Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

martes, 22 de marzo de 2016

MELO ALMADA


EL PRIMER MEXICANO EN LIGAS MAYORES








MELO ALMADA CON BOSTON

EL primer jugador mexicano en llegar a las Ligas Mayores, el jardinero Baldomero “Melo” Almada, nacido en Huatabampo estado de Sonora, estuvo en la Liga Mexicana de 1941 como manager-jugador del Unión Laguna por la primera  parte de la campaña y en los turnos que tuvo al bat dio para .343, de  70-24. Después  de jugar en Ligas Mayores de 1933 hasta 1939, Melo Almada dejó  la gran carpa aparentemente por un fuerte pelotazo que le pegó  en plena cabeza y porque no tenía buenas relaciones con el manager Leo Durocher que estaba en el timón de los Dodgers de Brooklyn.
Vino entonces a la capital en 1941 parecía que iba a ser parte de los Rojos del México, nuevo equipo fundado por el famoso manager Ernesto Carmona un año antes, pero se dio la información que Melo iba a ser manager y jugador de los Algodoneros de Unión Laguna. Almada se había  entrevistado con Ernesto Carmona que iba a manejar a los Rojos en ese 1941 pero entonces vino la oferta de Jorge Pasquel, el hombre fuerte de la Liga Mexicana, para que fuera a manejar y jugar con los Algodoneros.
Sin embargo Melo Almada solamente estuvo en los primeros 26 juegos con Unión Laguna que llevaba record de 11 ganados y 14 perdidos con un empate. Una de las derrotas fue muy dolorosa en el Parque Delta cuando los Algodoneros ganaban 10-1 en la séptima entrada con Manolo Fortes en la lomita y entonces los Rojos del México  anotaron 15 carreras en la séptima entrada para  terminar ganando el juego por 18-14. Las 15 carreras en un inning siguen siendo record en Liga Mexicana.

CON UNION LAGUNA

En el nuevo libro sobre la vida de Melo Alnada escrito por su hijo Eduardo Almada comenta que dejó al Laguna y a la Liga Mexicana por problemas con el magnate Jorge Pasquel. El caso es que la retirada de Melo Almada desencadenó  una serie de situaciones que provocaron muchas cosas.
Al quedar sin manager el Unión Laguna, Pasquel le dio orden a Ernesto Carmona que tenía que dejar ir al formidable Martín  Dihigo al Laguna como manager-jugador para levantar la plaza de Torreón. Uno puede pensar que con Dihigo estando con los Rojos del  México toda la campaña le hubieran dado pelea a los Azules del Veracruz que ganaron la corona y fue considerado ese equipo como el mejor de en aquel tiempo.

CON SENADORES






Igualmente la llegada de Martín Dihigo provocó que con el calor de la comarca lagunera el gran pitcher se compusiera del brazo y para  1942 ganó la triple corona de pitcheo por segunda ocasión en Liga Mexicana llevando también al Unión Laguna al campeonato. Dihigo había bateado muy bien en sus juegos con los Rojos pero había tenido problemas como pitcher al tener dolencias en el brazo.
Fue en 1933 que jugando con los Medias Rojas de Boston logró Melo Almada llegar a gran carpa, habiéndose dado a conocer en la fuerte Liga de la Costa del Pacífico Americana en donde jugó con su hermano Luis que también parecía candidato a llegar al mejor Beisbol del mundo.



CON BOSTON

Joe Cronin, un gran jugador que luego fue manager del Boston y más adelante presidente de la Liga Americana me dijo una vez que tuvo como manager de MedIas Rojas a Melo Almada y era  un jugador consistente y con muchas facultades para ayudar a los equipos en donde jugara. Lo calificó como un jugador completo de Grandes Ligas.
Después de batear .341 en 44 veces al bat en 1933 al arribar a Grandes Ligas tuvo tres temporadas con Medias Rojas en que bateó .233 en solo 23 juegos en 1934 y luego  ya como titular en el jardín en 1935 bateó .290 y en 1936 conectó .253 jugando menos y  para 1937 subió  a .295 al ser cambiado a los Senadores de Washington.
En 1938 tuvo su mejor temporada al estar primero con los Senadores y luego con los Cafés  de San Luis, bateando  .311 en 633 veces a bat y un total de 197 hits que fue record para un jugador mexicano hasta que Vinicio Castilla conectó 206 en la temporada de 1998. En 1939 los Cafés lo cambiaron al Dodgers de Brooklyn y en la que su última campaña en las Mayores con solo 246 veces al bat debido al pelotazo bajó su average a .228. Terminó su carrera de siete años en las Mayores con un sóido porcentaje de .284,   15 jonrones y 197 carreras empujadas.


MARTIN DIHIHO



En 1935 cuando Melo Almada llevaba dos años  de estar en las Grandes Ligas, llegó el segundo jugador mexicano al gran Beisbol que lo fue el segunda base José Luis “Chile” Gómez con los Filis de Filadelfia.  “Chlle” Gómez jugó muchos  años en la Liga Mexicana y fue manager varias veces. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario