Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

sábado, 10 de diciembre de 2016

TOMMY AL BAT

25 AÑOS SIN CANANEA REYES



CANANEA REYES Y BILLY MARTIN


Fue el 10 de diciembre de 1991 cuando llegó la noticia procedente de Hermosillo sobre el fallecimiento del gran manager Cananea Reyes, quien estaba cumpliendo un  año de batallar contra un cáncer en la garganta. Todavía en ese 1991 el Super Manager se despidió por la puerta grande de los diamantes beisboleros al llevar a sus Diablos Rojos del México al campeonato de la Zona Sur con una victoria en siete juegos sobre los Bravos de León, que por cierto ahora están de regreso a la Liga Mexicana.


EL SUPER MANAGER

Fue un año de altas y bajas en su intento de vencer a la terrible enfermedad ya que antes de la campaña lució entusiasmado y bien de salud al filmar un video de instrucción beisbolera producido por el gran amigo Alfonso Barrenechea, un aficionado al máximo de los Diablos Rojos. En ese 1991 fue el manager de los Diablos con los que ya había conquistado la cifra record de cinco títulos para un mismo equipo en los veranos beisboleros, aunque hubo series en jira que no pudo hacer los viajes por cita con los doctores o por sentirse mal en ocasiones.


EL NUMERO UNO USABA EL NUMERO 10

Fue al iniciar los play offs de esa temporada cuando los dolores fueron tan intensos que tuvo que dejar al equipo después de ganar la corona de la división para someterse a una segunda operación. Había esperanzas de una recuperación y cuando lo visitamos unos días después de la intervención se veía contento y optimista. Sin embargo al ir con su esposa a su casa en Hermosillo comenzó a empeorarse hasta que llegó el fatal 10 de diciembre de ese 1991. Curiosamente el 10 era el número que inmortalizó Cananea con Diablos y otros equipos que manejó, como los Naranjeros de Hermosillo donde ganó tres campeonatos y una Serie del Caribe. También ganó un título invernal con Aguilas de Mexicali y otra serie caribeña ganada mientras que en su debut como manager de Liga Mexicana en 1971 llevó a los Charros de Jalisco al campeonato en una hazaña sin precedentes y que no se ha vuelto a repetir. Sus Charros perdían la final por tres juegos a cero con Saltillo pero Cananea se ganó el apodo de milagroso al lograr cuatro triunfos seguidos y llevarse la corona en una noche inolvidable para la ciudad de Guadalajara.



Tuvimos la suerte de conocer a Cananea Reyes, de nombre Benjamín, en sus años de muy buen pelotero amateur en que jugaba todas las posiciones, aunque  donde mejor se veía era en el jardín central ya que era muy veloz. Fue parte de equipos campeones bajo el mando de managers inolvidables como Miguel Oropeza y el “Viejo” López, siendo igualmente parte del Campeón Mundial Juvenil que ganó México con Pedro Loperena de manager y en un torneo celebrado en la Cuba comunista de los Castro.

Se hizo profesional con los Piratas de Campeche de la Liga del Sureste y en su primer año impuso record de bases robadas, siendo obtenido por los Charros de Jalisco en donde se fracturó una pierna y perdió la gran velocidad que tenía. Comenzó joven su carrera de manager y desde los Charros ya lo llamaron “el pelón mágico”. Imposible olvidarlo.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario