Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

martes, 26 de julio de 2016


TOMMY  AL BAT

EL PROSPECTO ALEJO LOPEZ

 

Si usted ha seguido por varios años el Beisbol de la Liga Mexicana seguramente recordará a Alfonso López, quien tuvo sus años de  catcher y primera base del Tigres y mostrando un promedio de .300 al dejar de jugar para dedicarse de lleno al estudio y terminar su carrera  en la Universidad. Mientras estudiaba volvió al Parque del Seguro para  jugar en los inviernos con un equipo que  manejaba Carlos Buenrostro en la Liga Metropolitana que  tenía como presidente al nunca olvidado Miguel Oropeza.
 
ALEJO LOPEZ
 

Con el tiempo fue Alfonso López gerente de los entonces Tigres capitalinos y le tuvo tanta admiración a Alejo Peralta que le puso el nombre del Ingeniero a uno de los hijos que tuvo con su esposa, hija de aquel buen pitcher zurdo cubano Silverio Pérez.

Alfonso dejó a los Tigres cuando abandonaron la capital en el acto más vergonzoso en la historia de la Liga Mexicana, pero siguió atado al Beisbol como asesor de Roberto Mansur en los Diablos Rojos, ocupando el mismo rol con los Yaquis de Ciudad Obregón que llegaron a ganar tres títulos seguidos.

Por varios años escuchamos las hazañas de su hijo Alejo como piitcher en la Liga Pequeña Olmeca, con juegos sin hit ni carrera, pero a medida que creció   dejó de ser lanzador para convertirse en shortstop.

Los años siguieron pasando y para el 2015 supimos que los Rojos  de Cincinnati lo habían contratado como prospecto del infield. En su debut profesional del año pasado bateó muy bien en pocas veces al bat  en una liga de novatos. Este año está´jugando con los Mustangs de Billnigs en otro circuito de novatos y lleva un promedio ee .312. Ha jugado las paradas cortas, la tercera y segunda base y su defensa  es parte importante en sus aspiraciones de llegar lejos en el Beisbol. Los infielders que manejan todas las posiciones en el cuadro tienen  buena oportunidad de alcanza las Ligas Mayores.

Tal fue el caso de Ramiro Peña quien llegó a la gran carpa gracias a su gran defensa en la tercera  base, en el short y en segunda. Por un tiempo se habló que si mejoraba en bateo podría ser el sucesor del formidable Derek  Jeter.

Actualmente Ramiro tiene 31 años y ha mejorado tanto en bateo que está sobre los ..300 desde que los Gigantes de San Francisco lo llamaron de su principal sucursal. Después de Yanquis, Peña jugó con Bravos de Atlanta y bateó sobre .300 hace un año en clase ttrile A. En este 2016 repitió con buen average para ser llamado or los Gigantes.

Lo vimos este fin de semana con Gigantes que perdió dos de tres juegos en Nueva York contra los Yanquis y tuvo poca fortuna con el madero.  Hasta el último de la serie pudo dar un hit pero tuvo oportunidad de mostrar su muy buena defensa en el infield de los Gigantes.

Lo del pitcher estelar Chris Sale fue una tormenta en un vaso de agua y fue suspendido cinco días por los Medias Blancas por no querer jugar con un uniforme de los viejos tiempos del equipo. Le tocaba lanzar y cuando le dieron la réplica del uniforme de años pasados lo rompió enojado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario