Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

jueves, 15 de septiembre de 2016


TOMMY AL BAT

CAMBIO TOTAL

 

Hace algunos años el cronista del Yanquis le preguntó al comentarista Dave Cone, expitcher estelar de gran éxito, que cómo era posible que un equipo, después de haber lucido muy mal, se puede reagrupar al día siguiente y lucir coo un millón de dólares. Cone respondió   inmeditamente que ello se debe a que un día después de la catásatrofe hay un nuevo pitcher y con él en una buena jornada queda atrás lo que haya sucedido en el juego anterior, El Beisbol es el único deporte que da la posibilidad que con un hombre, el lanzador,  puede cambiar lo que haya sucedido en la jornada anterior por más mala que haya sido.
 
 
 

Los Pericos lucieron tan mal en el sexto juego que lucían que viajaban al cadalso en lugar de a la ciudad de Tiuana. Ante la  decepción de 14,000 aficionados habán permitido ocho carreras en la novena entrada que le dieron la voltereta a un juego que ganaban los poblanos 2-1 estando a tres outs de la coronación. En  ese juego pesadilla para los hoy campeones lució terriblemente mal al cometer varios errores.

Pero en 48 horas todo cambió y Pericos volvió a ser una gran máquina beisbolera gracias sobre todo a su pitcher Travis Blackey que solo puso ceros en sus ocho entradas de trabajo. Jugaron una gran pelota defensiva con grandes atrapadas y los 18,000 aficionados que llenaron la casa de los Toros comprendieron desde temprano que este equipo verde no estaba tan destartalado como lucieron en la novena entrada del quinto juego.

Al igual que en el segundo juego en Tijuana que fue clave en la serie final, Blackey superó a Enright que es el brazo estelar toro y que un año antes elimino al Diablos Rojos en el Parque Fray Nano.

El duelo de ceros se rompió en la sexta entrada con un cuadrangular del tremendo Barton, otra gran conratación  de la oficina emplumada. El batazo fue a más de 400 pies sobre la barde del central.

Esa carrera pesó demasiado para  unos Toros  que se pasaron la serie sin poder descifrar los pitcheos  de Blackey, quien ganó  dos juegos para ser elegido el  jugador Más Valioso de la final. Para la novena entrada relevó Chad Gaudin, el mismo lanzador que permitió la avalancha de los Toros el lunes pero esta vez protegió en forma casi perfecta la novena entrada que la terminó con ponche cantado.

Tuvimos por cierto una gran actuación del ampáyer principal, “Lobito” Saiz, quien toda la noche mantuvo  las coordinadas que especifican las reglas su zona de strike. Nos demostró el hijo de otro famoso ampáyer que está  atravesando los mejores momentos de su carrera.

Puebla ha tenido hasta ahora dos campeonatos de los Angeles Negros, dos del Pericos y uno de los Tigres cuando tuvieron a esa bonita ciudad colonial como casa. Por cierto se acaban de de cumplir 15 años de la vergonzosa escapatoria del Tigres capitalino. Acababan de coronarse en el 2001 cuando Carlos Peralta anunció que se iban a Puebla  con su equipo. Nos dio mucho gusto que los Toros de Tijuana rindieran homenaje al famoso buscador Mike Brito quien tiró la primera bola antes del juego. Brito ha hecho demasiad  por nuestro Beisbol durante muchos años.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario