Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

jueves, 12 de noviembre de 2015

EN LIGAS MAYORES

EL ULTIMO HIT DE BETO AVILA FUE DOBLETE


BETO AVILA











Fue 1959 el último año de Beto Avila en Ligas Mayores y una etapa de los verdaderos aficionados mexicanos terminó con ese año. El último del único pelotero nuestro que ha ganado un campeonato de bateo en la gran carpa y, además, el orgullo de ser el primer pelotero latinoamericano en lograrlo. En el invierno de 1958-59 dejó  a los Indios de Cleveland donde estuvo 10 años al ser cambiado por el gerente Frank Lane que había llegado a la silla principal de la oficina de la tribu y era reconocido como el gerente que más jugadores cambió en su tiempo, posiblemente de todos los tiempos, cambiando un día su manager por otro manager.


FRANK LANE A LA IZQUIERDA Y FRED HUTCHINSON
Curioso es que Frank Lane era un enamorado de nuestro México y cada vez que podía venía a visitar a Acapulco y pasarse un buen  rato de días vacacionales. Un día me llegó  decir cuando lo vi en el aeropuerto de la ciudad de México durante uno de los viajes que hice: “No solo me encanta Acapulco sino que me fascina la filosofía que tienen los mexicanos. Es muy agradable estar en México.”

TARZAN WEISSMULLER Y SU ESPOSA LUPE VELEZ
Es lo mismo que pensaba el más famoso de los actores que interpretó el personal de Tarzán, Johnny Weissmuller, ya que se quedó a vivir los últimos años de su vida en el puerto de Acapulco, teniendo su cuarto especial frente al mar en lo alto de una colina cerca de la paya de Caleta. Además el Tarzán citado estuvo casado con la muy guapa actriz mexicana Lupe Vélez que tendría un final trágico.
BETO AVILA EN LA PORTADA DEL ESTO

Pues bien, fue Frank Lane el que cambió a Beto Avila de los Indios a los Orioles de Baltimore ese invierno de 1958 y 59. Pensaba que los mejores años del segunda base veracruzano habían pasado pero no duró mucho tiempo con Orioles ya que fue cambiado al Medias Rojas de Boston y por algunos días fue compañero de Ted Williams en el que sería su penúltimo año en el Beisbol. Obviamente debe haber sido fascinante ser compañero de alguno de aquellos grandes como Ted Williams o Joe DiMaggio por ejemplo.

BETO CON TED WILLIAMS

Pero el gran Dios tenía preparado un final en otra parte para Beto ya que los Bravos de Milwaukee, busc ando su tercer banderín seguido de la Liga Nacional, habían  perdido al famoso Red Schoendienst quien a parte de ser ya un veterano contrajo tuberculosis. Y los Bravos decidieron  obtener a Beto para tratar de tapar el hueco ya que un joven boricua llamado Félix Mantilla no lo estaba haciendo muy  bien.


LOS AÑOS PASAN

El caso es que Beto le dio algunos juegos formidables, uno de ellos con un jonrón de irse caminando  en el final de la novena entrada. No bateó en average pero si en oportunidad y el manager Fred Haney estaba ilusionado en el primer manager de la Liga Nacional en ganar tres títulos seguidos desde Billy Southworth de los Cardenales de San Luis de 1942 a 1944.

WARREN SPAHN 
La recta final, la última semana, fue tremenda con Bravos y Dodgers nariz con nariz. Para el penúltimo día de la temporada los dos equipos estaban luchando por quedar en primer lugar y aquel 26 de septiembre de 1959 sería histórico de una manera ya que en ese encuentro  conectó Beto Avila el último imparable que iba a lograr en Grandes Ligas y de paso produjo la carrera en un triunfo del Bravos 3-2 que los perimitió alcanzar en primer lugar con los Dodgers que ese día fue apaleado 12-2 por los Cachorros de Chicago.

ORGULLO DE MEXICO
Entonces no había divisiones, solo ocho equipos en la Liga Nacional y ocho en la Liga Americana, yendo a la Serie Mundial el que terminaba el calendario con el mejor record. En ese partido estuvo Beto Avila como sexto en el orden al bat y en su primer turno dejó un toque espléndido de sacrificio. En su segundo turno, en la cuarta, conectaría el último hit de su vida en las Grandes Ligas, un doblete y luego anotó carrera en un error.



Los Filis mandaron a su pitcher estrella, Robin Roberts, y fue un clásico duelo de as contra as ya que el zurdo Warren Spahn iba a ganar ese juego 3-2 para llegar a 21 victorias en la campaña. El mismo Warren Spahn que unos años más tarde, en 1964, vino de coach de pitcheo de los Tigres de la Liga Mexicana y lanzó tres juegos ara los felinos,
-o-
HANK AARON

Beto Avila dio línea al jardín derecho en su tercer turno de aquel juego que los Bravos necesitaban ganar y le tocó batear en la octava entrada con el juego 2-2 y la casa llena. Eddie Mathews y Hank Aarin dieron sencillos, luego un toque de sacrificio del jonronero Joe Adcock, en aquel tiempo hasta los jonroneros sabían tocar la bola. Le dieron la base intencional a Lee Maye para llenar el cuarto y Beto Avila tuvo el juego en sus manos y no quedó mal ya que su rola por el short sirvió para empujarla carrera que sería  del gane.
-o-

Añadir leyenda

Beto Avila iba a tener tres juegos más en la gran carpa pero sin hit. Al ía siguiente los Bravos volvieron a ganar a los Filis 5-2 y como Dodgers también ganó, los dos equipos terminaron empatados en primer lugar. La Liga Nacional entonces decidía los empates con una serie al que ganara dos de tres juegos. En 1946 terminaron empatados Dodgers y Cardenale de San Luis ganando estos últimos. Y en 1951 el desempate histórico que decidió el jonrón de Bobby Thomson en la última jugada del partido para que Gigantes ganara a Dodgers que entonces eran de Brooklyn.  
COLISEO DE LOS ANGELES
Era apenas el segundo año de los Dodgers en Los Angeles y después de estar desastrosos en 1958 estaban ahora peleando por la corona del viejo circuito en una serie de dos de tres. Con pitchers como Warren Spahn y Lew Burdette los Bravos eran los favoritos y en una volado se decidió  que el primer juego se iba a efectuar en Milwaukee y los dos siguientes, el tercero si era necesario, en Los Angeles, en el Coliseo de Los Angeles.
COUNTY STADIUM MILWAUKEE
En el primer partido en el County Stadium fue un juego de grandes emociones y los Dodgers ganaron 6 a 5, con Beto Avila siendo colocado de primero en el orden al bat pero yéndose de 5-0, eso sí, empujando una carrera con otra rola. En ese encuentro, donde tendría sus últimas cinco veces en el mejor Beisbol de  donde en 1954 había sido el rey de todos los bateadores de la Liga Americana con su porcentaje de .341.
Beto comenzó con dos rolas al short, la última para empujar una carrera, luego se ponchó, elevó al short y elevó a tercera base en la que sería su última vez al bat.

BETO Y PIRATA FUENTE ORGULLOS DE VERACRUZ

Volaron de Milwaukee a Los Angeles donde iba a abrir por Bravos el derecho Lew Burdette después que había fallado
el estrella zurdo Warren Spahn.
Después del 5-0 de Beto en el primero de la serie extra, el manager Haney abrió con Mantilla en la segunda base pero el juego fue una total desgracia para los Bravos que ganando por tres carreras en la novena entrada vieron como los Dodgers manejados por Walter Alston les empataron a cinco. Burdette ya se había cansado y lo aguantó demasiado el manager Fred Haney.





La casa estaba llena cuando hizo el movimiento y un hit del joven Norman Larker produjo dos con sencillo y el veterano Carl Furllo trajo la del empate con un elevado de sacrificio. Para los últimos cambios que hizo el manager Haney, ya Beto estaba jugando la segunda base, con Mantilla pasando al short, pero no tuvo vez el bat.
En la entrada 12 los Dodgers lograron la carrera del triunfo y del campeonato ya con dos outs en la pizarra. Con hombre en la segunda el mismo Furillo dio un hit por el short y como Mantilla hizo un mal tiro a primera vino al home la carrera del gran ante el entusiasmo de los 36,528 aficionados reunidos en el Coliseo de Los Angeles.


GRACIAS BETO

Beto Avila estuvo cerca de despedirse de Ligas Mayores con una Serie Mundial ya que las dos derrotas del Bravos fueron por una carrera, 3-2 y 6-5. Es curioso que hayan tenido tan poca gente en un estadio Olímpico donde tiene un aforo de poco más de 100,000 personas y es lo que hubo en cada uno de los tres juegos en que tuvieron su primera Serie Mundial.
Con esos juegos extras, Beto Avila dijo adiós a las Ligas Mayores y un año después pes decidió despedirse del Beisbol jugando un año en la Liga Mexicana, donde había  comenzado profesionalmente, con los Tigres de su amigo Alejo Peralta.

De esta manera le hemos presentado los últimos juegos de Beto en las Grandes Ligas con su último hit también. El gran Beto que falleció a los 80 años el 26 de octubre del 2011. Hace 11 años, pero beisboleramente, Beto Avila vivirá para siempre. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario