Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

martes, 6 de diciembre de 2016

TOMMY AL BAT

DE DIABLO A CHARRO





ESTADIO DE LOS CHARROS

Roberto Osuna, que a los 16 años estaba lanzando para los Diablos Rojos del México en la Liga Mexicana, va a reaparecer el viernes en la pelota mexicana  ahora con los Charros de Jalisco de la liga invernal  y que tiene pocas probabilidades de calificar a los play offs. Su contratación fue sorpresiva ya que después  de llevar dos muy buenas temporadas como el cerrador de los Azulejos de Toronto se pensó que descansaría su brazo tan utilizado ya que el equipo canadiense estuvo en los dos primeros play offs del 2016 antes de ser eliminados por los Indios de Cleveland.
Fue hace unos 10 días que en un transmisión de un juego de la Liga del Pacífico a través de Espn uno de los comentaristas indicó que un diario de Guadalajara estaba informando la contratación de Roberto Osuna para lanzar con los Charros a lo cual el narrador Jorge Eduardo Sánchez indicó que “sería muy riesgoso”. Y es que los cronistas y los aficionados nos preocupamos más por los jugadores que ellos mismos, sobre todo con los que están en Ligas Mayores. Este anuncio vino después de la contratación de Sergio Romo para unirse al mismo club.

ROBERTO OSUNA

Osuna ya está con la franela de los Charros y se anunció          su debut para el viernes en un juego en Guadalajara, aunque como es relevista uno no se explica cómo están seguros que va a lanzar.
Armando Navarro, el presidente del equipo, seguramente se dijo: “Si pude contratar a Fernando Valenzuela en dos ocasiones para los Charros también puede contratar a Romo y a Osuna.”
Romo es agente libre ya que los Gigantes de San Franciso no le ofrecieron contrato y ahora buscará otro equipo. Algún buscador lo podría ver en la pelota de invierno o en el Mundial de marzo.
Lo de Osuna es más riesgoso como dijo el cronista de la televisión ya que está firmado por los Azulejos y como todos los jugadores que arrancan sus carreras en la gran carpa tiene el sueldo mínimo de 516,000 dólares que es una tonelada de dinero para lo que gana un jugador mexicano en nuestras ligas pero es también el contrato más bajo que hay en unas Ligas Mayores donde dan contratos millonarios. Osuna tendrá derecho al arbitraje hasta el 2018 y será agente libre en el 2021.


El caso es que Osuna no tardó mucho en aceptar la oferta que le hizo Charros y que debe ser el contrato más alto en la historia del circuito. Posiblemente Osuna es de esos jugadores como Fernando Valenzuela que también lanzaba en invierno porque su vida feliz está en ponerse el uniforme y enfrentarse  los retos que ofrece el Beisbol. Lo llevan en la sangre y fuera del diamante son como lo peces fuera del agua.
Osuna es un caso por demás insólito ya que no hizo nada relevante en Ligas Menores y dio el brinco de clase A a las Ligas Mayores en el 2015 para salvar 20 juegos con Toronto. Brincó de lo más bajo, clase A, al gran circo.

Con Diablos en el 2011 y a los 16 años tuvo record de 0-1 con 5.49 en 13 juegos y ponchó a 12 en 19 entradas y dos tercios. Era entonces el mejor prospecto de todo México, la joya de la corona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario