Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

domingo, 26 de octubre de 2014

LA POSTAL DEL DIA

EL PASBOL DE MICKEY OWEN

EN LA SERIE MUNDIAL DE 1941


Los Dodgers ganaban el cuarto juego de la Serie Mundial de 1941 por 4-3 y con dos outs y nadie en base en la novena entrada,Tommy Henrich abanicó el tercer strike, pero el pitcheo del relevista Hugh Casey, una curva bajita y adentro, se le escapó al catcher Mickey Owen y la pelota se fue hasta el "back stop" para que el bateador llegara a primera.
Entonces Joe DiMaggio dio línea de hit al izquierdo y Charlie Keller empujó a los dos embasados con doblete contra la alta barda derecha en el Ebbets Field de Brookyn para poner adelante a los Yanquis 5-4. Todavía Bill Dickey recibió base y Joe Gordon produjo otras dos para poner el juego 7-4. Asi terminó y los Yanquis tomaron ventaja de 3-1 en la Serie Mundial de 1941 que terminó al día siguiente con otro triunfo de Nueva York.
De no haber sido por el pasbol, considerado como la marfilada más grande en la historia de las Series Mundiales, los Dodgers habrían empatado la serie a dos juegos por bando.
LA PELOTA SE VA HASTA ATRAS Y HENRICH COMIENZA A IR RUMBO A PRIMERA BASE.


No hay comentarios:

Publicar un comentario