Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

martes, 8 de marzo de 2016

LEO RODRIGUEZ ES. EL UNICO

CON 10 “GUANTES DE ORO”


LEO RODRIGUEZ













LEO Rodríguez es considerado el mejor tercera base defensivo que ha pasado por los 90 años de la Liga Mexicana y para demostrarlo están las estadísticas en que aparece como el único jugador de todas las posiciones defensivas que hay en el Beisbol que fue en 10 temporadas diferentes el lider entre los promedios de los antesalistas. Cinco de ellas fueron en forma consecutiva, que son dos de los records que tiene al igual que más doublés plays realizados por un tercera base en toda la historia.
De 1949 a 1953 fue líder en porcentaje de fildeo entre todos los terceras bases con el equipo de Torreón, yéndose en 1954 a jugar con el equipo de Cananea de la Liga Arizona-Texas en el Beisbol Organizado  y donde fue campeón bateador con .430 y dio 15 jonrones, regresando a la Liga Mexicana en 1955 y 56 con Tigres 
en que también fue el mejor promedio entre los antesalistas.



Añadir leyenda

Sus cinco títulos seguidos pudieron ser más  pero fue a probar fortuna en una liga de la frontera para luego tratar de llegar a las Ligas Mayores. Fue firmado por los Piratas de Pittsburgh donde tuvo sus temporadas en clase triple A, a un paso de la gran carpa, y estuvo en una primavera en que llegó a entrenar con los bucaneros en la Florida. Sin embargo en aquel tiempo sobre todo, casi era una exigencia que los terceras bases tuvieran mucho poder. Además eran solamente ocho equipos en cada liga por lo que era muy difícil alcanzar el sueño americano. Sin embargo muchos jugadores americanos que jugaron contra él y lo vieron en acción  lo consideran  un pelotero de la gran carpa como Chuck Genovese  manager primero y luego destacado buscador de Grandes Ligas por muchos años, quien  lo calificó como un jugador defensivo  tan bueno como Brooks Robinson que hizo historia durante los años setenta en las Mayores. Genovese, primer manager que tuvo el Tigres en 1955 donde también jugó Leo Rodríguez para ganar el campeonato de bateo, dice que nunca ha visto un tercera base tan bueno a la defensiva como él.


LEO ROLANDO HERRERA PEPE BACHE Y CHUCK GENOVESE
Y bateando también era uno de .300, terminando en la Liga Mexicana con  .315 y se  recuerda mucho como un batazo suyo fue el decisivo para que los Diablos Rojos fueran campeones en la campaña de 1964. Para 1965 se retiró después de una larga y exitosa carrera en el Beisbol en 13 años de Liga Mexicana, ganando el campeonato de bateo en 1955 con .385.
Nacido en Tlahualilo, Durango, debutó con Torreón en 1949 bateando .300 y fue parte del Unión Laguna  campeón de 1950, luego fue parte decisiva en el campeón Tigres de 1955 y del Diablos Rojos en 1964.


PARQUE DE LOS ESTRELLAS DE HOLLYWOOD

Estuvo un año con los Estrellas de Hollywood de la Liga de la Costa, clasificación abierta, y luego tres temporadas con el Columbus de la Liga Internacional, clase triple A. Curiosamente su hijo Carlos jugó luego con el mismo Columbus pero sucursal del Yanquis antes de llegar a Ligas Mayores.

LEO ESCOGIENDO SU BAT

En 1960 estaba Leo bateando .292 con el Columbus cuando se fracturó un tobillo en una barrida en la segunda base y fue una lesión tan dura que el doctor que lo operó pensó que ya no podría volver a jugar al Beisbol, pero para 1961 lo firmó el gerente Arnulfo Rodríguez y dio cuatro formidables campañas con el Diablos Rojos en que fue lider de porcentaje de fildeo en tres ocasiones más, en 1963, 64 y 65. Así que en el último año de su carera se despidió con el décimo Guante de Oro. Su record en doublés plays es de 272.  Fue también manager interino del Diablos al ser suspendido un mes por golpear a un ampayer y los Rojos tuvieron un gran record. En la Liga de la Costa llevó a Naranjeros de Hermosillo  a un campeonato como manager-jugador.
El único que se le acerca en títulos de fildeo lo es el shortstop veracruzano Guillermo “Huevito” Alvarez que nueve veces fue el mejor de su posición en porcentaje.


LEO CON DIABLOS







Ya de retirado fue un formidable instructor  y al estar con los Diablos  vino un final dramático  de temporada en 1971 en que los Rojos peleaban con Charros de Jalisco por el título de la zona sur y se ofreció de voluntario a jugar si hacía falta. En la serie final en tierra jarocha salió de su retiro  de cinco años y medio para dar un hit en su único turno, el imparable 1498 y último de su gran carrera en la Liga Mexicana.
También llegó a tener su poder y el siete de agosto de 1952 en un duelo jonronero en Veracruz bateó dos jonrones, un total de cuatro hits, tres carreras empujadas y tres anotadas. En ese juego Laguna dio ocho cuadrangulares para imponer record que más adelante iba a mejorar Bravos de León con 10. Los otros seis jonrones del Torreón ese día fueron dos del Villa Cabrrera, un cubano que corría como un galgo, de Charolito Orta, “Zacatillo” Guerrero, del pitcher “Balazos” Martínez  y del famoso  Buck Leonard, este último en la octava entrada  para decidir en un triunfo de 16-14.





En Torreón llamaron “el negro” a Leo Rodríguez  pero con los Diablos Rojos el manager Tomás Herrera lo bautizó  como “la mano que aprieta”. Y vaya si los cañonazos por la esquina caliente los apretaba el gran Leo Rodríguez en su guante oro. En 1980 fue elegido para el Salón de la Fama del Beisbol Mexicano.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario