Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

sábado, 11 de febrero de 2017


DIABLO ROJO LAMENTA SALIDA DEL TIGRES

CANCUN, Q.Roo..- La salida de los Tigres de Quintana Roo de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB), no sólo representa un duro golpe para los aficionados al rey de los deportes, sino también para la promoción turística de este estado, que previo a esta decisión por parte de su dueño Carlos Peralta, ya recibió su primer embate, debido a que el gobierno del “cambio”, encabezado por Carlos Joaquín González, recortó el presupuesto destinado para este sector a un 32 por ciento, con respecto a los recursos que se captan por el impuesto al hospedaje, los cuales el año pasado superaron los mil millones de pesos.


Cabe señalar que la Secretaría de Turismo Federal menciona en su “Guía de Desarrollo del Turismo Deportivo” que: “Los equipos profesionales tienden a servir un mercado local para entretenimiento deportivo. Sin embargo, atraen a equipos rivales y espectadores al destino y contribuyen a la salud económica de la comunidad anfitriona”.
En esta guía se señala que: “Los eventos deportivos son una oportunidad para crear, promover y estructurar un destino turístico. Se vuelven más competitivos al diversificar su oferta y atraer nuevos y diferentes flujos turísticos. Los turistas viajan por tener una experiencia. Es una actividad aspiracional que desea compartir con sus amigos o familiares”.
Así mismo se explica que hay un reto doble; “transformar los eventos deportivos en una experiencia turística en el corto plazo y transformar una región, país, estado o ciudad anfitrión en un destino turístico en el largo plazo”.
“Organizar eventos deportivos a nivel nacional e internacional tiene beneficio significativos directos e importantes. Contribuyen a lograr objetivos como son el desarrollo económico y social de la población”. 
Es por ello que resulta incomprensible que el gobierno del “cambio”, encabezado por Carlos Joaquín González, no le quiera apostar a la promoción turística, que sin lugar a dudas le dio el Club Tigres por 10 años al estado de Quintana Roo, marca que ya estaba posicionada a nivel nacional e internacional, luego de ser un equipo ganador.


Es por ello que si de cifras se habla, resulta mínima la inversión que el gobierno del estado hace anualmente para apoyar a este equipo, toda vez que dicha aportación el año pasado no rebasó los 50 millones de pesos.
Lamentablemente el “revanchismo” político ha dado al traste con otro de los pilares que posicionaban la marca Quintana Roo en la esfera nacional e internacional dentro del deporte profesional, luego de que el equipo de basquetbol Pioneros de Quintana Roo, que también fue un equipo ganador, quedó relegado por esta misma situación, dejando sólo a los Potros de Hiero del Atlante de Quintan Roo, escuadra que también podría correr con la misma suerte, toda vez que ya comenzó a tener nuevamente problemas para pagarle a su jugadores.
A manera de comparación se publicó ayer una nota en la que se señala que el equipo de futbol Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León, pagó por su más reciente contratación, el chileno Eduardo Vargas, cerca de 6.5 millones de euros, cerca de 140 millones de pesos de acuerdo al tipo de cambio actual.



Con ese dinero, los dueños del equipo universitario hubieran podido comprar a los Tigres de Quintana Roo, una novena histórica dentro del beisbol mexicano que está por difuminarse y que está valuado, según algunas fuentes en 5 millones de dólares, unos 102 millones de pesos.
Esos más de 100 millones es lo que valdría el equipo bengalí con todos los activos posibles, pero principalmente por su nombre y su logotipo, algo que de acuerdo a los documentos emitidos, no estará en venta en caso de una acción de compra-venta con algún aventurado empresario.
De esta forma la falta de apoyo económico por parte del gobierno del “cambio”, obligó al ingeniero Carlos Peralta, actual dueño de este equipo, ha pedir la separación del mismo de la Liga Mexicana de Beisbol, tomando como pretexto evidentemente el no haber llegado a un acuerdo con el número de jugadores de doble nacionalidad que podrían participar en la temporada 2017.



Se sabe que una fuente al interior de la LMB reveló que el costo de los Tigres de Quintana Roo sería de 5 millones de dólares, pero que sin activos esenciales como el nombre, sólo la franquicia, jugadores, equipo técnico y otros activos podría llegar a un valor de hasta 3 millones de dólares, poco más de 60 millones de pesos, aunque hay quien piensa que valen menos.
Por otra parte en el registro reciente, el empresario Gerardo Benavides pagó 60 millones de pesos por los Acereros de Monclova, con nombre y logotipos, así que se dicen que el valor de la franquicia de Tigres, sin nombre y sin logotipos, valdría menos de 60 millones de pesos y quizá eso dificulte su compra-venta estando tan cerca el arranque de la campaña 2017 de la LMB.
De acuerdo con el sitio transfermarkt.es, los Tigres del futbol tienen un valor actual de casi 57 millones de euros, es decir, unos mil 240 millones de pesos, 12 veces más de lo que se supone podrían valer los Tigres del beisbol. El jugador más valioso sería el francés André Pierre Gignac, valuado en 7 millones de euros, también de valor mayor a la franquicia entera de los Tigres primero capitalinos, luego de la Angelopolis y finalmente de Quintana Roo.



Diablos lamenta la situación
Tras la salida de los Tigres de Quintana Roo de la LMB, las críticas no han cesado, los Diablos Rojos del México, eterno rival de los Tigres, lamentaron profundamente la decisión de los de Quintana Roo de salir de la Liga Mexicana de Beisbol. 
Al respecto, el gerente general de los Diablos, Othón Díaz, declaró que esta situación es “algo que duele”. 
“Lo digo más en lo personal que en lo institucional, y tengo todavía la esperanza de que esa decisión pueda tener algún vuelco, alguna arista que modifique y permita que no sea de esa manera. Es un golpe muy importante. En la cancha puede existir esa rivalidad y esas diferencias que hasta llegan a roces físicos, pero un gran reconocimiento a un equipo que ha tenido 12 campeonatos, que es grande tanto por su afición, como por los directivos, los jugadores, los managers”, aseguró.
La salida de los Tigres se dio después de no llegar a un acuerdo con la Liga sobre limitar el número de jugadores mexicoamericanos. 
Ante esto, Díaz comentó que los Diablos también analizaron dicha situación, pero que jamás pensaron en hacerse a un lado de la LMB, menos ahora que estrenarán nueva casa en la Ciudad de los Deportes. 
“Sería algo incongruente hacer una inversión de más de mil 500 millones de pesos en un nuevo estadio”, sentenció.

No hay comentarios:

Publicar un comentario