Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

sábado, 21 de mayo de 2016


2004:
LA TRIPLE CORONA DE FRANCISCO CAMPOS









Después de quedar en segundo lugar de la zona sur en el calendario detrás de los Diablos Rojos en la zona sur detrás de los Diablos Rojos, los Piratas de Campeche, con Paquín Estrada de manager, terminaron con los cinco años de dominación de los equipos capitalinos al vencer a los dos equipos del DF en los play offs y luego superar en cinco juegos a los Saraperos de Saltillo en la gran final. El pitcher derecho Francisco Campos fue el jugador del año y el baluarte principal de los Piratas al ganar la triple corona de pitcheo con record de 12-2, 1.47 en efectividad y 99 ponches, siendo el primer ganador de la triple gema desde Panchillo Ramírez en 1956.


FRANCISCO CAMPOS



En este año del 2004 la Liga Mexicana experimentó jugando la temporada añadiendo un play off ya que los mejores perdedores en la primera serie pasarían a la segunda ronda. Los Piratas, con record de  55-42 en la temporada, vencieron a Olmecas de Tabasco en el primer play off en cinco juegos, al Tigres también en cinco partidos y luego pasaron sobre los Diablos en una fragorosa batalla de siete partidos. Los Diablos estaban buscando su tercer campeonato en forma consecutiva y el panameño Roberto Kelly fue llamado en sustitución  de Bernie Tatis que había ganado dos campeonatos en los años anteriores.
En la serie por la corona los Piratas tuvieron  gran bateo de Emil Brown y Willis Otáñez. Brown había llegado a los últimos 29 juegos bateando para .333 con nueve jonrones y 26 empujadas, mientras Willis Otáñez, en su tercer año en la Liga Mexicana bateó .388 con ocho cuadrangulares y 27 impulsadas.



PAQUIN ESTRADA


Después de esta temporada regresaría Emil Brown a Ligas Mayores para tener años  con los Reales de Kansas City  de 17 y 15 batazos de vuelta entera. El panameño Rubén Rivera tuvo su primera temporada de Liga Mexicana con .313 y 10 jonrones, realizando una soberbia atrapada en el Foro Sol que le ganó el nombre del “hombre araña”. El una vez prospecto principal de los Yanquis de Nueva York tendría grandes años en la Liga Mexicana. El ya experimentado Roque Sánchez bateo .301.


ISIDRO MARQUEZ



Saltillo llegó a la final ganando a Unión Laguna por barrida en el primer play off, al Sultanes de Monterrey en seis juegos en la segunda serie y al Pericos de Puebla en el tercero en seis partidos.
Ganando por 3-1 en la serie final, los Piratas se coronaron en su casa, el parque Nelson Barrera, con una emocionante victoria en el quinto juego de 4-3 sobre los Saraperos manejados por Derek Bryant y que buscaban su primer campeonato en una temporada completa. Solo mostraban el campeonato de 1980 en la llamada campaña extraordinaria debido a la huelga de peloteros en 1980.

GABRIEL ESCALANTE






Saltillo iba ganando 3-2 gracias a un cuadrangular de Jayson Bass pero en la sexta un hit del capitalino Oscar Ramírez empató el encuentro a tres y la carrera del gane llegó en la octava con doblete empujador del miso Oscar. El americano Danny McGee, ganador de ocho juegos en la campaña, fue el ganador del partido de la coronación con relevo de Isidro Márquez en la novena entrada.
El quijotesco Isidro Márquez había salvado 21 juegos en la campaña y en sus temporadas con Campeche salvó un gran total de 175 del total de 300 partidos salvados en su carrera de Salón de la Fama. Tuvo sus primeros años con los Tigres que perdieron la paciencia con el derecho de la bola submarina  al cambiarlo a los bucaneros. Es el lanzador con más juegos salvados en la historia de la Liga Mexicana.



RUBEN RIVERA
Francisco Campos ha sido el último ganador de la triple corona de los cuatro pitchers que lo han logrado en la historia del circuito. Martín Dihigo, el formidable lanzador cubano,  lo ganó dos veces, en 1938 con el Aguila de Veracruz y en 1942 con Unión Laguna, el zurdo Fred Waters del Tigres en 1955 y Panchillo Ramírez con Diablos Rojos en 1956. Y Campos con Campeche en el 2004. Ya en 1996 el mismo Francisco Campos había sido el Novato del Año en la Liga Mexicana.

Gabriel Escalante Castillo, presidente de los campeones Piratas, fue elegido el Ejecutivo  del Año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario