Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

viernes, 27 de enero de 2017

TOMMY AL BAT

EX DIABLOS EN LA POLITICA





BETO AVILA
AHORA que por razones obvias todos estamos  hablando de política recordamos a cinco jugadores que en un momento dado vistieron la franela de los Diablos Rojos y llegaron a ser Presidentes Municipales en sus respectivas entidades y otro Senador de la República Mexicana. El primero de ellos lo fue ni más ni menos que el formidable Beto Avila, primer pelotero latino en ganar una corona de bateo en Ligas Mayores, y quien entró de lleno a hacer carrera política al terminar su carrera estelar.
Beto, quien por dos temporadas fue parte de los Diablos de la Liga Invernal Veracruzana, llegó pronto a un puesto tan importante como la alcaldía del puerto de Veracruz. Al terminar su mandato intentó seguir en la política teniendo como meta llegar a Gobernador del estado jarocho, algo que no pudo lograr al no encontrar las puertas abiertas para ese nombramiento en las filas del PRI.


RONNIE CAMACHO
Ronnie Camacho, que dejó huella por sus jonrones y su gran fildeo en primera base, jugó con los Diablos en 1961 cuando regresó después de jugar en las Ligas Menores americanas y fue uno de los que los managers del equipo rojo probaron en la segunda base para tapar el hueco que quedó al irse en un cambio a Veracruz el muy buen canarero Ernesto “Natas” García.
Ronnie fue cambiado al Pericos de Puebla que lo buscó con insistencia y fue uno de los peores negocios de los directivos rojos de aquel entonces. Como manager ganó un campeonato con Venados de Mazatlán en invierno y al regresar a su natal Empalme, Sonora, ocupó el cargo de Presidente Municipal.


MOI CAMACHO A LA IZQUIERDA
Jaime Fabela fue un buen prospecto de Diablos en 1959 y practicó con ellos, pero la directiva de entonces   lo cambió  para que luego tuviera su mejor temporada con los Charros de Jalisco en 1965 cuando ganó el cetro de carreras empujadas con 109 en que bateó .357 con nueve jonrones. Nunca pudo repetir una campaña  como esa. Ya de manager tuvo un rápido éxito al llevar al Rieleros de Aguascalientes a su único título en 1968. Más adelante fue Presidente Municipal de Cuencame,  Durango, la tierra que lo vio nacer.
Moi Camacho, un gran segunda base por muchos años, fue un diablo rojo de 1966 a 1968 y parte de 1969. También tuvo sus años de manager antes de regresar a su nativo Tlahualilo, Durango, donde fue Presidente Municipal. En 1968 fue parte del México campeón con Tomás Herrera de manager.

AURELIO LOPEZ

El veloz pitcher relevista Aurelio López tuvo una gran carrera como cerrador del Diablos y luego triunfó en Ligas Mayores, ganando el quinto y último juego de la Serie Mundial de 1984. Siempre vivió en su querido Tecamachalco en donde fue Presidente Municipal igualmente.

CHERO MAYER DERECHA Y NATAS GARCIA


Por su parte el que fuera brillante shortstop, Chero Mayer, jugador y manager de los Diablos en parte de 1960 y parte de 1961, fue electo Senador de la República donde duró varios años al retirarse tras una gran carrera que incluyó un campeonato de bateo en la vieja Liga de la Costa cuando jugó con Navojoa. Fue parte del primer Diablos campeón en 1956. Beisbol primero y política después.

No hay comentarios:

Publicar un comentario