Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

jueves, 19 de febrero de 2015


EL JUEGO INCREIBLE  

EL ¨PITCHER GABBY DE LA TORRE

PONCHO A 40 EN 16 ENTRADAS  

FUE EN LA FINAL DEL NACIONAL DE 1965
 
GABRIEL DE LA TORRE


Fue en una derrota donde Miguel Antonio Puente pasó a la historia de la pelota amateur y será recordado siempre por los aficionados de buena memoria. El gran partido tuvo lugar el 30 de agosto de 1965 en Tijuana, Baja California, dentro del campeonato nacional de beisbol amateur. Para hacer las cosas más dramáticas, ese juego entre Baja California y Chihuahua fue por el campeonato y la batalla no solamente fue decidida 1-0 en 16 entradas a favor de Baja California, sino que resultó el duelo del siglo en el beisbol amateur. Gabby de la Torre, en la lomita de Baja California, ponchó la cifra increíble de 40 bateadores en las 16 entradas, en tanto Miguel Antonio Puente, pese a la derrota, abanicó a 26 enemigos.


DE LA TORRE CON GUAYMAS
Gabby de la Torre, quien no llegaría muy lejos en los profesionales después de despertar gran interés por actuaciones como ésta en los amateurs, en el memorable partido solamente aceptó dos hits que fueron dentro del cuadro, en las entradas dos y cuatro. En las 40 entradas que lanzó, De la Torre sólo dio una base por bolas.
De la Torre rompió la marca de 16 ponches en un juego de campeonato nacional, impuesto por el bajacaliforniano “Viejito” García. Gabby llegó a ponchar a 10 enemigos en orden.
Unas cuatro mil personas vieron el memorable encuentro en el parque Benito Juárez. Con solamente 17 años, el chamaco puente mantuvo el duelazo con De la Torre y terminó perdiendo por una mala decisión. Y es que Puente lanzó las primeras nueve entradas sin hit ni carrera, hasta que finalmente le dieron un imparable en la entrada 10. En esos primeros nueve episodios, Puente sólo permitió que un enemigo llegara a la inicial, por un error de él mismo, al fildear un toque en la cuarta entrada. 
MIGUEL ANTONIO PUENTE

Tampoco dio base por bolas en los nueve actos reglamentarios. En nueve entradas Puente llegó a 19 ponches. En total trabajó 15 entradas y un bateador de la número 16, siendo relevado por Bernardo Moncayo, después que Víctor Verdugo abrió el decisivo con sencillo. Ya con dos outs en ese inning 16, había corredores en segunda y primera cuando vino un elevado por la raya de faul de tercera. El fly se le cayó al shortstop Samuel Rodríguez, pero todos habían visto el batazo en terreno de faul… todos, menos el ampáyer Manuel Hernández, quien marcó ferbol y entró la única carrera de la gran batalla.
Ese fue el trabajo de los pitchers en ese sensacional partido de los 66 ponches:
                                            IP          H          C          CL          SO          BB
PUENTE                              15        6           1           0           26           1
Moncayo                            2-3      0            0           0           1             1
Torre                                   16        2            0           0           40           1
-o-
El único pasaporte de Miguel Antonio Puente fue intencional. El gran partido duró cuatro horas con 21 minutos. Los dos pitchers del formidable duelo se hicieron profesionales y Puente llegó tan lejos como las Ligas Mayores.

Reporte de Mike Brito

“Buena recta y curva. Lástima de la lesión”.

Miguel Antonio Puente





FELIPE LEAL MIGUEL PUENTE VICENTE ROMO Y JUAN SUBY
Miguel Antonio Puente, pitcher derecho nacido en San Luis Potosí el 8 de mayo de 1948, tuvo en 1970 su solitaria temporada en Grandes Ligas, al actual con los Gigantes de San Francisco y terminar con una marca de uno ganado y tres perdidos. Después vinieron las lesiones que no lo dejaron ser el mismo.
En esa campaña de 1970, su primera decisión fue una victoria que logró sobre los Mets en el estadio Shea de Nueva York, el ocho de mayo. Ganó por 7-1, superando al también lanzador derecho Gary Gentry. 


CON GIGANTES
Es curioso que la única victoria también de Germán Jiménez en Ligas Mayores fue en el estadio Shea de Nueva York y sobre los Mets. El día 12 de ese mayo perdió 6-5 en San Diego contra los Padres y su segunda derrota la tuvo el día 15 por paliza de 11-5 en Los Ángeles, ante los Dodgers. El 23 del mismo mes también relevó en un partido de 15 entradas contra los Padres de San Francisco y fue el derrotado, al caer Gigantes en juego de palos 17-16. Se acabaron las decisiones para Puente y su actuación en las Grandes Ligas.
Ese Gigantes de San Francisco de 1970 terminó en tercer lugar de la Liga Nacional Oeste con marca de 86-76, con Charlie Fox reemplazando pronto a Clyde King como manager. En el equipo hubo jugadores tan notables como Willie McCovey, el jonronero zurdo; el tremendo Willie Mays, así como pitchers extraordinarios como Garylord Perry y Juan Marichal.



ROBERTO CLEMENTE WILLIE MAYS Y HANK AARON 
Estos fueron los titulares en el Gigantes del 70:
1b, WillieMcCovey
2b,          Ron Hunt
3b,          Al Gallagher
SS,          HalLanier
LF,          Ken Henderson
CF,          WillieMays
RF,          Bobby Bonds
C,            Dick Dietz
Pinchers; Garylord Perry, Juan Marichal, Rich Robertson, Ron Bryant, Don McMahon, Skip Pitlock, Jerry Johnson y Miguel Puente.


WILLIE MAYS
Perry fue el mejor pitcher del equipo en 1970 con marca de 23-13 y 3.20 en carreras limpias, quedando en segundo lugar al votarse por el Trofeo Cy Young que ganó el veloz Bob Gibson, de los Cardenales de San Luis. McCovey dio 39 jonrones para Gigantes ese año, con Mays logrando 28 cuadrangulares y .291 de promedio.
También en ese 1970, Miguel Antonio Puente, tras una destacada carrera de amateur, fue firmado para los profesionales por Ramón “Chita” García para los Diablos Rojos del México, pero pronto se lo llevaron los Gigantes de San Francisco por su gran curva. En 1969 jugó con el equipo Amarillo de la Liga de Texas en un camino seguro hacia Ligas Mayores.


Por esos primeros años se le vio de novato con el equipo Tepic, sucursal de México Rojos en la Liga del Noroeste, para luego estar con los Yaquis de Ciudad Obregón en la fuerte Liga Mexicana del Pacífico. Jugando para el Amarillo en la Liga de Texas, logró el sueño dorado de un pitcher al tirar partido sin hit ni carrera.



En la Liga Mexicana apareció en 1972, dos años después de su incursión por las Grandes Ligas, logrando con los Broncos de Reynosa un récord de 9-5 y 2.79 en carreras limpias. Los Broncos terminaron en quinto lugar de la Zona Norte y tuvieron tres manager: Ronnie Camacho, Marte de Alejandro y Jorge Fitch. En 1973 tuvo Puente 8-7 con Reynosa y al terminar en segundo del grupo Noroeste fueron a los playoffs para ser rápidamente eliminados por Saraperos de Saltillo. En 1975, con los Indios de Ciudad Juárez, último en el grupo Noroeste, terminó con marca de 10-15 y 3.83. En 1977 lo encontramos con Alijadores de Tampico en que pone números de 5-3.
En 1974 había pasado al Dorados de Chihuahua para lograr 10-13 y 2.87.

Miguel Puente en Ligas Mayores
Años, Uno
Equipo, Gigantes de San Francisco
Juegos, Seis
Ganados, Uno
Perdidos, Tres
Carreras limpias, 8.05
Juegos iniciados, Cuatro
Juegos completos, Uno
Innings picheados, 19
Hits recibidos, 25
Bases por bolas, 11
Ponches, 14
Bateo, 7-0 .000
-O-


DE LA TORRE

Gabby de la Torre, el pitcher d los 40 ponches, lanzó  brevemente en profesonales. Vino a la Liga Mexicana en 1958 y tuvo dos juegos con los Pericos de Puebla en que su efectividad fue 7.20 y lanzpo solamente cinco entradas. También  jugó muy poco tiempo en la Liga de Sonora de invierno. Miguel Puente estuvo más que Gabby  en la liga invernal llamada luego Liga Sonora-Sinaloa, Liga del Pacífico y finamente la Liga Mexicana del Pacífico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario