Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

miércoles, 29 de octubre de 2014

DON JORGE PASQUEL

VISTO POR FRAY NANO

Por ALEJANDRO AGUILAR REYES “Fray Nano”

(Del capítulo escrito por “Fray Nano” en el libro sobre la vida de 

Jorge Pasquel editado en 1955)

Cuarta Parte

HIZO LO QUE NADIE PUDO HACER
EL LIBRO EL VERDADERO JOIRGE PASQUEL

Hemos apuntado líneas arriba que don Jorge Pasquel logró un control en la promoción beisbolera, como nadie lo había tenido.
Debemos agregar, salvo aquellas épocas en que el deporte se vio en el suelo, siempre hubo alguien pugnando por lograr ese dominio absoluto.
Sólo fue natural que, en esa pugna, tenía que surgir al fin alguien que lo lograse; un personaje que tuviese todo lo necesario para esa obtención.
Posiblemente el mayor bien que hizo don Jorge Pasquel al beisbol profesional mexicano fue el haber logrado ese dominio por el que tantos habían pugnado por tanto tiempo, pues se comprobó la promoción de este deporte no admite ese predominio.
Si de lo acontecido en los doce años que don Jorge Pasquel fue de hecho amo absoluto del beisbol profesional en México, se saca la enseñanza que es demasiado grandiosa la empresa para poder quedar supeditada a una persona, podrá darse por bien empleado lo que sucedió. Si bien sin que deje de lamentarse fue una lástima que teniendo tantos elementos para haber establecido el beisbol profesional en México a una altura enorme, hacerlo un negocio fuerte, serio, estable y querido, no haya sido así.



MINUTO DE SILENCIO POR JORGE PASQUEL EN LA INAUGURACION DEL PARQUE DEL SEGURO 1955
Mas no tiene objeto lamentar lo pasado, pues ya no tiene remedio. Sólo apuntemos eso de que de esa gestión poderosa y dominadora que ejerció don Jorge, dado que se esfumó todo por completo, puede sacarse la enseñanza de que ha sido una gran equivocación la pugna por el dominio por parte de una persona, de la promoción beisbolera profesional, y repetiremos que don Jorge Pasquel, que al fin la logró, sólo fue el resultado de la pugna que por largos años se había hecho en tal sentido.
Desde que este redactor empezó a enterarse de la promoción beisbolera en México, lo cual fue en 1928, la historia de ello ha sido una cadena sin interrupción de esa pugna por el dominio por parte de una persona.
El beisbol profesional resurgió en la metrópoli el año de 1917 al ser traídos los equipos cubanos Piratas y Naviera, primeros que llegaban a esta capital.


EL PARQUE DE BEISBOL REFORMA ESTABA AL LADO DEL ANGEL DE LA INDEPENDENCIA
El éxito dio pábulo a que se construyese el Parque Reforma, en el lado noroeste de la glorieta de la Columna de la Independencia, el mejor parque beisbolero que había habido en México hasta edificarse el magnífico del Seguro Social, que se hizo en el mismo terreno donde por más de 30 años estuvo el Parque Delta.
Dicho sea de paso, si don Jorge Pasquel hubiese llevado adelante el proyecto que hizo público de edificar un gran parque, su promoción sin duda hubiese tomado un derrotero muy diverso; pero era un hombre muy sagaz y sin duda se renuncia a hacerlo, se debió a que al hacer un balance de los activos con los que podía contar, encontró no eran suficientes para la gran empresa.



PARQUE DELTA
Bien ese Parque Reforma, tan bueno para la capital en aquel entonces como ahora lo es el del Seguro Social, fracasó prontamente, a causa de que los socios enfrascados en la empresa riñeron entre sí, porque cada uno de ellos quería ser el jefe.
A la sombra del éxito tenido en un principio por el Reforma y esa pugna de sus socios, se hizo el Parque Unión, al que ya nos hemos referido, en las calles de Ponciano Arriaga, y pronto la sociedad que había edificado sus tribunas y granderías se declaró en quiebra, abandonando, porque sus dos socios no pudieron entenderse ni entre sí, ni con don Carlos Chambon, propietario del equipo local de cartel entonces: el Nacional.


ERNESTO CARMONA Y RAMON BRAGAÑA
Entonces apareció en escena Ernesto Carmona, designado Administrador por los hermanos maristas, que tenían el usufructo del terreno y que por el contrato con la sociedad que había edificado las tribunas y graderías, quedó en poder de ellas.
Ya entonces el que escribe pudo darse cuenta en mucho mejor forma de esa pugna por el dominio. Resucitó el deporte en el Campeonato del Centenario, 1921, y pronto se estableció la pelea por el dominio entre los jefes de los dos equipos principales: Deportivo Internacional y Ty Cobb, que poco después cambio su nombre a México.


TY COBB
Pareció liquidada cuando el Deportivo disolvió su club, dejando al México dueño absoluto del terreno. Pero antes de mucho se fraccionó el terreno que ocupaba el parque y apareció de nuevo la pugna: Carmona logró le fueran vendidas las tribunas que iban a derrumbarse y la cesión de un terreno adyacente al Colegio Franco Inglés, en la Calzada de la Verónica, ahora Melchor Ocampo, en tanto don Delfín Algara, patrocinador del México, consiguió apoyo financiero para hacer un parque en la colonia de Santa Julia, que fue un fracaso.
Carmona quedó en poder de la situación; don Delfín Algara tuvo que abandonar el México y este equipo, como sólo era lógico, buscó el amparo de Carmona.


Pero éste pensó sus recursos no eran suficientes para atender al equipo y buscó ayuda para ello, encontrándola en Homobono Márquez, manager sonorense que había traído dos equipos de su tierra y el cual era ayudante del general Álvaro Obregón, entonces Presidente de la República.
Pronto Homobono se hizo dueño de la situación; de hecho disolvió al México para formar otro equipo de su gusto, trayendo para ello sonorenses y mexicanos del sur de los Estados Unidos.
Carmona tenía el parque, pero no equipo para que funcionara, y hubo de conformarse con quedar en segundo término en cuanto al dominio.

FUNDACIÓN DE LA LIGA MEXICANA



Pero duró poco esta situación. Terminó el período presidencial del general Obregón, que regresó a Sonora para dedicarse a negocios de agricultura, y, como era natural, Homobono marchó con él, disolviéndose su equipo, al que llamaba México-Sonora.
Esto sucedió a fines de 1924. El que escribe acababa de regresar de Texas, donde había permanecido todo el año, y de su estancia ahí aprendió que la única forma de hacer verdadero beisbol era formando ligas, o sea torneos periódicos.


LA ACTRIZ MEXICANA LUPE VELEZ CON EL GORDO Y EL FLACO 
Al quedar disuelto el equipo de Homobono Márquez, servidor comunicó su idea a Carmona y fue el inicio de la Liga Mexicana, cuyo primer campeonato se efectuó en 1925.
Volvió a organizarse el México, bajo el mandato del  ahora licenciado Eduardo Ampudia, magnífico pitcher al que apodaban Gualo, que había sido uno de los principales fundadores del club, que, como hemos dicho, empezó en 1918, llamándose Ty Cobb.


CELIA MONTALBAN UNA ACTRIZ DE AQUEL TIEMPO
Si dicho México hubiese ganado ese primer campeonato de la Liga Mexicana, que estuvo en su mano, tal vez el beisbol nacional hubiese tomado un diferente derrotero; pero un cúmulo de circunstancias lo evitaron, quedando en poder del Regimiento 74, del general Andrés Zarzosa, club prácticamente de cubanos. Por razón lógica, el citado general se convirtió en el hombre que quería ser el todo en el deporte y antes de mucho la Liga sufrió un colapso, teniéndose que convertir en amateur y jugando sólo mexicanos, buscando el desarrollo de jugadores nacionales.
Se logró, pero en medio de la indiferencia del público. Al ya haber varios elementos mexicanos de valía, reapareció Homobono Márquez.
Al ser asesinado el general Obregón, poco después de haber sido reelecto para la Presidencia, Homobono encontró fácil acomodo en el gobierno, como un cargo de importancia en los Establecimientos Fabriles Militares, y pronto procedió a integrar un equipo, que marcó una de las brillantes etapas en los anales del deporte, llamándose primero Fabriles y más tarde Aztecas.
Mientras tanto Carmona perdía la concesión del terreno en que había construido el Parque Franco-inglés, y el Delta, que se había hecho para campo deportivo de los trabajadores de la Compañía de Luz y Fuerza, se convirtió en la catedral del beisbol capitalino, teniendo Homobono la primacía para su usufructo, situación que duró cinco años.

EL PRIMER AZULES DEL VERACRUZ 1940
La Liga Mexicana quedó en segundo plano, teniendo que efectuar sus juegos en parques secundarios y darse por feliz de ello.
Durante ese lapso, un antiguo ferviente fan, que había sido pitcher, Jorge Bixler, norteamericano pero que llevaba muchos años de residir en México, y que ya en otra época había tenido un parque secundario por Balbuena, edificó otro al parecer mejor situado que el Delta, en el vértice de la Calzada de Chimalpopoca y la calle de Isabel la Católica, siendo su mira indudable quitar la hegemonía a Homobono; pero fracasó en el intento.


HUBO UN PARQUE DE BEISBOL EN EL CENTRO HISTORICO
Se buscó un entendimiento entre ellos, organizándose un torneo usándose ambos parques y los equipos de los dos en pugna; pero no fue posible. Los dos querían que se hiciese su voluntad y como el nuevo local no agradó mucho al público, Bixler perdió la batalla.
Continuará


No hay comentarios:

Publicar un comentario