Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

sábado, 12 de noviembre de 2016

Hablando de Pelota

LOS VERDADEROS CHARROS

PARA 1964 regresó un equipo de Guadalajara a la Liga Mexicana, con los Charros de Jalisco volviendo tras haber sido un éxito taquillero en los finales de los cuarenta y principio de los cincuenta, siendo subcampeones en 1950 al perder la final con los Algodoneros de Unión Laguna.


ALVARO LEBRIJA


Para 1964 se presentó el nuevo Charros de Jalisco en el octavo equipo de la Liga Mexicana, habiendo entrado Reynosa un poco antes como el séptimo tim. Comenzaban las expansiones en los tiempos de Antonio Ramírez Muro como presidente y en que se llegaron a tener 20 equipos antes de la huelga de 1980, 14 tims más que cuando entramos al Beisbol Organizado en 1955.
El doc Alvaro Lebrija estuvo al frente de los nuevos Charros y convirtió al equipo en la mejor organización hasta entonces en el circuito, colocando un campo de entrenamiento en Tehuacán, Puebla, y poniéndole un segundo piso al parque Universitario de Guadalajara. Además el gerente Jesús Carmona organizó un grupo de buscadores famosos para contratar a prospectos en todas partes de la República, colocándose los Charros como el equipo del que salían los mejores prospectos.

MEMO GARIBAY

Para el cuarto año de vida estos Charros ya fueron los campeones de la Liga Mexicana y con Memo Garibay de manager dominaron la campaña con cinco juegos de ventaja sobre Broncos de Reynosa que terminó en segundo. De esta manera los dos equipos de expansión  finalizaron en primero y segundo.
Fue un año fantástico para los Charros que tuvieron al catcher Elrod Hendricks como  campeón jonronero con 41, cinco menos que la marca de Héctor Espíno, mientras el dominicano y tercera base Winston Llenas fue el mejor productor de la campaña con 113.
Y en el pitcheo el cubano Andrés Ayón  alcanzó los 25 triunfos que una vez consiguió el mexicano “Cochihuila” Valenzuela, una cifra solamente superada por las 30 victorias de Ramón Bragaña en 1944.  Ayón fue el campeón en ganados y perdidos con .806, mientras Juan Suby, que abría  y relevaba, fue el monarca en efectividad con 2.36. Tomó parte en 55 juegos, nueve de ellos como inicialista y los demás relevando. Fue un pitcher de brazo de hierro que admitía que tiraba la bola ensalivada.

ELROD HENDRICKS

Simón Betancourt ganó 12 juegos, Suby 10 y el cubano Waldo Velo, luego estrella de la liga, ganó nueve. Jalisco tuvo tres bateadores sobre .300: el cátcher Elrod Hendricks que bateó .316, el consistente jardinero central José Rodríguez  tuvo .339 y el versátil infielder Roberto Méndez, con .319. Llenas terminó en .290 pero con 27 jonrones y las 113 impulsadas que le dieron la corona, Eladio Urías en .284. Orestes Miñoso había  sido una sensación con Charros en 1965 y 66, pero en 1967 solo tomó parte en 13 juegos. Más adelante iría como manager-jugador al nuevo equipo de Torreón.
Con Hendricks de catcher, Garibay tuvo como titulares a Ildefonso Ruiz en primera, Domingo Rivera en segunda, Llenas en tercera y Roberto Méndez en el short, con un jardín integrado por Pancho García, José Rodríguez, Eladio Urías y en ocasiones Cananea Reyes que tomó parte en 98 juegos.



CANANEA REYES
El 28 de junio de 1967 en el Parque del Seguro los Charros demostraron su fuerza en un juego que iban perdiendo 4-1 en la octava entada ante los Diablos Rojos. Aprovechando un error los Charros pusieron corredores en tercera y segunda con dos outs cuando vino a batear el tremendo Hendricks que representaba el empate. Imposible darle base intencional ya que después venía a batear Winston Llenas y el pitcher rojo era zurdo, el joven Rubén Soqui. Hendricks, zurdo para batear,  dio una línea corta al central que “Diablo” Montoya, que se había llevado la noche con grandes atrapadas, trató de hacer otra, pero la pelota picó y se fue hasta el fondo al tirarse de cabeza el formidable jardinero por la bola. El caso es que el hit de Hendricks terminó resultando jonrón de campo y los Charros ya habían empatado a cuatro.



WINSTON LLENAS
Todavía estaban felicitando a Hendricks por su agotadora carrera cuando Winston Llenas puso la pelota en las gradas izquierdas para el que fue su jonrón 20 del año. Charros ya ganaba 5-4 y añadieron  dos en el noveno con bases a Cananea Reyes y Pancho García, el extigre, dio un hit al jardín derecho en que Wilfredo Arano fue colado por el batazo y también  “Pancho Pantera” dio la vuelta al cuadro en este hit y error. Así ganaron los Charros, 7-4, para dejar la impresión en la capital que indudablemente este iba a ser el equipo a derrotar.

Con esa victoria los Charros tomaron ventaja de seis juegos y medio de líderes y terminaron con record de 85-55. Era el primer campeonato para el equipo de Jalisco y un justo premio al esfuerzo del doc Alvaro Lebrija y su gran organización beisbolera.  El querido “doc” falleció hace un tiempo pero nunca lo olvidaremos los que lo conocimos.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario