Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

martes, 20 de diciembre de 2016

TOMMY AL BAT
LA MALDICION DEL TORO


FERNANDO


POR segunda ocasión y a pesar de su gran carrera, los Dodgers de Los Angeles menospreciaron al pitcher zurdo mexicano Fernando Valenzuela, esta vez cuando al final de la temporada fue la noche de la despedida del gran narrador Vin Scully y el nativo de Sonora no estuvo entre los invitados en el terreno de juego tal y como si la Fernandomanía no hubiera existido. Hace unos días le preguntamos a Mike Brito el por qué Fernando no fue llamado a estar en el terreno y el famoso buscador me dijo: “Esa pregunta me la han hecho muchas veces desde aquella noche y pienso que los Dodgers deberían de haberlo tomado en cuenta.”


FERNANDOMANIA 1981 

Para preparar esa ceremonia de despedida de la gran voz los Dodgers llevaron a cabo un concurso a través del internet para que los aficionados eligieran los tres momentos más especiales narrados por Scully en sus 67 años con el equipo y según la votación en ninguno de ellos estuvo Valenzuela. Escogieron el juego perfecto de Sandy Koufax y el jonrón inolvidable de Kirk Gibson en la Serie Mundial de 1988 pero en ninguno de los tres episodios estuvo Fernando. En ello se apoyaron los Dodgers para no incluirlo en la ceremonia.



Desde aquella noche me extrañó el no ver en el terreno a Fernando Valenzuela que tuvo una exitosa carrera con los Dodgers y sobre momentos especiales narrados por Vin Scully hubo muchos juegos del zurdo que puso de cabeza al Beisbol en 1981 con su gran fama. Está por ejemplo el juego inaugural de 1981 cuando el novato Valenzuela blanqueó al Astros, su triunfo sobe Yanquis en el tercer juego de la Serie Mundial de 1981, su juego sin hit y sin carrera, su octava victoria seguida sin perder como novato para empatar el record, el juego final por la corona de 1981 en Montreal, su Juego de Estrellas con cinco ponches seguidos. Momentos grandes hubo muchos en una carrera de 146 victorias con el Dodgers y 113 juegos completados, 20 en 1986, algo que ya no se ve en el Beisbol.
Y con Fernando no hubieran gastado para que estuviera ya que todos los días está en los juegos del Dodgers como comentarista en las narraciones de Jaime Jarrín.


 CON CLAYTON KERSHAW

Aunque en el resultado de la votación no estuvo Fernando, los Dodgers estaban obligados a imvitarlo ya que su carrera fue parte muy importante en los años que tuvo Scully en los micrófonos.
Naturalmente la primera gran ofensa de los Dodgers a  Valenzuela fue cuando lo dieron de baja faltando unos días para comenzar la temporada de 1991. Lo dejaron ir como si fuera un don nadie y se olvidaron de lo importante que fue con el equipo al “arrancarse” el brazo por el color azul de los Dodgers.

Para hacer las cosas peores los Dodgers no retiran  el número de un jugador ni lo ponen en su propio Salón de la Fama hasta que es elegido para el templo de inmortales de Cooperstown. Y aunque nadie ha usado el número 34 no lo tienen oficialmente retirado los Dodgers que se merecen su sequía tan larga en llegar a una Serie Mundial por haber sido tan desagradecidas las directivas. Ahora es la maldición del Toro en lugar de la cabra.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario