Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

viernes, 25 de noviembre de 2016

TOMMY AL BAT

EL SALON DE LA FAMA




JORGE POSADA
Ahora que el cátcher boricua de origen cubano Jorge Posada aparece por primera vez entre los candidatos al Salón de la Fama me hice la pregunta sobre cuál es en realidad mejor, el templo de inmortales que tiene cada club o el de Cooperstown. Posada no tiene las estadísticas tan altas para ser elegido al Salón de la Fama, un promedio de .273 y 275 jonrones así como buena defensiva en el plato que casi nunca la toman en cuenta los votantes, pero fue un jugador tan importante con los Yanquis de Nueva York que ya retiraron su número 20 y colocaron una hermosa placa en el Parque de los Monumentos del Yanqui Stadium.

PETE ROSE

Creo que el Salón de la Fama de un equipo es más significativo  para el jugador que el original creado por las Ligas Mayores en 1939. El reconocimiento de un equipo es más valioso que lo que opinen unos votantes que en muchas de las ocasiones tienen sus preferencias por algún equipo y  su lista negra. Lo que un club piensa de un jugador, manager o directivo es un reconocimiento muy justificado ya que nadie más que ellos valoran a cada uno de los elementos que han tenido.
Ya supimos hace un tiempo que los Rojos de Cincinnati van a poner en su Salón de la Fama a Pete Rose al que no han elegido para Cooperstown por sus apuestas en el Beisbol cuando era manager de ese equipo. Estos salones de la fama están en los estadios de cada equipo para que el aficionado los vea y los recuerde con emoción y cariño.



DIABLOS EN RECUERDO A LAZARO SALAZAR
Nos gustó mucho la idea de don Alfredo Harp que anunció cuando se iba a construir el nuevo parque en la ciudad de México que va a tener su Salón de la Fama del Diablos con los jugadores que ya han sido elegidos a través de los años. Después de todo fue Diablos el primer equipo en retirar un número de uniforme cuando lo hizo con el 17 que portaba Lázaro Salazar, el gran manager que los llevó al primer campeonato. Y en diferentes reuniones se han ido anunciando a los nuevos elegidos al templo de inmortales Rojos.


HECTOR ESPINO

A través del tiempo los equipos de la Liga Mexicana y del Pacífico han ido retirando los números de los que más han destacado y algunos estadios tienen su Salón de la Fama como en las Ligas Mayores. Hay algunos elegidos cuyo número ha sido retirado en los dos circuitos, como el 21 del formidable bateador Héctor Espino y el Super Manager, Cananea Reyes, cuyo número 10 fue retirado por los Diablos Rojos y por los Naranjeros de Hermosillo.

MILLER HUGGINS Y BABE RUTH


En Grandes Ligas el primero en retirar los números en honor a jugadores y poner placas en el estadio lo fue el Yanquis desde que falleció Miller Huggings, el manager que los llevó a los primeros seis de sus 40 campeonatos. Luego colocaron una placa en honor a Lou Gehrig y otra en recuerdo a Babe Ruth, quitando los números 4 y 3 que utilizaron esos grandes bateadores. Igualmente había una placa en el Yanqui Stadium en honor a Ed Barrow que fue el cerebro del club por muchos años. Y al inaugurarse el Yanqui Stadium II en 1976 el jefe Steinbrenner mandó crear el Parque de los Monumentos que es hermoso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario