Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

domingo, 14 de diciembre de 2014

LA POSTAL DEL DIA
LA SERIE MUNDIAL DEL SUBWAY

LA rivalidad de Yanquis y Medias Rojas es tremenda pero puede ser aun más grande la que existe en la ciudad de Nueva York entre los Yanquis y los Mets, los dos ubicados en la ciudad más famosa del mundo. Los Yanquis nacieron en 1903, los Mets hasta 1962, pero antes que llegaran a la gran ciudad de la que tan bien cantó Frank Sinatra, perdieron a los Dodgers de Brooklyn que se fueron a Los Angeles y a los Gigantes que se marcharon a San Francisco.
En 1958 la ciudad de Nueva York se quedó con solamente los Yanquis y los que eran aficionados al Dodgers y Gigantes le dieron la espalda al Beisbol, maldiciendo a los propietarios que los habían  dejado sin sus equipos favoritos.
Y como buenos aficionados de Dodgers y Gigantes, odiaban a los Yanquis, por lo que solamente iban de vez en cuando al Yanqui Stadium para animar al equipo que visitaba la ciudad.
Finalmente en 1962 surgieron los Mets y con un gran acierto en promoción nombraron manager a Casey Stengel que Yanquis había dejado fuera al terminar la Serie Mundial de 1960. Los Mets jugaron los primeros años en el mismo Polo Grounds que era casa del Gigantes pero para 1964 ya estaba listo su nuevo y flamante estadio que se llamó Shea en honor al personaje que estuvo luchando años y años para que regresara un tim de la Liga Nacional a Nueva York.
En su primer año como equipo de expansión en 1962 los Mets impusieron record de derrotas con 120 y una vez le pregunté a un taxista cuál era la razón que la gente iba ver al Mets. Me contestó que eran tan malos que daban pena y había que apoyarlos.
Los Yanquis siguieron ganando campeonatos hasta 1964 para entrar en un periodo oscuro de su historia que duraría muchos años y mientras los Bombarderos del Bronx dejaban de ser el gigante de las Ligas Mayores, los Mets fueron subiendo y para 1969 tenían a Nueva York en el puño de sus manos al ganar aquel campeonato  memorable y la Serie Mundial  al gran favorito Orioles de Baltimore. Los llamaron los “amazing” (asombrosos) Mets y mientras toda la ciudad estaba entregada a este equipo, los Yanquis languidecían en la casa que Babe Ruth construyó. Fue entonces que para 1973 llegó con gran empuje George Steinbrenner y comenzaron a cambiar las cosas Al llegar los tiempos de los agentes libres, Steinbrenner devolvió su grandeza a los Yanquis,  a la cima, ganando tres campeonatos seguidos de 1976 a 1978. Los Mets, por su parte, seguían teniendo buenos jugadores y estrellas como Dwight Goden que reemplazó a Tom Seaver. Y los aficionados se preguntaban cuando llegaría el momento de una Serie Mundial entre Yanquis y Mets.
Pasaron muchos años todavía y antes llegaron los juegos interligas que fueron una auténtica guerra civil.
Finalmente en el año 2000, al arribar el siglo XXI, vino  la tan esperada Serie Mundial de Yanquis y Mets. Fueron juegos a morir, como con aquel bat que se le rompió a Mike Piazza del Mets al batear contra Roger Clemens de Yanquis y este le tiró un de las partes rotas hacia donde iba el bateador sin bat. El primer juego fue uno de entradas extras, 12,  que decidió el dominicano José Vizcaíno con un hit de línea al jardín  izquierdo.
Joe Torre fue el manager de los Yanquis y Bobby Valentine de los Mets. Por ese tiempo los Yanquis llegaron a imponer un record que difícilmente será  igualado en Series Mundiales: 14 victorias seguidas. Ganaron los cuatro últimos de la serie contra Bravos de Atlanta en 1996, le ganaron cuatro juegos seguidos a los Padres de San Diego en 1998 y cuatro al hilo a los Bravos en 1999. Con los dos primeros triunfos en el Yanqui Stadium conra los Mets en el 2000, llegaron a 14 victorias seguidas en clásicos de octubre para ser finalmente frenados en el tercer partido que el “Duque” Hernández perdió en el Shea Stadium. fue primera derrota del Duque en post temporada después de ocho victorias.
Los Yanquis ganaron los otros dos juegos y un hit del venezolano Lis Sojo empujó la carrera del título al final del quinto juego también en la casa de los Mets. Yanquis ganó en cinco juegos la Serie Mundial del Subway, primera en Nueva York desde 1956 cuando se enfrentaron Yanquis y Dodgers en aquel clásico en que Don Larsen lanzó el juego perfecto.

Derek Jeter fue elegido el jugador Más Valioso de la primera Serie Mundial entre Yanquis y Mets, la única que se ha visto hasta ese momento. Jeter bateó para .409 (22-9) y dos jonrones. 
EL FINAL DE LA SERIE DEL SUBWAY CON MARIANO RIVERA








DEREK JETER EL MAS VALIOSO

No hay comentarios:

Publicar un comentario