Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

sábado, 26 de marzo de 2016


1970

PEREYRA BLANQUEA AL PIRATAS











Después que Ramón Arano había blanqueado a los Indios de Cleveland en una victoria de los Diablos Rojos antes de la campaña de 1967 tuvimos en 1970 a otro lanzador mexicano, Miguel Pereyra, lanzando otra encalada sobre un equipo de Ligas Mayores que nos visitaba, los Piratas de Pittsburgh.
Ese año vinieron primero los Padres de San Diego con Preston Gómez de manager, luego los Piratas de Pittsburgh con Danny Murtaugh y los Orioles de Baltimore de Earl Weaver.
En 1970 se cumplían 10 años que los Piratas habían ganado el campeonato de la Liga Nacional y la Serie Mundial sobre Yanquis con el jonrón de Bill Mazeroski.

PEREYRA DERECHA Y ENRIQUE ICEDO





Ese año de 1970 iban a terminar los Tigres en penúltimo lugar de la zona sur, a 12 juegos y medio del ganador Aguila de Veracruz. En 1970 estos Piratas que nos visitaron iban a ganar la División Este pero no fueron a la Serie Mundial, algo que si lograrían en 1971 cuando Roberto Clemente alcanzó el mejor momento de su gran carrera al ser el Más Valioso del clásico de octubre.
Fue la noche del 10 de marzo de 1970 que los Tigres se enfrentaron al Piratas cuyo manager, Danny Murtaugh, puso este orden al bat:
Mateo Alou, cf, Bill Mazeroski, 2b, Roberto Clemente, rf, Willie Stargell, lf, Bob Robertson, 1b, José Pagán, 3b, Jerry May, c, Fred Patek, ss, y
Bob Moose, p
-o-




Bob Moose había tenido su primera temporada completa en las Mayores un año antes y fue pitcher campeón en ganados y perdidos con 14-3. En 1971 sería el héroe del pitcheo bucanero  al ganar la Serie Mundial. Además  había  tirado un juego sin hit ni carrera en 1969.
Chito García, manager del Tigres, puso el siguiente orden al bat:
Gustavo Garza, lf, Héctor Zamudio, rf, Manuel Ponce, cf, Celerino Sánchez, 3b, Kiko Castro, 2b, Carlos Garza, 1b, Fernando Remes, ss, Gregorio Luque, c, Miguel Pereyra, p
-o-
Pereyra era un pitcher tabasqueño descubierto por el gran buscador Corito Varona que había  tenido una campaña regular en 1969, aunque con dos destellos muy especiales. En una ocasión  contra Pericos de Puebla lanzó  un juego sin hit ni carrera de esos de siete innnigs pero como Tigres no había anotado, se fueron de extrainnings al octavo y allí ya le pegaron de hit, siendo el lanzador zurdo Alfredo Mariscal el que se lo bateó.
En otra visita de Puebla también los llevaba sin hit en las siete entradas programadas por un doble juego, pero había aceptado una carrera. Y con un hit de Ronnie Camacho perdió el partido.
-o-

CARLOS GARZA
Pero a la tercera va la vencida y llegó la noche del 10 de marzo de 1970 contra los Piratas dominando en la primera entrada a Mateo Alou, que llegó a ser campeón bateador en la Liga Nacional, en elevado al short, Mazeroski fue out en elevado al central y el famoso Clemente dio elevado al izquierdo.
Tigres aprovechó un error del tercera base José Pagán en mal tiro para anotar Héctor Zamudio que había  dado sencillo y hubo otro imparable de Celerino Sánchez. Lo llamaban el “Super Ratón”  pero el short del Piratas, Fred Patek, era más pequeño que él  en estatura.
En la segunda entrada Pereira ponchó en forma consecutiva a los jonroneros Willie Starrgell y Bob Robertson. Entre ellos pegaron 74 jonrones en la temporada de 1971. Pagán dio rola al short que manejó Fernando “Pulpo” Remes con su clase de siempre.
Tigres logró su segunda carrera en el segundo con hits del “Pulpo” Remes y Luque, toque de sacrificio de Pereyra y rola empujadora de Gustavo Garza.

FERNANDO REMES

En la tercera Pereyra ponchó a May, pero el veloz Patek le dio hit de piernas. Patek se robó  segunda pero allí se quedó ya que Moose dio rola al short y Alou se ponchó.
La tercera entrada la comenzó Manuel Ponce con sencillo pero lo atraparon en una revirada, Después de eso el pitcheo bucanero retiró a 17 bateadores felinos en orden.
Con un out en el cuarto  Clemente dio hit por el hoyo de tercera y short, pero Stargell elevó al derecho y Robertson elevó a segunda. En el quinto hubo hit de May pero nada más y en el sexto vino el real problema para Pereyra ya después de haber dominado a Alou en rola por segunda y de ponche a Mazeroski, Clemente dio una fuerte línea de hit al central y el poderoso Stargell dio un largo batazo por el izquierdo que lucía jonrón pero Gus Garza se pegó a la barda y dando un brinco se quedó  con la pelota para robar un jonrón con su gran atrapada que debe haber sido la mejor de su vida. Así mantuvo en cero a los Piratas.
En el séptimo lo sacó Pereyra en orden pero el octavo fue muy difícil. Patek volvió a conectar un hit dentro del cuadro y John Jeter elevó al central para el primer out, pero Patek hizo audaz pisa y corre de primera a segunda. Davis fue el segundo out en rola por tercera y después de base a Mazeroski hubo doble robo para colocar bucaneros en tercera y segunda con dos outs. Le tocaba batear al novato Angel Mangual y Pereyra lo dominó en rola a sus manos ante el entusiasmo del público.

DANYY MURTAUGH

El zurdo Al Oliver abrió el noveno como emergente con elevado al central, ponchando entonces a José Martínez para el segundo out y entonces dominó a José Pagán en elevado al central para completar los nueve ceros y llegar a esa cita con la gloria. Vino entonces la gran celebración.
Recuerdo haber visto los últimos outs del juego en la caseta del Piratas para poder entrevistar al manager Danny Murtaugh y al acabar la joya de pitcheo de Pereyra, todos los jugadores se fueron al vestidor menos Murtaugh que se quedó mirando con gesto de gusto la celebración de los Tigres y sus fanáticos. Para él esto fue solo un juego de exhibición, pero para los Tigres y sus aficionados una jornada histórica.
Fue la temporada de 1970 la única buena de Pereyra en 15 años de Liga Mexicana ya que tuvo record de 12-11 con 3.56. Nunca más llegó  a 10 victorias en un año.
En 1973 lo cambiaron los Tigres al Alijadores de Tampico y el nativo de Comalcalco, Tabasco,  terminó su carrera de Liga Mexicana con 75-77 y 3.58 en carreras limpias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario