Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

jueves, 5 de enero de 2017

TOMMY AL BAT

CASOS DE UNA SOLA VEZ







JORGE PASQUEL EN SU PALCO HABLA CON SU MANAGER CHILE GOMEZ
El Beisbol es un deporte que ofrece tantas posibilidades en cada jugada y es por ello que se logran vivir situaciones que el aficionado nunca había Visto. Hace poco en un juego de la Liga Invernal Mexicana nos tocó ver una jugada que nunca había  presenciado en mi larga vida y en la que he visto tantísimos partidos. Sucedió que un bateador del Diablos-Guerreros, Julián Ornelas, dio una rola lenta por segunda base que al no poderla fildear el intermediarista al atacar la pelota, la jugada se volvió  en un limpio triple. He visto bateadores que dan la vuelta al cuadro con un ponche y en errores llegan al plato en la misma acción, pero  aquí fue un triple sin discusión y el principal mérito es del corredor que al doblar por primera base vio donde estaba la pelota y supo que tenía chance de poder llega hasta tercera gracias a su velocidad.




RENE GONZALEZ
Entre las jugadas de una vez en la vida, como la canción de Agustn Lara, están las bases intencionales con la casa llena. Fue en 1951 en un juego en el parque Delta que el magnate Jorge Paquel desde su palco ordenó la base intencional al jonronero cubano René González del San Luis Potosí y aunque las bases estaban llenas. Entró una carrera de caballito pero Azules del Veracruz mantuvo la ventaja para que Pasquel sintiera posiblemente que era un genio.


HECTOR ESPINO

En la Liga del Pacífico tienen también una base intencional con el cuarto repleto y la ordenó Deacon Jones como manager de Navojoa y contra Héctor Espino, el formidable bateador mexicano que estaba con Hermosillo. La estrategia resultó mal para el manager mayo ya que Celerino Sánchez siguió con un triple que produjo tres carreras y los Naranjeros ganaron. Deacon Jones fue despedido al día siguiente.
En Ligas Mayores la única base por bolas con la casa llena la ordenó  Buck Showalter como manager de los Diamantes de Arizona el 18 de mayo de 1988 en juego contra los Gigantes en San Francisco.
Diamantes ganaba 8-6 y con dos outs en el cierre del noveno el Gigantes tenía la casa llena cuando  Showalter se decidió por la base intencional al tremendo Barry Bonds. El juego se acercó 7-8 y Brent Mayne siguió con un largo batazo que atraparon pegado a la barda para que terminara el partido con victoria para Arizona. Showalter salió bien librado.

BARRY BONDS

He llegado a leer en ocasiones que a Babe Ruth le llegaron a dar base intencional con la casa llena, pero nunca he encontrado cuando y en donde fue.
Por otro lado el manager cubano Wilfredo Calviño me relató que manejando en la Liga de Nicaragua al Cinco Estrellas, que era el equipo del presidente Somoza, uno de la dinastía, llegó a ordenar una base intencional con la casa llena y salió bien al caer luego el último out, pero me confesó que sudó la gota gorda y se prometió no volver a hacerlo.

Son momentos que se viven una vez en la vida y lo que es seguro es que quien ordena una base intencional con la casa llena tienen un valor a toda prueba al exponerse a la crítica total si las cosas fallan. Como vemos, el promedio está a favor de los que la ordenaron. El tiempo dirá si volvemos a ver esa decisión. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario