Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

viernes, 31 de julio de 2015

UNICA VEZ QUE UN PITCHER PONCHO A 27 EN UN JUEGO
LANZANDO PARA HOME
Por Alfonso Araujo Bojórquez
¡ESOS YANKEES!



Sorprendente campaña están teniendo los Yankees en este 2015, cuando todo le está funcionando al manager Joe Girardi. Tenían rato que no ganaban un juego, anotando 20 o más carreras y lo acaban de lograr el pasado martes, cuando se quitaron una desventaja de cinco carreras en la primera entrada, pues hacen 11 en la segunda y terminan venciendo 21- 5 a los Rangers. La última vez que habían anotado cuando menos 20 carreras, fue en el 2011, cuando derrotaron 22- 9 a los Atléticos de Oakland, jugando en el Yankee Stadium. Un detalle que me llamó la atención al investigar sobre los Yankees, es que ante los Indios de Cleveland, tienen las derrotas más dolorosas. La última fue el sábado 18 de Abril del 2009 en su parque, con anotación de 22-4, cuando La Tribu les hizo 14 en la segunda entrada. La mayor cantidad de carreras que han permitido en un juego es de 24 y fue Cleveland el 29 de Julio de 1928, por 6 que anotó Nueva York. El cierre con más carreras en contra, es contra Indios y no hace mucho, pues fue el martes 31 de Agosto del 2004 al caer por 22-0, por cierto el último pitcher de los Yankees, fue el mexicano Esteban Loaiza, que no lo dejaron sentido con 6 carreras limpias. A su favor, tienen un 21-0 ante los Atléticos de Filadelfia, con trabajo completo de Red Ruffing, el domingo 13 de Agosto de 1939 en el Shibe Park.
Hay tres marcas en las ligas menores, que son difíciles de superar en Ligas Mayores y en cualquier liga. El 15 de Junio de 1902 en la Liga de Texas, el equipo Corsicana venció al Texarcana con marcador de 51-3, bateando la friolera de 21 cuadrangulares, siendo el catcher de origen canadiense, Nig Clarke, cuyo nombre fue Jay Justin, el más sobresaliente al batear de 8-8, pero jonrones. Todo se debió a que ese domingo estaba prohibido jugar en Corsicana y se fueron a un pueblo cercano de nombre Ennis, donde las bardas estaban a 250 pies . Siete jugadores de Corsicana, batearon cinco hits. Esa actuación, llevó a Clarke a Ligas Mayores, donde en 506 juegos, solo bateó 6 jonrones, jugando para Cleveland, Detroit, Cafés de San Luis, Filis y Piratas.
Un chaparrito jardinero de nombre Gene Rye, que había nacido como Eugene Rudolph Mercantelli, se cambió su nombre por lo largo del oficial, jugando para el Waco en la Liga de Texas en contra de Beaumont, en la octava entrada, hicieron la friolera de 18 carreras, donde este jugador, bateó 3 jonrones en la misma entrada, una marca de las más difíciles de igualar. Eso pasó el 6 de Agosto de 1930. Cuando se supo lo anterior, varios equipos de grandes ligas, andaban interesados por el chaparrito y fueron los Medias Rojas, quienes lo firmaron para 1931, viendo acción en 17 juegos, conectando 7 hits en 39 turnos oficiales, siendo los 7, sencillos. Al año siguiente estaba de vuelta en la liga texana y se retiró en 1936.






EL JOVEN DE LA HAZAÑA 27 PONCHES EN UN JUEGO DE NUEVE ENTRADAS
En 1952 el equipo Bristol, sucursal de los Piratas de Pittsburgh, tuvieron dos lanzadores que hicieron cosas fuera de lo normal. Bill Bell, que tenía 18 años, lanzo juegos consecutivos sin hit ni carrera, contra Kingsport el 22 de Mayo y Bluefield el 26 de Mayo y de nuevo contra el mismo Bluefield, le tiró otro doble cero el 25 de Agosto. El otro de nombre Ron Necciai, cuando le faltaba un mes para cumplir los 20 años de edad, logró ponchar a 27 ante el equipo Welch el 13 de Mayo, pero un out fue con rola a las paradas cortas. Resulta que en la novena entrada, ponchó a cuatro para cerrar con los 27 ponches. El 21 de Mayo, logró recetar 24 chocolates al equipo Kingsport y al día siguiente vino el doble cero de Bell. Necciai ponchó a 100 bateadores en 43 entradas, permitiendo 10 imparables. Lo subieron al Burlington en la Liga Carolina , donde tuvo 7-9, pero 172 ponches en 126 entradas. Eso lo llevó al equipo grande los Piratas de Pittsburgh, donde tuvo una sola victoria por seis derrotas y 7.08 de efectividad. Fue tanto el esfuerzo que se lastimó y ya no volvió a lanzar…Después más lanzamientos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario