Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

domingo, 31 de agosto de 2014

EN 1938

HANK GREENBERG LLEGO A 58
JONRONES FALTANDO 5 JUEGOS
PERO NO PUDO LEGAR A LOS 60
-O-



HANK GREENBERG
Para la temporada de 1938 la marca de 60 jonrones por Babe Ruth en la temporada de 1927 era el máximo record por alcanzar y por eso el cañonero Hank Greenberg sacudió al mundo de la pelota al llegar a 58 cuadrangulares cuando le faltaban cinco juegos por celebrar en esa campaña. Fue el 27 de septiembre que en el segundo de un doble juego bateó dos jonrones y totalizó 58 por lo que el mundo deportivo de Estados Unidos se unió a la caravana en donde Greenberg iba a jugar sus últimos partidos ya que había una gran oportunidad que alcanzara a Babe Ruth y hasta lo pasara.
GREENBERG
Hank Greenberg era un bateador derecho de mucho poder, alto y muy fuerte, que había tomado ya parte en dos Series Mundiales con los Tigres de Detroit y estaba en su mejor momento, con juventud y pujanza. Greenberg fue el primer gran estrella judío en las Ligas Mayores y aunque hubo otros, no con la fama de Greenberg.
Ahora estamos en 1938 cuando Joe DiMaggio tenía su tercera temporada en Ligas Mayores y era el que recibía mayor publicidad al ser un gran jardinero a la defensiva, cosa que Greenberg nunca la tuvo, aunque finalmente fue convertido en primera base y hacía una trabajo adecuado.
Al paso de los años otro jugador hebreo que se hizo de gran fama lo fue el gran pitcher zurdo Sandy Koufax con los Dodgers de Los Angeles.
Para 1938 había ya muchas razas en el pueblo americano y división entre los inmigrantes, unos de origen italiano, alemán, de todos los países de Europa.
En el deporte, sin embargo, nunca ha importado la raza ni la nacionalidad, sino lo que el atleta pueda hacer a favor del equipo de casa y en Detroit todos los aficionados vitoreaban a Greenberg como su mejor jugador a la hora de la ofensiva.


RUTH Y GREENBERG
En 1938 estaba Babe Ruth con los Dodgers de Brooklyn actuando  como coach y de vez en cuando se anunciaban exhibiciones  de bateo  por el “bambino” antes del partido. Con el gran año de Greenberg, muchos le peguntaron si podría alcanzar su marca. ¿Qué podía contestar él?. Me imagino que por dentro el gran Babe deseaba que su record se mantuviera pero no podía actuar como si tratara de ponerle un maleficio a Greenberg.
-o-
El juego siguiente de Greenberg fue el 28 de septiembre en Detroit y fue allí donde se notó que la presión se había apoderado de Greenberg, que se fue de 3-0. Fue un juego contra el mediocre Cafés de San Luis que Tigres ganó 12-0. El 29 de septiembre dio un sencillo en solamente cuatro veces al bat también en Detroit y ganado los Tigres 6-2.

No jugaron el antepenúltimo día que le faltaba al rol hasta el sábado primero de octubre contra los Indios en Cleveland y en una blanqueada de 5-0 al equipo felino, Greenberg bateó de 4-0. Se habían esfumado tres de las cinco oportunidades.



Habían pasado tres de los cinco juegos que le faltaban y seguía en 58, quedado ahora un doble partido para terminar la temporada contra el mismo Indios el dos de octubre.
AUTOGRAFO DE GREENBERG
Ya era muy difícil pero no imposible que Hank Greenberg conectara dos jonrones en el doble partido, pero en el primero solamente dio un doblete en cuatro veces y la expectación quedó para el último juego del día. Pero bien decían  que si no lo pudo hacer en los juegos anteriores, no lo haría  en el último encuentro.
En el segundo juego del día y último de la temporada, Greenberg bateó tres hits, pero todos ellos sencillos, en una victoria para los Tigres 10-8, pero se quedó a dos jonrones de alcanzar la marca sagrada de Baba Ruth.
Curiosamente Ruth era de ascendencia alemana.
Ese año Greenberg produjo 146 carreras y bateó .315.
-o-
Greenberg debutó en Ligas Mayores en 1930 a los 19 años solamente pero en 1941 dejó al equipo para entrar al ejército cuando todavía  no estaba Estados Unidos metido en la guerra. Viendo lo que estaban haciendo los alemanes con la raza judía, decidió dejar al Beisbol y prepararse para el combate.
Pero antes, en 1940, ayudó a los Tigres a ganar el campeonato de la liga Americana y romper una racha de cuatro campeonatos seguidos ganados por los Yanquis. La Serie Mundial fue tremenda y Rojos de Cincinnati la gano en siete juegos, pero Greenberg produjo seis  carreras, dio un jonrón y bateó .351. Estuvo en cuatro Series Mundiales en que terminó bateando .315, con cinco jonrones.


DE JUGADOR A SOLDADO
Terminada la segunda guerra  como había  sido el primer jugador reclutado, fue el primero en ser liberado y regresó en la parte final de la campaña de 1945 para ayudar a los Tigres a ganar el campeonato y esta vez se llevaron el anillo de la Serie Mundial ganando en siete juegos a los Cachorros de Chicago. Es última ocasión que los  Cachorros  han estado en un clásico de octubre.
En lo que quedaba de 1945 bateó .311 con 13 cuadrangulares y 60 carreras empujadas. En la Serie Mundial bateó .364 con dos cuadrangulares y siete carreras empujadas para ser el héroe bateador en la victoria de los Tigres.
Greenberg terminó su carrera con .313 de porcentaje de bateo y 331 cuadrangulares.
En su último año, 1947 y cuando había firmado un gran contato de 85,000 dólares con Tigres,  lo cambiaron a los Piratas de Pittsburgh y se unió a un joven jardinero llamado Ralph Kiner que sería lider jonronero de la Liga Nacional por siete temporadas seguidas. Incluso los Piratas acercaron la barda del jardín izquierdo en el “Forbes Field” en aquellos años para que Greenberg y Kiner dieran más  cuadrangulares, colocando los bull pens antes de la barda. Y la pelota que caía allí era jonrón naturalmente.  Sin embargo Greenberg ya estaba al final del camino y dio 24 jonrones con .249 para retirarse después de ese año. Primero llamaron a ese lugar como “los jardines de Greenberg” ,a los bull pens del jardín  izquierdo, luego fueron los jardines de Kiner. Los dos eran bateadores derechos. (Greenberg Gardens y Kiner Gardens).
-o-
Greenberg bateó 46 jonrones en 1946 y 41 en 1940, por lo que era un auténtico jonronero,
-o-
Una vez terminada su carrera de jugador siguió en el Beisbol como jefe de buscadores de los Indios de Cleveland y fue el que firmó o a Larry Doby, el primer jugador de color de la Liga Americana. También mando a buscadores para ver a Willie Mays, Hank Aaron y Ernie Banks, pero su gente le indicó que no tenían capacidad para Ligas Mayores. ¡Imagínese!.

En poco trmpo fue gerente de los Indios siendo uno de los jefes que tuvo Beto  Avila en su paso por 10 años con la tribu. Beto me dijo que siempre tuvo una muy buena amistad con Greenberg, al que conocí  y platiqué en una ocasión durante la Serie Mundial de 1961.

Luego se dijo que podría ser uno de los accionistas de un nuevo equipo de Liga Americana en Los Angeles pero ya se retiró del Beisbol para luego tener un buen en un banco. Murió  en 1987 a los 75 años de edad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario