Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

jueves, 19 de mayo de 2016


UN DOA INOLVIDABLE EN 1946

BABE RUTH EN MEXICO






EL Parque
BABE RUTH Y JPRGE PASQUEL AQUEL DI MARAVILLOSO
Delta fue escenario de uno de sus mejores días al ser presentado al público que hizo una entrada de boletos agotados al que fuera máximo jonronero en la historia de Ligas Mayores, el formidable Babe Ruth. Era 1946 y amargado con las Ligas Mayores porque no le habían dado el puesto de manager de algún  equipo, Babe Ruth aceptó  la invitación de Jorge Pasquel para estar unos días en la ciudad de México en un momento en que la Liga Mexicana estaba en guerra contra la gran carpa al quitarle el magnate veracruzano a varios de sus jugadores importantes pagándoles mejores sueldos. Pero cuando todo pasó uno llega a pensar que la mejor contratación que hizo Pasquel fue la de habar traído a Babe Ruth por esos días.
El día de la presentación, 30 de mayo de 1946, fue el mejor día para Jorge Pasquel, ya que al ser presentado Babe Ruth salió al terreno acompañándolo y el público lo recibió con una de las grandes ovaciones que se hayan visto en  toda la historia del Parque Delta.


RUTH Y PASQUEL RECIBIERONP GRADES OVACIONES




Ruth y Pasquel se pasearon por el diamante de un lado a otro de las tribunas principales y las primeras del graderío de sol, con Ruth y Pasquel agradeciendo el gran entusiasmo de los aficionados.
Ese día iban a jugar los Azules del Veracruz de Pasquel contra Alijadores de Tampico que manejaba Armando Marsans, un timonel cubano que había tenido una carrera en Ligas Mayores y llegó a jugar varios partidos contra Ruth. Es difícil  que Ruth se haya acordado de Marsans ya que incluso a los jugadores de su propio equipo los llamaba solamente “Kid” (Muchacho) porque el Babe casi nunca recordaba los nombres de los demás peloteros.

EL BABE EN EL DELTA



Ese día hubo lágrimas de alegría en las tribunas por tener en el campo del Deta, tan cerca, al más  famoso de los jonroneros. En aquel 1946 tenía Ruth ya 51 años, estaba gordo y había comenzado la lucha contra un problema de cáncer en a garganta que lo llevaría a una  muerte prematura en 1948, dos años después.




ANUNCIANDO CIGARROS RALEIGH




Las Ligas Mayores no la habían olvidado totalmente y de vez en cuando se organizaban días dedicados a él e los estadios, pero nadie quiso darle el puesto de manejador que tanto deseaba. Ya en México la versión es que Pasquel le ofreció lo que quisiera, ser manager o Alto Comisionado de la Liga Mexicana, pero le explicó que estaba con un tratamiento y tenía que estar en Nueva York.
Entre agasajos y banquetes, Pasquel le pidió que diera una exhibición de bateo en el Delta el siguiente jueves y antes de comenzar la serie entre Azules del Veracruz y Diablos Rojos del México. Ruth aceptó  y pensó que todavía  podría  poner un batazo del otro lado si le pasaban la pelota. En un principio se quejó de que las bardas estaban muy lejanas pero luego le explicaron que por la altitud de la ciudad de México, la pelota caminaba bastante.
Ruth se presentó en playera para dar sus swings antes del juego,  actuando  como catchers Carlos  Colás de los Rojos un rato y luego Mickey Owen de los Azules.
Más adelante, cuando se cumplían bastantes años del famoso pasbol de Mickey Owen en la Serie Mundial de 1941 con Dodgers, había  una entrevista con el que fuera catcher en el programa oficial del clásico y relataba que su máxima satisfacción al jugar en México había sido cuando vio a Babe Ruth conectar su jonrón 715 en esa exhibición de bateo.





Al principio pusieron al estelar Ramón Bragaña a pasarle la pelota pero el llamado profesor le tiró muy duro y Ruth abanicó. El público se molestó y también Ernesto Carmona, manager de los Rojos, que fue a la lomita con Alberto Romo Chávez con la misión de pasarle la pelota con poca fuerza para que el gran Ruth pudiera dar uno de sus batazos. Es única vez que hemos tenido un relevista por uno que está  pasando la bola para una exhibición de bateo.
Sobre los pitcheos más  suavecitos de Romo, Babe Ruth dio finalmente el batazo que el público estaba esperando y todos gritaron con entusiasmo cuando pasó la pelota sobre la barda derecha. Ese fue el que Mickey Owen calificó  de su jonrón 715.
Los fanáticos quedaron felices y después vino el juego en que para hacerle honor a Babe Ruth,  el gran bateador, fue un juego de muchos batazos con los Rojos ganando 15-6 a los Azules, aunque los  dos jonrones fueron del Veracruz, uno de “Tarzán” Estalella y otro de Lou Klein.




PASQUEL Y RUTH EN EL DELTA RE0LETO
Jorge Pasquel se molestó tanto por el comportamiento de Ramón Bragaña por haberle tirado tan fuerte a Ruth en la exhibición de bateo que antes del juego lo quitó de manager del equipo y puso en su lugar a Mickey Owen.
Después de varios días en México, poco más  de una semana, Babe Ruth regresó en avión a Nueva York acompañado de su esposa Claire y una pareja de amigos.

Babe Ruth nos hizo felices con su presencia, con  sus batazos y no me cabe duda que fue el mejor momento de Jorge Pasquel en sus 12 años como el gran jefe de la Liga Mexicana, compartiendo con Babe Ruth la gran ovación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario