Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

jueves, 26 de enero de 2017

UN DIA CON EL CAPITAN IVAN TERRAZAS

Ciudad de México a 26 de enero (diablos.com.mx).-  Uno como aficionado ve a los jugadores que se divierten minutos antes del partido y piensa "qué divertido es ser jugador de beisbol", asimismo se preguntan ¿qué harán antes y después del partido?




¿Quién mejor para contar cómo es el día de trabajo de un beisbolista? que el mismo capitán de los Diablos...¡Iván Terrazas!; desde que sale de su casa, hasta que finaliza el partido, este gran jugador nos relata cómo vive y disfruta la pasión del beisbol.



"Al término de un juego no puedes llegar y descansar; antes debes esperar a que baje la adrenalina del cuerpo, porque al final de cada partido terminas todavía con energía, excitación; entonces vienes durmiéndote aproximadamente después de las 11 de la noche", explicó.

¿Cuántas horas antes del inicio del partido deben llegar los protagonistas? Uno como buen seguidor del equipo de sus amores, llega al menos una hora antes del juego y...¡ya ve a los jugadores!

"Nosotros llegamos (al estadio) a las 11 de la mañana para un partido a las 4 de la tarde; desde las 8 de la mañana ya estamos alistándonos para llegar temprano al juego; yo hoy me levanté a las 8 y media".




El Capitán Terrazas es originario de la Ciudad de México, gracias a ello él tiene la facilidad, a diferencia de los jugadores originarios de provincia, de estar en su casa.

"En la Liga Invernal, los muchachos están concentrados en un hotel; durante la temporada de verano, los jugadores buscan dónde quedarse, algunos buscan un hotel, otros departamento; yo tengo la ventaja de vivir aquí entonces no tengo problema en ese aspecto".

Los jugadores comienzan a entrenar a las 12 horas del día; se reúnen para estirarse e iniciar el trabajo de práctica; el descanso y relajamiento se da entre las 2 y 3:30 de la tarde; en ese tiempo comen y luego se alistan para el partido que comenzará a las 16 horas.

"Cuando la temporada ya está avanzada, tenemos una rutina bien establecida: diariamente los pitchers vienen a correr, algunos practican su mecánica, otros hacen sesión de bullpen; para los que somos bateadores la práctica consiste en batear de 15 a 20 minutos cada grupo (de 5 a 6 jugadores por grupo), mientras los jugadores de cuadro practican rolas; los catchers trabajan un rato con los pitchers en el bullpen".




Terrazas detalló que Diablos Rojos se caracteriza por alcanzar la perfección; si la práctica está programada a las 12:30, a las 11 de la mañana ya hay jugadores trabajando en las habilidades que se quieran mejorar, tanto defensivas como ofensivas; cada trabajo previo a la práctica se programa desde la noche anterior.

"El trabajo de beisbolista prácticamente es de 24 horas; nos quedamos para analizar cómo se ganó el partido o cómo se perdió, qué se puede mejorar; este análisis resulta, a veces, más agotador que el mismo juego. Además, desde que te levantas, piensas quién es tu rival, qué pitcher vas a enfrentar; son pequeñas cosas que si se te escapa una, puede ser una gran diferencia en el juego; en el beisbol, los detalles más simples son los que cuestan más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario