Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

jueves, 28 de julio de 2016


TOMMY AL BAT

LOS TIEMPOS CAMBIAN

 

Los años pasaron  y ahora tenemos a Daniel Fernández manejando a los Vaqueros de Unión Laguna y tratando de eliminar  a los Diablos Rojos donde fue gran estrella tanto tiempo y uno de los grandes ídolos  en la historia del club capitalino. Como usted sabe Daniel llevó a los Diablos al campeonato número 15 en su debut como manager en la Liga Mexicana el año de 2008.
 
ALFREDO ORTIZ
 
 
 

Este caso nos hace recordar a los tiempos en que Alfredo Ortiz, el zurdo de oro con grandes temporadas como estrella de los Rojos, apareció de repente  como manager del Tigres de don Alejo Peralta. Con el tiempo los fanáticos del México perdonaron  a Alfredo para ya de retirado, cual debe de ser, arroparlo como uno de los ídolos de siempre y entró al Salón de la Fama con un curriculum rojo.

Pero así es el deporte profesional. En ligas Mayores un día apareeció el entoncesr manager famoso, Leo Durocher, manejando  al Gigantea después de  tantos años de manager de los Dodgers, equipos totalmente antagónicos como jo son Diablos y Tjgres en México.

Durocher ganó un  campeonato con Dodgers y dos con Gigantes,  aunque su único triunfo en Serie Mundial  fue  con estos últimos en 1954 cuando venció por barrida al Indios de Cleveland con el que nuestro Beto Avila fue campeón bateador de la Liga Americana con su inolvidable porcentaje de .341.

Daniel Fernández entró como manager de repuesto con los Vaqueros y aunque hasta ahora ha tenido un año exitoso todo va a depender de la llegada o no al play off. En este principio de semana los Diablos, que están en el  peligro de no ir a los play offs después de 33 años seguidos de  acudir a la gran fiesta, jugaron una serie de vida o muerte en Torreón contra el Unión Laguna de Daniel y los Diablos ganaron los dos primeros para ponerse en territorio de juego del comodín. Torreón no ha ganado un campeonato desde 1950 cuando el famoso Memo Garibay era  el manager.

En lo particular  el caso de los Diablos Rojos de este año es todo un misterio ya que aun sin Japhet Amador en su orden al bat jugaron muy buena pelota por un buen rato de la temporada. De repente, sin embargo, el equipo dejó de batear y está jugando el final del calendario a sangre y fuego. De repente se perdió esa chispa ganadora y  navegan  a la desesperada, buscando todavía el milagro de calificar. Mientras haya vida hay esperanza y si quedan fuera del jolgorio de post temporada habrá que pensar que no se pudo repetir al faltar los 41 jonrones que hace un año bateó el gigante rojo, el gran Japhet.

En Ligas Mayores el gerente Brian Cashman hizo otra tontería más al mandar en cambio a Aroldis Chapman al Cachorros de Chicago. En primer lugar los Yanquis todavía tienen chance de calificar y en segundo el manager Joe Girardi no acostumbra a jugar con prospectos. No había ninguna razón para desprenderse de Chapman y su brazo de 100 millas plus que era una de las pocas atracciones que tiene el Yanquis actual. Un bofetón a los fanáticos del Yanquis  que se reflejará en las asistencias en el Yanqui Stadium. Cosas veredes, Sancho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario