Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

martes, 20 de diciembre de 2016


EL HIJO DE DANIEL FERNANDEZ
 
CON LOS DIABLOS INVERNALES
 
Ciudad de México a 20 de diciembre. (Diablos.com.mx) El pasado sábado 17 de diciembre, en lo que fue el segundo juego de la serie entre Toros de Moroleón y Diablos-Guerreros, debutó José Alfredo Fernández Íñiguez, quien es hijo de un jugador leyenda de los Diablos Rojos del México, Daniel Fernández.


Alfredo Fernández batea y tira a la zurda al igual que su padre, el 'Pequeño Gigante' de Cardel, Veracruz; en las siete entradas que jugó, cubrió el jardín central; bateó en tres ocasiones, se embasó en una de ellas y, desde primera base, impulsado por doblete de José Figueroa, anotó su primera carrera en Liga Invernal Mexicana (LIM).

"El primer partido y en un estadio como éste, se siente la energía; sentí muchos nervios en mi primer turno; después de eso, se fue agarrando la confianza y gracias a Dios hice las cosas bien", comentó Alfredo Fernández, quien también detalló que esta participación en LIM, a sus 19 años, es el nivel más alto que ha alcanzado en el inicio de su carrera como pelotero.

En los entrenamientos de los Diablos de Tepic, diversos entrenadores de beisbol vieron sus cualidades como jugador; mismas que lo han mantenido desde 2014 formando parte de los Diablos Rojos del México.





"A mí me vieron a los 16 años en Mazatlán, estuve tres días en entrenamiento y de ahí me llevaron al curso de verano de la Academia Alfredo Harp. Este año jugué en la temporada de verano y de invierno en la Academia de El Carmen; y ahora me dieron la oportunidad de estar aquí".

Fernández, a diferencia de su padre, es oriundo de Guadalajara, Jalisco; siempre le ha gustado jugar en los jardines, preferentemente la pradera central, sin embargo él asegura que jugaría cualquier posición donde se le dé la oportunidad.

"Desde chiquito, cuando venía a los juegos, mi padre era mi ídolo en el jardín central; esta posición me gusta por lo que es fildear y las atrapadas de cabeza que llegó a hacer mi padre".

Alfredo Fernández ya ha estado siguiendo las instrucciones de su padre, Daniel Fernández, pues fue su instructor de corrido de bases en la Academia de Nuevo León. Además expresó que siempre será un honor para él poder estar juntos en el mismo equipo.

"Te motiva mucho saber que te está viendo tu papá, le echas muchas ganas para que te vea que haces las cosas bien; en un futuro me gustaría estar nuevamente con él, si Dios quiere".

No hay comentarios:

Publicar un comentario