset, así como una empresa de medios de comunicación que opera en la península de Yucatán, lo cual es una simple especulación hasta que no se informe de manera oficial dicha transacción lo cual se hará hasta el 24 de febrero.
En días pasados se dejó ente ver que la verdadera razón por la que el ingeniero Carlos Peralta solicitaba la salida de este equipo de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) fue por la falta de apoyo económico por parte del gobierno del “cambio”, encabezado por Carlos Joaquín González.


ALEJO PERALTA

Esta decisión que pone fin a una trayectoria de 62 años, es el punto culminante del conflicto que estalló en septiembre pasado, cuando la Liga se dividió en dos bandos: los clubes que consideran que debe existir un límite en la contratación de los peloteros de doble nacionalidad –en beneficio de los nacidos y formados en México– y los que, con base en la legislación mexicana, defienden la libre contratación.
Se sabe extraoficialmente que Peralta ya vendió al equipo a un grupo de empresarios que radican en Quintana Roo, por lo que esta novena muy probablemente seguirá jugando en Cancún la temporada 2017, pero con otro nombre e imagen, transacción millonaria que hasta el momento no ha sido ratificada oficialmente por nadie.
Casualmente, la drástica decisión de Peralta de sacar a los Tigres de la LMB coincide con el anuncio del nuevo gobernador de Quintana Roo, el panista Carlos Joaquín, quien dio a conocer un recorte significativo en el presupuesto que la entidad destina a apoyar equipos de profesionales.
Hay que destacar que Tigres de Quintana Roo en los últimos 10 años recibió en promedio 50 millones de pesos por temporada, en tanto que en el 2017 se le iba asignar un partida de 20 millones de pesos, dinero que se puede esfumar con el cambio de dueño, pues en esta compra venta quedó fuera el nombre y la imagen de Tigres, por lo que el Gobierno “del cambio” muy probablemente va analizar si seguirá dotando de recursos al nuevo equipo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario