Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

miércoles, 12 de octubre de 2016

TOMMY Al BAT

LA VENGANZA DE CHAPMAN



Finalmente los Gigantes fueron atrapados por su lado más débil, el pitcheo de relevo, y los Cachorros de Chicago ganaron el cuarto juego y la serie con un increíble ataque de cuatro carreras en la novena entrada para dejar mudos a la concurrencia con un triunfo de 6-5. Al llegar la novena entrada el juego había sido del Gigantes ya que con brillante pitcheo del zurdo Matt Moore ganaban 5-2 y estaban a solo tres outs de la victoria y empatar la serie a dos juegos por bando.


CACHORROS FESTEJA SU VICTORIA

Pero sin un cerrador de postín ninguna ventaja puede ser suficiente y cinco pitchers desfilaron por la lomita del Gigantes en el intento de sacar los tres outs. Los Gigantes no han tenido un cerrador definido desde que el grandulón Santiago Casillas perdió el puesto de pitcher de novena entrada al tener varias malas salidas. Sergio Romo fue uno de los cinco relevistas que utilizó el manager Bruce Bochy en su intento  de frenar el ataque del Cachorros que lograron tres carreras sin que pudieran sacar un out. Un hit de Wilson Contreras trajo las dos carreras del empate y un sencillo de Javier Báez, el jugador Más Valioso de este primer play off, diera el hit empujador para la carrera de la ventaja y que sería de la victoria.
Una noche antes fue Sergio Romo el encargado de proteger una ventaja de dos carreras en la novena entrada y recibió un cuadrangular de dos anotaciones   de Kris Bryant para el empate en el partido que se fue a 13 innings y que sería la única victoria del Gigantes en esta serie.





Ya con ventaja de 6-5 el manager Joe Maddon llamó a Aroldis Chapman para proteger la delantera y esta vez no recibió palos como el día anterior. Logró la venganza, el desquite, ponchando a los tres bateadores a los que se enfrentó para festejar ruidosamente el poder haberse sacado la espina.
En el Beisbol actual es imposible salir adelante sin un cerrador definido y los Cachorros obtuvieron a Chapman en un regalo del  Yanquis a fines de julio para de esa manera tener bien protegida la novena entrada.




CACHORROS CELEBRA EL RALLY INCREIBLE
Pero los Gigantes, un equipo que se fue en picada durante la segunda mitad, no encontró a ningún pitcher que pudiera hacer el trabajo de cerrador. Simplemente  la caída de Casillas resultó  de vital importancia. Romo recibió oportunidad de salvar juegos pero tuvo unos buenos trabajos y otros malos. No pudo hacer el trabajo en el play off.
El pitcher Moore no solamente había lanzado muy   bien en las primeras ocho entradas sino también dio un hit importante.

No hay que olvidar que un mal tiro del shortstop Brandon Crawford a primera base puso en segunda la posible carrera de la ventaja para el ya encarrilado Cachorros que parece tener todo para ganar su primera Serie Mundial desde 1908. Se ve un equipo demasiado fuerte para Nacionales o para Dodgers y no hay que olvidar que desde el principio de la campaña los que llevan las apuestas en Las Vegas colocaron a Cachorros como favorito para ganar  la Serie Mundial. Ocho triunfos más y la cátedra habrá acertado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario