Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

miércoles, 1 de octubre de 2014

SERIE MUNDIAL DE 1954

CUARTO JUEGO

GIGANTES BARRE AL INDIOS

OCTUBRE DOS DE 1954

CLEVELAND, OHIO




ESTADIO MUNICIPAL
UN total de 78,102 aficionados ven con estupor el sábado dos de octubre de 1954 como para la quinta entrada los Gigantes ya tienen una gran ventaja de 7-0 y el equipo que ganó 111 juegos para nuevo record  en la Liga Americana no puede ganar uno solo en la Serie Mundial ya que el equipo de Nueva York  termina venciendo 7-4 para barrerlos en solamente cuatro partido. El zurdito Don Liddle es el pitcher ganador, el mismo que relevó en el primer juego cuando Vic Wertz dio aquel kilométrico batazo que Willie Mays atrapó por los 480 pies en lo profundo  del jardín central y que prácticamente decidió el rumbo de la serie. Liddle es relevado por el nudillero Hoyt Wilhelm  y terminó el abridor John Antonelli con un trabajo de una entrada y dos tercios.



LEO DUROCHER, SU ESPOSA LAIRANE DAY Y WILLIE MAYS 
Este es el mayor triunfo del famoso manager Leo Durocher, quien en el cuarto juego no usa a su gran héroe Dusty Rhodes al que lo deja en la banca y Monte Irvin finalmente se puede lucir al no ser removido del partido al conectar dos hits en cuatro veces con dos carreras empujadas. Bob Lemon, que perdió el primer juego en 10 entradas, abre por Indios pero esta vez es víctima de dos errores de sus compañeros temprano en el juego.


MONTE IRVIN 
Gigantes anota dos carreras en la segunda con base al “Ametralladora” Thompson, doblete de Irvin, línea de Dave Williams a primera quien quiera hacer el doublé play en segunda y tira mal para que anote una carrera. Y el jardinero Wally Westlake se le escapa un elevado de Wes Westrum para que entre la segunda de los neoyorquinos.


En la tercera entrada los Gigantes toman ventaja de 3-0 con sencillos de Alvin Dark, Don Mueller y Willie Mays que produce. En la quinta los Gigantes llenan la casa con hits de Dark y Mueller así como pasaporte a Mays. Allí sale Lemon y releva el zurdo Hal Newhouser que le da base por bolas al zurdo  Thompson y entra una de caballito. Un sencillo de Irvin trae dos carreras más y Westrum produce con elevado de sacrificio para la ventaja de 7-0 que molesta a los  aficionados.
En el cierre del quinto los Indios hacen un esfuerzo por volver ya con dos outs hay dos errores seguidos del Gigantes y el emergente Hank Majeski, bateando por el relevista Ray Narleski, se vuela la barda izquierda para las primeras tres carreras de  Cleveland.
En el séptimo anotan una más los Indios con sencillos de Vic Wertz,  Jim Hegan y Westlake. Allí releva el zurdo Antonelli y domina al zurdo Dave Pope en rola a sus manos.

BETO AVILA 

Beto Avila se va de 4-0 y solamente se embasa en su cuarto turno ya que después de poncharse en un pitcheo picado el catcher tiene que tirar a primera y el inicialista suelta la bola para un error. Termina dando tres hits en la Serie Mundial con un average de .133 con los Indios bateando solo .190. Vic Wertz es el único destacado con 16-8.
En el noveno Sam Dente recibe base pero Antonelli saca en fila los tres outs, el último de la serie en elevado de faul a tercera.
Con buenas taquillas cada jugador de los Gigantes recibe 11,147.90 dólares y cada uno del Indios 6, 712,50 dólares que son marcas para estos clásicos.
FRAY NANO
Dusty Rhodes es sin duda el Más Valioso de la Serie Mundial pero sería hasta el año siguiente cuando fue elegido Johnny Podres de los Dodgers de Brooklyn, que comenzaron a seleccionar al MV y la compañía  editora de la revista Sport regalando cada año un carro deportivo pequeño, el Corvette, al más destacado. Por un año de diferencia Dusty Rhodes no pudo estrenar carro.
Leo Durocher lució  como un genio por los cambios que hizo, sobre todo los de Dusty Rhodes en los tres primeros juegos, aunque Monte Irvin no quedó  muy contento con que lo quitaran a cada rato.

El famoso cronista “Fray Nano” escribió al terminar a serie: “Los Indios  se dieron cuenta al perder el pimer juego que no eran tan buenos como ellos pensaban y después perdieron la confianza en si mismos.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario