Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

jueves, 10 de marzo de 2016



1942

EL PRIMER TITULO DE UNION LAGUNA






EN la temporada de 1942 el equipo Unión Laguna de Torreón capturó el primer campeonato de su historia bajo el mando de Martín Dihigo, quien fue jugador también y se recuperó de las dolencias en el brazo del año anterior para terminar ganando, por segunda vez en Liga Mexicana, la triple corona de picheo al ser líder en efectividad con 2.53, el primero en ganados y perdidos con 22-7 para .759 en porcentaje y fue líder en ponches con 211. Es Dihigo el único que ha ganado en dos ocasiones la triple corona de pitcheo.
Fue una temporada cerrada y Torreón terminó  con record 48-40 con solo juego y medio de ventaja sobre Monterrey que le pisaba los talones. Dihigo llegó  un año antes, ya comenzada la campaña, a manejar al Unión Laguna tomando el lugar de Melo Almada, el primer jugador mexicano en alcanzar las Ligas Mayores. 




Y para 1942 redondeó al equipo para tener un infield con el “Oso” Montalvo en primera, aunque varias veces jugó el mismo Dihigo la inicial, Laureano Camacho en la segunda base, Ramón Lagunas (Lagunitas)  en el short y el cubano Lolo Correa en la antesala. En el jardín tuvo Dihigo a Chanquilón Díaz, novato del año en esa temporada y por muchas temporadas estrella de la Liga Mexicana, jugando el jardín izquierdo, el muy buen bateador cubano Alejandro “Filete” Crespo en el central y el luego famoso manager Memo Garibay en el derecho. Caros Colás, el veloz cacher cubano estuvo como receptor titular aunque Garibay fue utilizado en varios juegos. Me llegó a comentar Memo Garibay que fue una gran satisfacción escuchar a Dihigo decirle que prefería  que él y no Colás le trabajara detrás  del home el día  que le tocaba lanzar. Pero Colás era mejor bateador y más  rápido.

MEMO GARIBAY
El domingo 20 de septiembre los aficionados de la capital tuvieron oportunidad de ver lanzar a Dihigo por última vez en esa  campaña en un juego contra los Diablos Rojos y ese encuentro lo ganó Torreón 5-3 con don Martín cubriendo la ruta y además dando un jonrón para empujar dos carreras. Dihigo ya estaba entrando en la parte final de su fantástica  carrera pero al ganar esta triple corona de pitcheo nos demostró que todavía seguía  siendo el rey.
Con sus 22 victorias fue un equipo campeón de un solo pitcher, ya que el siguiente en victorias en el equipo lo  fue el zurdo Pancho Alcaraz, la mejor curva en la Liga Mexicana, con siete triunfos. En aquel tiempo se jugaba de jueves a domingo y con Dihigo lanzando por lo menos dos de los juegos de esa serie, era más que suficiente.
En aquel juego del 20 de septiembre el famoso pitcher mexicano Alberto Romo Chávez abrió  por los Rojos que ese año manejó Ernesto Carmona. El juego estaba empatado a una carrera cuando en la cuarta entrada los laguneros atacaron con un doblete de Carlos Colás y un jonrón de Martín Dihigo sobre la barda de los 400 pies del jardín  central. ¿Asombroso?.

CHANQUILON DIAZ Y BETO AVILA

 Ya Dihigo nos tenía acostumbrados a estas hazañas como pitcher y bateador. Ese fue su séptimo jonrón de una campaña en que bateó .319 con ocho cuadrangulares y 61 carreras empujadas. Dihigo había ayudado al Aguila a ganar los campeonatos de 1937 y 38, al Azules del Veracruz en 1940 y ahora al Laguna en 1942, aunque era ahora su primer gran éxito como manager en la Liga Mexicana. Ya en la Liga Cubana había sido manager-jugador y campeón.
En aquel juego del domingo 20 de septiembre de 1942, Dihigo necesitó sin embargo de la ayuda del joven “Chanquilón”. En la cuarta entrada los visitantes ganaban solo 4-2 y los Rojos pusieron dos en base cuando “Popeye” Salvatierra conectó un largo batazo por el jardín izquierdo que llevaba etiqueta de cuadrangular y voltereta al partido, pero “Chanquilón” Díaz corrió hasta la barda izquierda del Parque Delta y pegando un brinco hizo la gran atrapada del partido.

EL GRAN DIHIGO
Más adelante en el octavo y sin hombres en base, “Popeye” Salvatierra tuvo su jonrón  contra Dihigo y fue la tercera carrera del encuentro para los Rojos contra cinco del Laguna. Dihigo terminó aquel juego retirando en orden la novena entrada a pesar de que los aficionados de la porra roja en las gradas de sol en el lado derecho se pasaron todo el juego  tratando de sacarlo de sus casillas, gritándole diferentes clases de insultos. El último out fue ponche al emergente Leroy Matlock para su abanicado cinco del partido.

“Chanquilón” Díaz tuvo una carrera de Salón de la Fama al ser gran estrella y jugador completo, siendo en un invierno campeón jonronero en la Liga Cubana, mientras “Popeye” Salvatierra, nacido en el puerto de Veracruz, fue un bateador de poder  y dando sus batazos también en ligas americanas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario