Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

martes, 24 de enero de 2017

TOMMY AL BAT


PITCHER DEL DIABLOS VOTO CONTRA TLC




BUNNING EN SU PRIMER JUEGO SIN HIT NI CARRERA
Jim Bunning fue pitcher estrella de los Diablos Rojos de Beto Avila en la Liga Invernal Veracruzana de 1955-56 antes de ser uno de los mejores pitchers de las Ligas Mayores en su tiempo de jugador. Aquel Diablos fue posiblemente el mejor equipo que haya visto México en toda su historia beisbolera ya que incluyó hasta nueve jugadores de Grandes Ligas y los principales lo fueron Beto Avila, el veloz jardinero Jim Rivera y el pitcher Jim Bunning. Aquel equipo escarlata ganó su primer y único campeonato en esa liga Veracruzana, aunque luego perdieron la serie por el campeonato total de invierno contra Naranjeros   de la Liga de la Costa y el juego clave fue el cuarto de la serie en Hermosillo cuando Bunning, que iba ganando y blanqueando, permitió un jonrón del emergente Jimmy Ochoa en el cierre de la novena entrada en el batazo más formidable en la historia del equipo naranja. Un slider que se quedó colgado y Jimmy Ochoa, un hombre corpulento que era pitcher, se voló la barda izquierda para dejar en el terreno al equipo de Molinero Montes de Oca.


ULTIMO PITCHEO DE BUNNING EN SU JUEGO PERFECTO

Luego tuvo una gran carrera con Tigres de Detroit y Filis de Filadelfia para ganarse un lugar en el Salón de la Fama. Tuvo un juego sin hit ni carrera cuando era parte del Tigres y luego lanzó un juego perfecto con Filis.



LANZO PERFECTO EN EL DIA DEL PADRE

Al retirarse del Beisbol se dedicó Jim Bunning a la política y es el jugador de Ligas Mayores que más  tiempo estuvo en el Congreso al estar en el Capitolio por tres décadas. En 1994 era Senador por su estado natal de Kentucky y lo recuerdo muy bien cuando una noche vi en la televisión la transmisión en vivo desde el Capitolio de Washington en que los Senadores iban a aprobar o no la entrada de Estados Unidos al Tratado del Libre Comercio de América del Norte y que era muy importante para nuestro México. Cuando le tocó votar a Jim Bunning dijo que no al TLC lo cual me produjo una decepción. Afortunadamente el TLC fue aprobado y todos afirman que el acuerdo fue muy beneficioso para México, aunque actualmente el nuevo presidente Trump ha dicho que lo va a cambiar y ya veremos cómo quedamos en esta negociación. Esta vez Bunning no votará en contra ya que se retiró finalmente de la política.


JIM BUNNING

En su temporada con aquellos Diablos de Beto Avila me hice buen amigo de Jim Bunning al que luego vi también con una selección de jugadores de Ligas Mayores que vino a jugar unos partidos de exhibición al DF.


SALON DE LA FAMA


En ocasiones hablábamos de la familia y de los hijos que teníamos. La última vez que lo vi en una Convención de Beisbol, cuando ya se había  retirado de jugador, me dijo que en total tuvo nueve hijos por lo que me ganó ya que la cigüeña llegó siete veces a mi hogar. Bunning es el jugador de Grandes Ligas que más hijos llegó a tener y curiosamente su juego perfecto lo lanzó en el estadio Shea de Nueva York contra los Mets en un domingo en que se festejaba el día del padre, ponchando a sus dos últimos enemigos. Esperemos que Trump no nos ponche y que nuestro presidente le pueda batear al  pitcheo lleno de fuego. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario