Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

viernes, 17 de octubre de 2014


¡EL REY PANCHO!

PANCHILLO RAMIREZ: DOBLE VIDA

COMO UN PITCHER SUPER ESTRELLA







PANCHILLO 
Cuando Panchillo Ramírez era un chamaco en su nativo San Luis Potosí, se cayó cuando estaba jugando en la azotea de su casa, afortunadamente de solo un piso, pero en la caída sufrió un fuerte golpe en la muñeca derecha. Para que no lo regañaran sus padres, Panchillo no dijo nada y el resultado fue que el hueso de la muñeca creció hacia afuera, pero sin causar problemas de movilidad. Al paso del tiempo dijeron que con ese hueso desviado en la muñeca, Panchillo podía lanzar la curva en forma natural.
Ya miembro del Salón de la Fama, Panchillo  Ramírez fue una gran estrella del pitcheo, tanto en la Liga Mexicana como en la Liga de la Costa y por ello se le llegó a llamar ‘’El Rey Pancho’’.

EL REY

Al final de 17 años en la Liga Mexicana logró 184 victorias, pero hubieran sido mucho más de no haber jugado algunos veranos con los Aguilas de Mexicali en la Liga Arizona-México y de no ser porque durante varios años de su carrera se jugaran sólo tres y cuatro juegos a la semana.
Fue un triunfador en la vieja Liga de la Costa, donde lanzó un juego sin hit ni carrera con los Yanquis de Ciudad Obregón y triunfador también en la nueva Liga Mexicana del Pacífico.
-o-


CHILE GOMEZ 

Tenía solamente 18 años de edad cuando Panchillo fue elegido para el tim mexicano que en 1948 compitió en la Serie Mundial celebrada en Managua, Nicaragua, un equipo manejado por Taco Martínez y Domingo Santana que incluyó a jugadores como el pitcher Fred Carrera y ‘’Pata de Loro’’ Arrieta. Panchillo vio acción en un juego contra República Dominicana que no tuvo decisión.
‘’Chile’’ Gómez, manager y todavía jugador al final de la década de los cuarenta y principio de los cincuenta, vio en acción a Panchillo con el equipo Ebano de la Liga del Golfo y en 1950 lo llevó al Tuneros de San Luis. Fue escogido como el ‘’Novato del Año’’ al tomar parte en 25 partidos y tener récord de 3-5, para un excelente promedio en carreras limpias de 2.81. Un año después, en 1951, alcanzó el estrellato con un club San Luis que fue llamado el de los ‘’niños catedráticos’’, debido a que incluía talentosos jugadores jóvenes.

Panchillo tuvo récord de 13-10 con 3.84 en 39 partidos e hizo una gran pareja con Ramiro Cuevas como los principales pitchers de un Tuneros que perdió el campeonato en la serie final con Azules del Veracruz. San Luis ganó la primera mitad y Veracruz la segunda y se enfrentaron en la serie por la corona que ganó Azules, en los que fueron los últimos momentos de Jorge Pasquel en el Beisbol.
En 1952 tuvo 10-17 con el mismo equipo potosino que, al poco tiempo de comenzar la campaña, se transformó en Diablos Rojos del México, siendo la primera ocasión en que el también llamado ‘’Conde’’ Ramírez estuvo con el Tim capitalino. Ese año fue Bibí Crespo el mejor pitcher del conjunto, con 18 ganados.
CON DIABLOS 
En 1953 Panchillo se fue con el equipo San Luis en la Liga Central y ese mismo año lanzó para los Aguilas de Mexicali en la Liga Arizona-México, mostrando su gran clase con récord de 9-3. En 1954 fue el pitcher campeón en la misma Liga de Arizona, con Mexicali, al tener marca de 18-9 y 3.51, entusiasmando a los Cardenales de San Luis que lo llevaron al Búfalos de Houston en 1955. Desertó del Houston, que era sucursal de los Cardenales, y regresó con Mexicali para ser otra vez el pitcher campeón de la Arizona-México.
-o-
En 1956 pasó Panchillo al Diablos Rojos del México con los que tuvo una temporada inolvidable, al ganar 20 juegos contra tres derrotas, para registrar un formidable promedio de 2.25 en carreras limpias, completando la gran cantidad de 25 juegos de los 41 en que tomó parte. Lanzó 232 entradas. Contando los dos cetros en Mexicali y el del Diablos Rojos, fueron tres títulos consecutivos de pitcheo los que obtuvo. Ganó la triple corona de pitcheo al ser campeón de ponches con 148.

Su gran campaña de 1956 en que ayudó a los Diablos a ganar el primer campeonato de su historia, despertó interés en los Sugar Kings de la Habana en 1957 y fue a tirar en la Liga Internacional de clase triple A. Llevaba récord de 2-2, pero otra vez sintió nostalgia y regresó a México con los Diablos. Explicó que Cuba estaba muy alborotada con la revolución de Fidel Castro y se regresó. Los terroristas de Fidel estaban poniendo  bombas en varias partes de La Habana.
Tomó parte en 25 juegos con Diablos en 1957 y sólo tuvo récord de 4-4. Pero llegó la primavera de 1958 y el momento que Panchillo nunca olvidaría: un gran triunfo sobre el poderoso Piratas de Pittsburgh que llegó a México para una serie de juegos de exhibición.


DANNY MURTAUGH Y ROBERTO CLEMENTE 
Por vez primera desde 1937, cuando llegaron los Atléticos de Filadelfia a México, se volvió a ver un club de las Mayores, con Danny Murtaugh de manager y con muy buenos jugadores como los bateadores Roberto Clemente, Bill Mazeroski, Dick Groat, el veterano, pero muy fuerte todavía, Ted Kluszewski, y  el gran torpedero  Dick Groat.


ALONSO PERRY
Ante un lleno completo en el primero de la serie, Panchillo y los Diablos Rojos le ganaron 5-3 al Piratas y Pancho se colocó a un solo strike de ganar por la vía de la blanqueada, pero el emergente Danny Kravitz, un catcher, dio jonrón de tres carreras con el strike que le quedaba pendiente. De todas maneras, ganó Panchillo por 5-3 con Alonso Perry y Beto Palafox conectando tres hits cada uno. El gran partido de Panchillo se agigantó cuando Piratas ganó los dos juegos siguientes por palizas de 23-1 al Tigres y de 10-2 al volver a jugar contra los Rojos.
Panchillo volvió a ser ‘’el rey’’, ganando 17 juegos y completando 16, con los Diablos terminando en segundo lugar, atrás de los Tecolotes de Nuevo Laredo. En 1959 repitió su gran año con los Rojos al ganar Panchillo otros 17 juegos, con 21 completos y 3.38 en efectividad. Tuvo seis blanqueadas. Los Diablos ganaron el play off, pero perdieron la serie internacional contra los Senadores de Austin de la Liga de Texas.
CHERO MAYER RECIBE TROFEO DE FRANCISCO BLANCO 


Por tercer año seguido, en 1960 Panchillo ganó 17 juegos para los Diablos, con 100 ponches y 16 juegos completos. Sin embargo, a fines de esta temporada, en la última serie del año, se quedó en su casa de San Luis y eso le originó una multa impuesta por el nuevo manager Chero Mayer y la directiva encabezada por el gerente Arnulfo Rodríguez. Para 1961, las relaciones de jugador y oficina no eran muy buenas y Panchillo fue cambiado al Sultanes de Monterrey por el también pitcher Rafael Fabela.

MIKE CUELLAR 
Panchillo sólo tuvo 9-18 en el 61, pero en 62 fue parte del que muchos consideran como el mejor equipo de la Liga Mexicana en la época moderna: Sultanes de Monterrey. Fue el campeón de la temporada con Sungo Carrera de manager y así estuvo integrado ese gran equipo:

C          Jaime Corella
1b        Alonso Perry
2b        Vinicio García
3b        Yaqui Ríos
SS        Lázaro Terry
OUF: Héctor Espino, Juan Delis, William Parsons, Bronco Rosales.
Otros: ArtieBurnett, Gallina Peña, Ray Garza.
Pitchers: Evelio Hernández, Panchillo, Mike Cuéllar, Mulo Alvarado, Juan Piedra, Memo López, Tony Díaz, Tony Dicochea, René Gutiérrez, Albert James.
Panchillo fue el máximo ganador de ese equipo campeón, con 18 triunfos, y líder en juegos completos con 16, así como tres blanqueadas. Uno de sus entonces compañeros, Mike Cuéllar, luego fue a Grandes Ligas para sus campañas inolvidables con los Orioles de Baltimore en que ganó una Serie Mundial y un trofeo Cy Young.
-O-


LAZARO SALAZAR Y PANCHILLO
Panchillo se reinventó como pitcher al perder velocidad y a base de curvas, curvas y más curvas, cambios y más cambios, volvió al estrellato donde ya había estado, por lo que tuvo dos vidas como lanzador. Una vez el gran jonronero mexicano Héctor Lara me dijo que su carrera se acabó cuando abanicó un cambio de velocidad de Panchillo: “Me comenzó a doler la espalda después de fallar ese lanzamiento y por ello me tuve que retirar cuando era joven todavía. Era un cambio de velocidad increíble el de Panchillo.”
-o-


MEMO GARIBAY
Para 1963 tuvo Panchillo récord de 14-13 y continuó siendo el pitcher del brazo de hierro con 33 juegos y 16 completos. De 1964 a 1966, sus tres últimos años con Sultanes, tuvo cifras de 9-10, 13-11 y 8-11.
Ahora Panchillo fue enviado a los Charros de Jalisco cuando nuevamente parecía listo para el retiro, pero el rey del pitcheo fue parte del Jalisco formidable que en 1967 ganó el campeonato de la Liga Mexicana con Memo Garibay como timonel. Pancho ganó 12 juegos y completó 14 con 2.75 en carreras limpias. Fue el equipo que tuvo al cubano Andrés Ayón como máximo ganador con 25 partidos y Juan Suby como pitcher monarca en carreras limpias.

ANDRES AYON 
En 1969 se fue a jugar al Campeche de la Liga del Sureste y ganó ocho partidos con 10 completos. En 1970 volvió a los Diablos Rojos como coach de pitcheo y apareció en cuatro partidos y siete entradas, en que sólo aceptó una carrera limpia. Se despidió por la puerta grande como un pitcher inmortal.
-o-
En el invierno de 1952-1953 fue Panchillo a lanzar con los Yaquis de Ciudad Obregón y tuvo temporadas invernales de 6-5, 8-11, 12-7, 12-8, 12-7. Tres temporadas seguidas con una docena de triunfos. Dos años fue líder en más innings lanzados, uno en ponches recetados, uno en juegos completos y tres el monarca en blanqueadas.


PITCHER INTELIGENTE
Un momento inolvidable de Panchillo, el 18 de diciembre de 1955, cuando lanzando para los Yaquis de Ciudad Obregón, dejó sin hit ni carrera al equipo Jalisco por el que perdió Ramiro Cuevas, el lanzador del juego perfecto. Ganó Pancho 4-0. Panchillo ganó 69 juegos en la nueva Liga Mexicana del Pacífico. En la vieja Liga de la Costa tuvo récord de 107-83.
-o-
En el invierno 1966-1967 tuvo marca de 15-4. Aquí está el relato de uno de los grandes momentos de Panchillo Ramírez en su carrera. El Rey, el Conde, vuelve a lanzar para usted.

¡Ay Jalisco no te rajes!


SUGAR KINGS DE LA HABANA

La noche del 14 de agosto de 1967, el Parque del Seguro Social presentó un aspecto poco usual. Más que cuidad de México, aquello parecía Guadalajara, y es que muchos aficionados llegaron de la Perla Tapatía para ver a sus Charros de Jalisco en acción contra los Diablos Rojos del México. Los Charros estaban al borde de la coronación y derrotando esa noche a los escarlatas 7-0 amarraron un empate final en primer lugar. Fue el primer título para Jalisco en la Liga Mexicana.
En las gradas del lado de tercera base, arriba de la caseta de los Charros, estaban los aficionados tapatíos acompañados de la ‘’tambora’’ que anima los juegos que se efectuaban en Guadalajara. El ambiente estaba en grande. Cada ataque del Charros, la tambora ayudaba con las notas emocionantes de ‘’Ay Jalisco no te Rajes’’. Sólo faltaba que Jorge Negrete llegara del más allá a cantar en pleno montículo.


EL REY AL SALON DE LA FAMA
Cuando el manager del México, Tomás Herrera, entraba a la lomita, esa misma orquesta interpretaba una canción de moda: ‘’Tomás, Tomás, que feo estás…’’.
Noche tapatía, noche de fiesta en el parque de pelota.
Panchillo Ramírez, el rey del control, fue el pitcher de los Charros para amarrar ese empate por la corona y lanzó un gran partido de sólo cinco hits, que fue su blanqueada número 30 en la Liga Mexicana. Y la número 30 llegó en un momento de gran oportunidad.


Por los Diablos comenzó Ramón Arano, que fue alcanzado desde la primera entrada para dos carreras. Ya con uno fuera, el consistente Eladio Urías singleó al central. Pepe Rodríguez dio hit al right que pifió el jardinero Wilfredo Arano, entrando la primera carrera en los spikesde Urías. Un hit de lldefonso Ruiz produjo la segunda carrera.
Los Charros estaban al frente y la tambora aceleraba el ritmo. En la sexta entrada los Charros añadieron dos carreras más para tomar ventaja de 4-0. Elrod Hendricks, quien dio 41 jonrones esa temporada, abrió la tanda recibiendo pasaporte y el dominicano Winston Llenas, quien reaparecía después de un ataque bronquial, dejó un toque perfecto por la raya de tercera. Un hit que puso Charros en segunda y primera, sin out.

PITCHER DE DOS GENERACIONES 
Estaban esperando el toque de bola, pero el manager Memo Garibay cambió la señal y el zurdo lldefonso Ruiz respondió con hit al left. La pelota se le pasó además, al jardinero izquierdo, Nicolás Vázquez y dos corredores llegaron a la goma.
Un gran equipo y con un rey en la lomita.
-o-
En 1982 fue elegido Panchillo al Salón de la Fama junto a  Bill Wright, Manuel Echeverría, Mario Ariosa y Horacio López Díaz, el gran “Macacho” que puso a la nueva Liga de la Costa del Pacífico en su mejor momento.
-o-
Usted puede obtener los uniformes de los viejos tiempos que aparecen aquí en ebbets.com  


1 comentario:

  1. ¡Hola Tommy! Excelente remembranza del gran Panchillo, que ya descansa en paz. Que completa la información que nos da y por sus comentarios en la Serie del Caribe. Muchas gracias. Le mando un gran abrazo desde Querétaro. Marco Antonio Asprón Pelayo.

    ResponderEliminar