Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

martes, 29 de julio de 2014

.
EL LIBRO DE CANANEA

EL SUPER MANAGER
CANANEA REYES

CAPITULO 26



SALOME BAROJAS
El relevista Salomé Barojas, de Córdoba, Veracruz, estuvo tan bien con los Diablos Rojos en 1988 que al final de la temporada mexicana que fue llevado por los Filis de Filadelfia de regreso a las Ligas Mayores donde estuvo en unos juegos. Y antes Barojas había sido pitcher de los Medias Blancas de Chicago y los Marineros  de Seattle en la gran carpa. Fue durante la huelga de Grandes Ligas en 1981 que un domingo se presentaron al Parque del Seguro el jefe de buscadores de los Medias Blancas, Roland Hemond y el manager del equipo, Tony LaRussa.

TONY LARUSSA

 Los dos habían venido para ver al pitcher Salomé  Barojas del cual habían recibido muy buenos reportes por parte de Angel Vázquez y su grupo de scouts en América Latina.
Recuerdo  que Hemond y LaRussa vieron  Barojas tirar en el bull pen y ya para el 1982 estaba con los Medias Blancas para tener una gran campaña de 21 juegos salvados y un record de 6-6, con 3.54. 
ROLAND HEMOND
Fue el año que los Medias Blancas ganaron su zona por 20 juegos de ventaja y eran grandes favoritos para ir a la Serie Mundial, pero los Orioles de Baltimore le ganaron rápidamente la serie por la corona de la Liga Americana.
En aquella temporada de 1982 los Yanquis, debido al mal tiempo, mucha nieve, tuvieron que inaugurar su campaña con un doble juego contra los Medias Blancas que ganaron los dos partidos con Barojas salvando el segundo juego.


En el primer partido de la doble jornada inaugural, con un frío tremendo, Chicago ganó 3-2 en 12 entradas y perdiendo el famoso Rich Gossage, el ganso, y el segundo  también para Medias Blancas 2-0. Relevó Barojas en la séptima entrada al abridor zurdo Britt Burns que había lanzado solamente ceros en seis innings y Salomé retiró las tres últimas vueltas en cero carreras, un ponche y cero bases. Barojas pasaba de las 90 millas con su velocidad y tenía un slider endemoniado.

CANANEA REYES 

Fue pues un gran principio para Barojas en las Ligas Mayores. Un año después tuvo marca de 3-3 y 2.47 con 12 juegos salvados y un año después lo cambiaron al Marineros de Seattle donde tuvo 9-7 y 4.41 en 1984 y 0-5 en 1985 al lesionarse y entonces regresar a la Liga Mexicana con los Diablos.   
-o- 
La serie final de 1988 fue entre los Saraperos de Saltillo y los Diablos  Rojos con los dos primeros celebrándose  en el parque del Seguro Social. Y para la final el ex catcher Sergio Robles había  dejado el mando de los sarapes y su lugar fue tomado por el que fuera gran pitcher Pepe Peña.  Armando Guadiana, últimamente my metido en la política, era el gran jefe de los Saraperos y siempre fue una persona muy atenta  y agradable.
PEPE PEÑA
Al comenzar la final en la capital el magnate Armando Guadiana le dio  material a los cronistas al colocar teléfonos con el que el directivo se comunicaba con Moi Camacho que estaba como asesor en la banca. Luego veríamos al Ingeniero Alejo Peralta tener teléfonos  de esos “walkie-talkies” en otros play offs con sus Tigres.
El primero juego de 3-0 para Diablos con Ben Morrow siendo el pitcher ganador  venciendo al zurdo Ricardo Solís que ahora era parte de Saraperos tras sus grandes campañas con los Rojos. En este primer partido hubo un jonrón de Nelson Barrera.
El segundo juego, también en la capital, fue ganado por Diablos 7-2 con pitcheo de Freddy Arroyo   con cuadrangular de tres carreras por  Lorenzo Bundy.
-o-


EL AUTOR
La serie se trasladó a Saltillo y una de las noches el Ingeniero  Armando Guadiana dio una gran cena en el rancho de su propiedad, donde el mismo directivo cantó varia canciones mexicanas acomañadas con el mariachi y luego el compañero Alejandro León, con muy buena voz, interpretó varias canciones al estilo de Jorge Negrete. Fue un muy agradable mano a mano y don Armando Guadiana fue un gran anfitrión y recuerdo que en esa serie estuve con el grupo de Canal 13 de la capital  que puso los juegos para todo México en la TV.


A pesar de la desventaja de dos juegos a cero en la serie final había gran entusiasmo en la ciudad de Saltillo con la esperanza de una reacción del equipo de casa y el boletaje quedó agotado para el tercer partido de la final, el primero en Saltillo.

Continuará. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario