Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

sábado, 14 de febrero de 2015

ALEJO PERALTA

EL SISTEMA PERALTA NACIO POR

LA FALTA DE PITCHEO EN TIGRES

JUEGO PERFECTO Y UN SIN

HIT NI CARRERA AL INICIO



ALEJO PERALTA EXPLICA SU SISTEMA  LOS CRONISTAS. JORGE PULIDO Y TOMMY MORALES A SU LADO
FUE en la temporada de 1971 cuando los Tigres asombraron a la Liga Mexicana cuando su propietario Alejo Peralta le ordenó a su manager Chito García  que por escasez de buenos pitchers abridores iban a
utilizar el sistema de tres innings como máximo  para un lanzador, es decir, que en un juego de nueve entradas iban a usar, en caso que no explotara antes alguno de ellos, a tres lanzadores por juego. Me dijo claramente Alejo Peralta las razones  para su nueva idea de un trabajo de tres entradas como máximo para un pitcher:


ALEJO PERALTA JOVEN
“No tenemos un buen cuerpo de lanzadores y si varios jóvenes que prometen. Por eso es más fácil que un joven se presione menos sabiendo que va a lanzar solamente tres entradas y no va a tratar de completar el juego. Además cuando los bateadores van por segunda vez contra un mismo pitcher ya lo empiezan a “conocer”. Para la tercera vuelta el mismo bateador ya tiene ventaja sobre ese mismo lanzador que ya está cansado y lo conoce mejor. Por eso tiene mucho futuro el de poner a un pitcher a lanzar solamente tres entradas.”


ALEJO Y CARLOS PERALTA
Estamos hablando de los tiempos en que muchos lanzadores completaban sus juegos y todavía no  llegábamos a la era que estamos viviendo que hay muchos relevistas después de la quinta entrada hasta que en la novena entrada le llega el turno al llamado cerrador.
La verdad que en el primer año del sistema Peralta se debe aceptar que le fue bien al Tigres ya que del comienzo el llamado Sistema Peralta produjo un juego perfecto de siete entradas en el Parque del Seguro Social y a los pocos días un juego sin ht ni carrera en Poza Rica. Además los Tigres pelearon por el primer lugar de la zona sur quedando a solo dos juegos del líder Charros de Jalisco, quien a su vez sacó un juego de ventaja al Diablos Rojos.


JUEGO PERFECTO POR FRANCISCO MAYTORENA CONEJO DIAZ Y NICOLAS GARCIA CON  EL CATCHER EDGAR TIBURCIO
El problema fue que para en aquel entonces los cuerpos de pitcheo no contaban con tantos lanzadores relevistas como en la actualidad, era otro Beisbol.


ALEJO Y ERNESTO PERALTA
Recuerdo que durante los primeros días de funcionar el nuevo sistema estuvo por la ciudad de México el famoso buscador dominicano Eppy Guerrero, quien me indicó que para usar ese sistema se debe tener a muchos más pitchers de los acostumbrados en un equipo de pelota. Hay pitchers que pueden lanzar con poco descanso al durar solo tres entradas pero hay otros que tomarán ese trabajo  de pocos innings  como si hubieran tirado nueve y necesitará los cuatro días de descanso.
El sistema tenía lo suyo y los Tigres tuvieron dos buenas campañas, pero se tuvo que volver al mismo sistema que seguía en el Beisbol. Los cinco abridores y los relevistas para que luego, ya cerca del final del siglo XX, comenzara a usarse el sistema del cerrador, del preparador, de los que tiran antes de este y los serpentineros situacionales. Ya fue algo muy estudiado y los equipos cargan hasta con 12 o 13 equipos, tanto así, que generalmente cuando se necesita un bateador emergente, un real bateador emergente, no hay nadie, ni en Ligas Mayores, porque su lugar está ocupado por alguno de los muchos lanzadores que deben tener en el equipo.
-o-


FRANCISCO MAYTORENA
Al paso del tiempo me encontré  un día con el Lic. Antonio Ramírez Muro que fue presidente de la Liga Mexicana por 20 años y me dijo: “No cabe duda que el Ingeniero  Peralta tenía razón y los equipos casi usan el sistema que inventó al poner a tantos pitchers de relevo. Era don Alejo un visionario del juego.”
-o-
Después de abandonar la idea de los tres pitchers por juego los mismos Tigres, pero ya con Carlos Peralta al frente del equipo, dio orden que todos sus abridores lanzaran solamente cuatro entradas y luego los relevistas. Ya entonces los Tigres estaban en Puebla allá por el 2004 y su jefe de la oficina, Chito Rodríguez, le indicó a Peralta que lo mejor era dejar al abridor cinco innings para que pudieran tener derecho a la victoria según los reglamentos de anotación y Carlos Peralta estuvo de acuerdo y utilizaron por un buen tiempo ese sistema, logrando el campeonato en el 2005.


CONEJO DIAZ
En una ocasión el pitcher zurdo Jesús Guzmán  llevaba un juego sin hit ni carrera en cinco entradas y era un juego a siete innings por ser parte de un doble juego, pero las órdenes son órdenes y el manager Ché Reyes lo quitó después de cinco actos porque así eran las órdenes. Guzmán no pudo ir por su juego sin hit ni carrera, siendo relevado por Cecilio Garibaldi que terminó el juego sin hit en un triunfo de 2-0 sobre Poza Rica. Eso fue el 24 de marzo del 2006
-o-
En el principio del Sistema Peralta, los juegos sin hit ni carrera estuvieron a la orden del día con este nuevo sistema de un pitcher por cada tres entradas. El primero vino la noche el 24 de marzo de 1971 en el Parque del Seguro Social en un juego de los Tigres contra el Aguila que manejaba Tony Castaño.
Comenzó lanzando Francisco Maytorena que retiró en orden las tres primeras entradas, siguiéndolo el “Conejo” Díaz con otros tres innings perfectos. Faltaba solamente una entrada no solo para el juego sin hit ni carrera sino para el perfecto.


FUE PERALTA EL ZAR DEL BEISBOL
El encargado en terminar la hazaña lo fue Nicolás García, un pitcher de brazo de hierro que era prospecto de Grandes Ligas antes de lesionarse. Y Nicolás García  sacó la séptima entrada en orden, el último out en rola a tercera, y los Tigres habían logrado un juego perfecto combinado. Me imagino que don Alejo no estuvo nunca tan feliz en el Beisbol como ese día  en que su nuevo sistema de los tres pitchers por juego había logrado un perfecto.


BETO AVILA
Como para que cantara aquella pieza musical del trío  Avileño de “Beto Avila al bat” en que después que la letra nos explica que dio un jonrón en el Yanqui Stadium en la canción, todos cantan en coro aquello de : ¡Te lo dije, te lo dije, te lo dije …..”
En el vestidor del Aguila había un silencio sepulcral cuando los cronistas entramos para pedirle alguna opinión al manager Tony Castaño que estaba que aun siendo tan hablantín, había quedado casi mudo.
No se por qué razón el amigo y destacado cronista Jorge de la Serna estaba molesto por el juego perfecto y hasta le reclamó a Tony diciéndole: “¿No se les ocurrió por lo menos tocar la bola para romper el juego sin hit?.”
Castaño se quedó  mirándolo como alguien que de un momento a otro va explotar, pero conservó  su calma y decencia respondiéndole: “Chico, eso no se usa desde los tiempos que la gente usaba un bombín en la  cabeza y tenían bigotes como  el manubrio de la bicicleta”.
Mientras tanto todo era locura en las gradas felinas y el Sistema Peralta se había prácticamente inaugurado con un juego perfecto. Tigres ganó 3-0 con dos jonrones de Celerino Sánchez.


A los pocos días, el ocho de abril de ese mismo 1971, tres pitchers del Tigres lanzaron sin hit ni carrera en Poza Rica en otro triunfo de 3-0, comenzando Enrique Icedo, siguiendo José Leyva, tres entradas cada uno, y en el último inning otra vez con Nicolás García  terminando la obra maestra. Icedo y Leyva pitchers zurdos, Nicolás, derecho. Fue otro juego de siete innings y parte de un doble juego. En 10 días el sistema Peralta había  producido dos juegos sin hit ni carrera y los que defendíamos el sistema tradicional de nuestro querido Beisbol tuvimos que esconder la cabeza como las avestruces.


EL CUADRO DEL MILLON MURILLO REMES KIKO Y ESQUIVIAS
Alejo Peralta ya estaba en la cima del mundo como empresario y hombre de mucho de dinero, ahora  estaba en la cima como inventor en el Beisbol al que tanto quería y lo apasionaba.
El sistema no duró  por mucho tiempo pero lo que se hace en el Beisbol actual, en cuestión de tradición,  es peor a lo de tun pitcher por cada tres entradas. Vemos juegos de hasta ocho y nueve pitchers por un equipo. Y son partidos cercanos a las cuatro horas como en la pasada Serie del Caribe en que casi todos duraban las cuatro horas.     


No hay comentarios:

Publicar un comentario